Analizamos el nuevo portátil Gigabyte P35K V3

Escrito por Miguel Ángel Rodríguez

Pensaréis que ya está de nuevo Gigabyte en nuestro laboratorio, pero esta vez lo hace presentándonos un nuevo producto diferente de los que habitualmente sirven como reclamo de este magnífico fabricante que son sus placas base y a las que nos tiene tan acostumbrado. Esta vez vamos a analizar un portátil Gaming, el Gigabyte P35K V3.

Curiosamente la primera vez que le echamos un vistazo nos parece un portátil totalmente diferente a lo que alberga dentro. La sencillez y los colores grises recuerdan mucho a esos Dell que todos hemos tenido alguna vez y que pueblan la mayor parte de las oficinas. Es un portátil que, dentro de su austeridad, que nos presenta características de esas que hacen propiamente una configuración gaming, un procesador i7 4720HQ, dos discos uno de los cuales tiene 128 Gb y es SSD para contener el Sistema operativo y, junto a este disco de menos tamaño, otro de 1 Tb para el almacenamiento de los datos. Pero por encima de todo ello lo que caracteriza a un buen equipo gaming, bien sea de sobremesa o bien sea portátil, es su tarjeta gráfica. Esta vez Gigabyte apuesta por Nvidia y por su modelo GTX 965M, aunque siempre se puede alternar con la tarjeta integrada dentro del procesador que es una Intel HD graphics 4600 y que puede alternar con la NVIDIA de forma sencilla gracias a la tecnología Optimus.

Gigabyte P35K v3-065

Sin duda los ingredientes los tiene para ser un buen portátil gaming, pero muchas veces los requerimientos de hardware no son suficientes para obtener un resultado acorde con lo esperado. En el siguiente artículo podremos conocer más a fondo y podremos ver si cumple el objetivo el nuevo

Gigabyte P35K V3.

Continúa leyendo