MSI desvela la tarjeta de expansión Turbo U.2

Escrito por Rodrigo Alonso
Discos Duros
0

La interfaz U.2 (inicialmente conocida como SFF-8639) está empezando a utilizarse por muchos dispositivos de estado sólido, pero como todavía no hay muchas placas base que lo utilicen de manera nativa (de hecho la Asus ROG Maximus VIII Extreme fue la primera en hacerlo) MSI ha presentado su tarjeta de expansión Turbo U.2 para añadir compatibilidad de ésta interfaz a sus placas base.

Con la actual generación de procesadores, chipsets y placas base ha surgido el nuevo tipo de interfaz llamado U.2, que no es sino un conector M.2 cableado de manera que pueda soportar factores de forma diferentes, incluyendo el habitual de 2.5 pulgadas. Dado que Asus ha sido de momento el único fabricante en implementarlo de manera nativa en una de sus placas base, MSI no ha querido quedarse atrás en la tecnología y ha lanzado ésta tarjeta de expansión Turbo U.2, que lo único que hace es convertir un zócalo M.2 en U.2, soportando la misma velocidad máxima que éste, 32 Gbps.

Por el momento no se sabe si MSI venderá ésta tarjeta de expansión por separado (es de entender que sí al ver su embalaje en la foto), pero a buen seguro lo incluirá como accesorio en sus placas base de más alta gama. Es una forma de añadir soporte a este nuevo estándar U.2 sin tener que rediseñar completamente sus placas base.

MSI Turbo U

Por qué U.2 sí y SATA-Express no

Si eres un curioso del hardware (y seguramente lo seas si estás leyendo estas líneas) alguna vez te habrás preguntado por qué las placas base que van saliendo al mercado incorporan interfaz SATA-Express y sin embargo prácticamente no hay dispositivos con ésta interfaz. El motivo es muy simple: porque físicamente el conector SATA-Express es casi tan ancho como los antiguos conectores IDE, y sus cables y conectores son muy incómodos de utilizar y de canalizar en cualquier tipo de caja de PC.

Por ello los fabricantes han decidido utilizar el factor de forma SFF-8639 para crear el estándar U.2, que como hemos explicado antes es simplemente una interfaz M.2 cableada para poder utilizar dispositivos de distintos factores de forma. Es decir, gracias al conector U.2 podríamos utilizar dispositivos de estado sólido de 2.5 pulgadas, el tamaño habitual, con la rapidísima interfaz M.2 que proporciona hasta 32 Gbps de ancho de banda.

Actualmente la interfaz U.2, que solo ha sido implementada de manera nativa en la placa base Asus ROG Maximus VIII Extreme, es físicamente igual que el zócalo M.2, pero no sería de extrañar que en próximas versiones de placas base, o incluso en revisiones actualizadas de las actuales, empecemos a ver puertos U.2 de igual manera que actualmente vemos los SATA o SATA-Express, una interfaz que, por cierto, está destinada a desaparecer dentro de poco.

El primer SSD que veremos en el mercado que utilizará ésta interfaz será el Intel SSD 750, que efectivamente tendrá factor de forma de 2.5 pulgadas.

Continúa leyendo