El Arctic Freezer i11 CO permite funcionar de manera continua.

Escrito por Juan Diego de Usera

Arctic ha anunciado su nuevo disipador para procesadores, el Arctic Freezer i11 CO. Diseñado para un funcionamiento continuado 24/7, el Arctic Freezer i11 CO proporciona hasta 150 vatios de capacidad de enfriamiento con una vida útil superior muy superior a los disipadores de la competencia. La abreviatura que lo dice todo es “CO”, que es sinónimo de “funcionamiento continuo” (Continuous Operation).

La garantía del funcionamiento continuo sin problemas para garantizar que se disminuya la temperatura de los procesadores instalados en equipos con funcionamiento continuo como servidores. Equipado con doble cojinetes de bola de fabricación japonesa, el ventilador reduce la fricción de rotación y es significativamente menos sensibles al polvo y a las altas temperaturas. En comparación con los modelos estándar, la esperanza de vida es hasta cinco veces superior, sin el más mínimo compromiso en el rendimiento.

Basado en el Arctic Freezer 7 Pro, el Freezer i11 CO ha mejorado considerablemente el flujo de aire, la capacidad de refrigeración, el nivel de ruido y la seguridad en el traslado de equipos. Independientemente que el usuario sea un experto en la instalación de equipos electrónicos como si es un novato, el Arctic Freezer i11 CO se puede instalar en tan solo unos cuantos minutos, lo que evita los grandes periodos de espera de los servidores y aumenta el rendimiento económico de las inversiones realizadas en ellos.

Gracias al análisis del caudal de aire y su movimiento en el interior del marco del ventilador, también se ha incrementado la eficiencia del ventilador de 92 mm con conexión PWM que incluye el nuevo disipador de Arctic. De esta manera, los beneficios para el usuario no sólo se centran en una mayor capacidad de refrigeración, sino también en un nivel de ruido más bajo. Las heat pipes de cobre emplean la tecnología de contacto directo con lo que aseguran que el calor se puede disipar especialmente rápido hacia las aletas. Para garantizar que el disipador consigue el flujo de aire necesario que necesita, el Freezer i11 CO es extremadamente versátil y puede montarse de acuerdo a las preferencias individuales o a las necesidades de los equipos gracias al empleo de una placa posterior estable, la cual mantiene firmemente en su lugar, incluso cuando el equipos se ha de trasladar de posición.

Continúa leyendo