Be Quiet! amplía su familia de disipadores Dark Rock

Escrito por Rodrigo Alonso

El especialista alemán en sistemas de refrigeración para PC y fuentes de alimentación Be Quiet! ha anunciado la adición de un nuevo miembro a su afamada familia de disipadores Dark Rock; se trata del nuevo Be Quiet! Dark Rock TF, un disipador con diseño doble de concha y pensado para regfrigerar procesadores de gama alta de hasta 220W de TDP.

El nuevo Dark Rock TF está equipado con los reconocidos ventiladores SilentWings de Be Quiet!, en este caso con dos unidades de 135 mm de diámetro que son capaces de proporcionar un elevado rendimiento de refrigeración emitiendo tan solo 26.7 dBA de ruido como máximo. Además, Be Quiet! ha dotado al sistema de anclaje de los ventiladores con sujeciones de goma que absorben vibraciones y colaboran a reducir el ruido global que emite.

Por la parte del disipador, como podéis ver en las imágenes cuenta con un diseño poco convencional, ya que es de tipo concha pero con dos bloques de láminas de aluminio, ambas alimentadas por seis heatpipes de cobre niquelado de 6 mm de diámetro cada uno.

Este tipo de disipador se utiliza en sistemas pequeños y por regla general para poder instalar módulos de memoria con disipadores de gran tamaño; sin embargo, el Dark Rock TF mide 130.8 mm de alto, aunque se puede prescindir del ventilador superior reduciendo su altura a solo 108.8 mm. Sus dimensiones totales con ambos ventiladores montados son de 162.6 x 140 x 130.8 mm.

Dado que el Dark Rock TF forma parte de la línea de disipadores de gama alta de Be Quiet!, han puesto mucho énfasis en la calidad de construcción y en la elección de materiales, amén de la apariencia. Por ello este nuevo modelo está totalmente imprimado con níquel pintado de negro y ha sido cubierto por una tapa superior de aluminio cepillado que dota al conjunto de una estupenda estética.

El nuevo Dark Rock TF es compatible con todos los sockets actuales de Intel y AMD, y debería llegar a las tiendas esta misma semana a un precio recomendado de 86 euros.

Continúa leyendo