Los mayores fracasos del año de AMD, Intel y NVIDIA

El año 2014 está ya viendo sus últimos días, y al igual que antes de ayer os contábamos cuáles habían sido, bajo nuestro criterio, los mejores lanzamientos de las más grandes compañías de hardware (AMD, Intel y NVIDIA), hoy toca hablar un poco mal de ellos dejando reflejado cuáles han sido para nosotros los mayores fracasos del año para ellos.

NVIDIA: La GeForce GTX Titan Z

Esta elección ha sido fácil. En Marzo de este año NVIDIA anunció su tarjeta gráfica más potente de la historia, una bestia con dos GPUs GK110 cada uno de ellos con 2880 núcleos CUDA y la exacerbada cantidad de 12 GB de memoria RAM GDDR5 dedicada. Una auténtica bestia de la que se estuvo hablando durante meses con una gran controversia: primero porque su rendimiento no era TAN elevado como se esperaba, y segundo por su precio: 2.999 dólares en un inicio. Desde luego no fue un acierto de NVIDIA y prueba de ello es que se vendieron muy pocas unidades, en seguida la descatalogaron, y de hecho AMD aprovechó este precio tan elevado para promocionar su R9 295X2 que costaba la mitad.

Titan Z

AMD: No lanzar una nueva generación de gráficas (y la refrigeración de stock de las R9 290X).

AMD lanzó su actual generación de gráficas a finales del año pasado. Concretamente en Octubre lanzó las famosas R9 290X que a día de hoy siguen siendo las gráficas mononúcleo más potentes de la compañía. Mientras tanto, NVIDIA ha lanzado ya dos generaciones de gráficas Maxwell, y sin duda se han aprovechado de que AMD no les ha hecho competencia real dado que solo han lanzado la generación Tonga con algunas mejoras en el consumo. AMD necesitaba una nueva gráfica buque insignia como agua de Mayo, pero han tomado la decisión de esperar a los nuevos procesos de fabricación a 20/16 nanómetros. Más de un año sin lanzar una nueva generación les está empezando a pasar factura.

También queremos resaltar la refrigeración de serie de las R9 290X. Los chips Hawaii se calientan mucho, muchísimo, y AMD ha configurado el objetivo de temperatura en 95ºC, una temperatura muy elevada que con el disipador de serie produce un ruido infernal en sus gráficas, y que de hecho no es suficiente dado que éstas se hacen underclock a sí mismas para no freírse. No cabe duda de que el disipador que AMD eligió para sus R9 290X es ineficiente e insuficiente, y durante este año 2014 deberían de haberse dado cuenta de ello y haber lanzado al menos un disipador mejor.

AMD Radeon R9 290X -001

 

Intel: Los procesadores Devil’s Canyon

El mayor fiasco del año para Intel fueron sus procesadores Devil’s Canyon, en los que pusieron mucha campaña de márketing pero a la hora de la verdad resultaron muy caros para el pobre incremento de rendimiento que proporcionaban, y que tenían unos niveles de Overclock demasiado bajos para las expectativas puestas en ellos. Ya sabéis que ni siquiera pudieron alcanzar los 5 Ghz de Overclock refrigerados por aire, hecho que AMD aprovechó para promocionar sus procesadores FX-9590 que a pesar de sus 220W de TDP funcionaban a 5 Ghz de fábrica.

Intel Devil's Canyon

Para nosotros éstos han sido los tres grandes fiascos de este año para los tres mayores fabricantes de hardware del mundo, Intel, NVIDIA y AMD. ¿Cuáles creéis vosotros que han sido los mayores fracasos del año?

 

 

71 Comentarios