Corsair presenta sus nuevas cajas con diseño invertido.

Corsair presenta sus nuevas cajas con diseño invertido.

Juan Diego de Usera

Corsair, líder en el diseño y fabricación de cajas y componentes para ordenadores, presenta sus nuevos modelos de cajas Corsair Carbide 600C y Corsair Carbide 600Q con un interior que se aparta por completo de los convencionalismos hasta ahora aceptados en el diseño de cajas de ordenador. En ellas, la placa base se coloca en la parte inferior de la caja, mientras la fuente de alimentación sube al techo de la misma, en un intento por mejorar la ventilación y hacer el sistema más silencioso.

A diferencia de muchas cajas de ordenador, que dan a elegir a los entusiastas entre ruido y una ventilación con alto caudal de aire frente a la baja sonoridad con diseños de flujo de aire restringido, las nuevas Corsair Carbide 600Q y 600C son capaces de ofrecer lo mejor de ambos. El diseño interno con la disposición ATX invertida coloca los componentes que producen calor en la vía de flujo de aire directo de los dos ventiladores de admisión Corsair AF140L 140mm y un ventilador de salida de aire Corsair AF140L 140 mm, proporcionando una refrigeración a la vez potente y eficiente , con orificios de ventilación adicionales de gran amplitud, lo que garantiza un flujo de aire sin obstáculos. Estos ventiladores se han elegido específicamente por su excelente caudal de aire incluso a bajas rpm, los cuales unidos al rehobus de tres velocidades, los convierten en unidades perfectamente equilibradas en su función de ventilación.
Corsair Carbide 600C airflow
 El interior de ambos nuevos modelos de Corsair es idéntico en los dos modelos, siendo la principal diferencia que, mientras que la Corsair Carbide 600C va equipada con una gran ventana lateral y con ventiladores que poseen iluminación por LED, el modelo Corsair Carbide 600Q va más orientado hacia los amantes del silent computing, estando forradas todas sus superficies internas de material absorbente del ruido lo que refuerza más el planteamiento de Corsair para que sus nuevos modelos sean atractivos para todo tipo de usuarios dentro del mercado DIY.

Combinando un estilo limpio y minimalista que es a la vez atractivo al ojo pero reservado, con revestimiento exterior de acero sólido, las nuevas cajas de Corsair cuentan con un acabado de primera calidad. El distintivo panel frontal curvado alberga dos bahías para unidades de 5,25 pulgadas ocultas tras una puerta abatible que ofrece una funcionalidad completa sin comprometer la apariencia. En su interior podremos encontrar dos bahías para unidades de 3,5 pulgadas que emplean el sistema sin herramientas y tres compartimentos para unidades de 2,5 pulgadas integrados en la cubierta de la fuente de alimentación. Una gran cantidad de agujeros para la gestión de cables, su correcta sujeción y pasacables harán que la construcción de un sistema en el interior de los nuevos modelo Carbide 600C y Carbide 600Q una tarea fácil.

Ya a título algo más personal, estas nuevas cajas de Corsair me parecen más salidas de un tablero de diseño de SilverStone que de la propia Corsair.