AMD apuesta por DirectX 12 también para sus procesadores

En una presentación de AMD a medios de la industria, la compañía explicó por qué están emocionados por la próxima API de Microsoft, DirectX 12. AMD ha revelado que una de las características más importantes de DirectX 12 tendrá impacto no solo en el negocio de gráficos (GPUs), sino que también tiene el potencial de revivir su negocio de CPUs entre los Gamers. DirectX 12 hará su debut junto con Windows 10, el próximo gran sistema operativo de Microsoft, en el último trimestre de este año. Os contamos todo con el máximo detalle a continuación.

En la presentación que os comentamos, AMD tocó dos características de DirectX 12 principalmente empezando por la más importante de ellas, llamada Multi-threaded command buffer recording (la otra se llama Asynchronous compute scheduling/execution). Un command buffer (o cola de comandos) es una lista de tareas que deben ser ejecutadas por el procesador cuando se dibuja una escena 3D. Hay algunos elementos de estas escenas que todavía están pensadas para procesamiento en serie, y a día de hoy ninguna unidad SIMD de ninguna arquitectura de GPU ha logrado beneficiarse en términos de rendimiento al emparejarse con una CPU moderna. DirectX 11 y sus predecesores todavía funcionan de esta manera, utilizando un solo hilo de proceso del procesador.

En uno de los gráficos que mostró AMD se pudo ver cómo la API DirectX 11 distribuye la carga de trabajo del procesador en todos sus hilos, y revela lo mal optimizada que está para los procesadores multinúcleo de hoy en día. Tanto la API como el código se ejecutan casi en su totalidad en un solo núcleo del procesador, un hecho que no aprovecha los procesadores de 2, 4, 6, 8 y más núcleos de hoy en día (recordad que la política de AMD es la de proporcionar un mayor número de núcleos físicos). Según AMD este hecho es el principal cuello de botella para que que la eficiencia del Gaming en PC quede muy atrás con respecto a las consolas, y tiene un impacto directo en los FPS.

El asunto por el que AMD está emocionada por DirectX 12 es que la nueva API gráfica de Microsoft incorpora un sistema real de command buffer multihilo, capaz de escalar la carga de trabajo entre tantos núcleos como tenga el sistema. La carga de trabajo del driver y la API se reparten entre todos los núcleos del procesador, reduciendo significativamente el cuello de botella producido en este punto y por tanto siendo capaz de entregar tasas de FPS mucho más elevadas. Ahora bien, cuán grande será este incremento de rendimiento fuera del papel está por ver y demostrar.

Lo que es cierto es que DirectX 12 ya habría conseguido algo que AMD no logró con Mantle, que es paliar este preciso problema, siendo capaz de ofrecer opciones de renderizado de escenas 3D mucho más eficientes en lo que a la carga de trabajo del procesador se refiere. Esto, igual que ocurrió con Mantle, será especialmente beneficioso para sistemas que estén limitados por la potencia de la tarjeta gráfica (como las APUs de AMD), aunque según ha dicho la propia AMD también se notará y bastante un incremento de rendimiento en sistemas de gama alta. Según palabras de AMD, Mantle hizo que algunos títulos pasaran de «injugable» a «jugable», pero DirectX 12 logrará sacar el verdadero potencial de los sistemas multi núcleo.

22 Comentarios