Razer BlackWidow Tournament Edition Chroma, análisis completo

Escrito por Rodrigo Alonso
Periféricos
0

Hay dos hitos importantes en la historia de Razer en los últimos tiempos: el primero es la introducción de su tecnología Chroma, que ha permitido al fabricante integrar su SDK en sus periféricos para dotarles de una potente iluminación en 16.8 millones de colores totalmente personalizable y, en el caso de los teclados, individual tecla a tecla. El segundo hito importante ha sido la liberación de la patente de los mecanismos de teclado Cherry MX, lo que ha permitido a Razer crear una variante propia específica para Gaming y que les está dando un resultado extraordinario. En el día de hoy vamos a analizar un teclado que combina estas dos nuevas características: bienvenidos al análisis del Razer BlackWidow Tournament Edition Chroma.

El Razer BlackWidow Tournament Edition Chroma, también conocido como BlackWidow TE Chroma, es una versión “tenkeyless” (sin pad numérico) de su famoso teclado BlackWidow. Está pensado para ser transportado de LAN Party a LAN Party, y por ello tiene un tamaño reducido para proporcionarle a los usuarios lo que necesitan para los juegos, ni más ni menos, sin añadidos que luego nunca se utilizan pero sin descuidar por ello útiles características como los controles multimedia integrados en el propio teclado.

Razer BlackWidow TE Chroma -013

El BlackWidow TE Chroma que analizamos hoy está dotado de los mecanismos mecánicos Razer Green, que como os comentábamos antes están basados en el diseño original Cherry MX pero modificados por Razer para adecuar de una maner más específica su respuesta, tacto y recorrido a las necesidades de los Gamers, aprovechando para mejorar su diseño de manera que tienen un tiempo medio de vida entre fallos mucho mayor y que alcanza los 60 millones de pulsaciones.

En el siguiente diagrama podéis ver la diferencia entre los mecanismos Razer Green con los que está equipado este BlackWidow TE Chroma y los Cherry MX tradicionales (en este caso se toma como ejemplo los Cherry MX Black). Como podéis ver el punto de actuación es más corto, de manera que las teclas responden antes a las pulsaciones, de la misma manera que se ha acortado su punto de reset por lo que vuelven antes a su posición. El resultado es una respuesta mucho más rápida, ideal para juegos.

Como siempre, esperamos que nuestro análisis os guste y que os resulte de utilidad.

Razer BlackWidow Tournament Edition Chroma, análisis completo

Continúa leyendo