Memoria RAM: ¿Qué modelo es el adecuado para mi PC?

Memoria RAM: ¿Qué modelo es el adecuado para mi PC?

Rodrigo Alonso

La memoria RAM es un componente de gran importancia para el ordenador, y muchos usuarios tienen la creencia de que únicamente es importante la cantidad. Ciertamente la cantidad es importante, pero en su justa medida, ya que por poner un ejemplo, no tiene mucho sentido instalar 16 GB de memoria en un equipo que se va a dedicar a la ofimática. Anteriormente ya os hablamos de qué cantidad de memoria RAM instalada es la adecuada para el ordenador, pero en el día de hoy vamos a ser más concretos y os vamos a hablar sobre qué modelo de memoria RAM sería el más adecuado dependiendo de la configuración de hardware del equipo y del uso al que se va a destinar.

La cantidad de memoria, el eterno dilema.

A la hora de escoger los componentes para montar un ordenador desde cero, la mayoría de los usuarios utilizan al pie de la letra la frase «burro grande, ande o no ande», que traducido para los que no estáis familiarizados con ella significa básicamente que cuanta mayor cantidad, mejor. No está de mal tirar por lo alto para no quedarse corto, pero hay muchas ocasiones en las que se instala una aberrante cantidad de memoria para un sistema en el que no hace falta, y por tanto lógicamente se está invirtiendo un dinero en RAM que podría haberse empleado para mejorar otro componente.

El otro día, sin ir más lejos, un usuario nos preguntó en nuestro Twitter qué nos parecía la configuración del PC que acababa de comprar. Un equipo Gamer con un procesador Intel Core i7 de cuarta generación, con una placa base de gama media, una GeForce GTX 970, y 32 GB de memoria RAM. Es un ejemplo claro en el que el usuario podría haber prescindido de, al menos, la mitad de esa memoria para ahorrar un dinero que podría haber invertido en una placa base de más alta gama, lo que repercutiría directamente en el rendimiento general del sistema. Pero como hemos dicho, «burro grande, ande o no ande».

MSI DDR3 3000

Por lo anteriormente descrito, hacemos la siguiente estimación de cantidad de memoria necesaria dependiendo del uso que se la vaya a dar al equipo, y siempre basándonos en un equipo con sistema operativo Windows, lo más habitual:

  • Uso básico: navegación por Internet, ofimática y multimedia: 4 GB es suficiente.
  • Uso para juegos, además de lo anterior: 8 GB de memoria deberían ser suficientes en la mayoría de los casos, pero depende del tipo de juego y de otros factores, por lo que hasta 16 GB de memoria no son exagerados. En nuestro caso, teniendo Chrome con 3 pestañas abiertas, TeamSpeak 3 y MSI Afterburner abiertos y jugando a Battlefield 4 en modo multijugador con todos los ajustes al máximo, el consumo de memoria fue de 6.9 GB de RAM.
  • Programación: Muchos usuarios utilizan el equipo exclusivamente para programar en diferentes lenguajes. Nos atreveríamos a decir que generalmente con 4-8 GB de memoria son suficientes, excepto para programadores Java, a los que les recomendaríamos tener entre 8 y 16 GB de memoria RAM.
  • Uso con máquinas virtuales: dependiendo del número y tipo de máquinas virtuales, es un caso en el que la cantidad de memoria necesaria puede variar mucho. Para estos usuarios lo habitual es tener 16 GB de memoria, pero repetimos que depende del uso, incluso 64 o más Gigabytes pueden ser necesarios.
  • Uso como servidor: Finalmente este es el caso más extraño (para un usuario «normal») pero también pueden darse casos. La cantidad de memoria necesaria dependerá de lo que estemos utilizando en el servidor. Por poneros un ejemplo, yo tengo un servidor personal de TeamSpeak 3, Plex y Minecraft todo a la vez, y con 8 GB de memoria voy un poco justo.

La velocidad y la latencia de la memoria.

La velocidad es otro de los factores que se consideran cruciales cuando tenemos que escoger un modelo concreto de memoria RAM. Muchos fabricantes nos meten sus productos por los ojos con disipadores llamativos, velocidades absurdas, y sobre todo, con el apelativo «Gaming». La velocidad de la memoria influye lógicamente en el rendimiento de la máquina, pero no os dejéis engañar, también depende del uso que le vayamos a dar al equipo. Tened en cuenta, no obstante, que generalmente altas velocidades de memoria implican Overclock y, por tanto, posible inestabilidad del sistema (recordad que el controlador de memoria va integrado en el procesador y éste está bastante limitado en velocidad).

Sin ir más lejos, una prueba realizada en nuestro laboratorio de pruebas. Actualmente disponemos de un kit de 2×4 GB Kingston HyperX Beast a 2400 Mhz en nuestro sistema habitual. Si lo configuramos a 2.400 Mhz, en Battlefield 4 obtenemos una media de 64,35 FPS. En la misma situación pero con las memorias configuradas a 1.600 Mhz, la media de FPS es de 63.47 FPS, menos de 1 FPS de ganancia y sin embargo, a misma cantidad de memoria, mayor velocidad siempre implica un precio bastante superior.

Otra cosa es si vais a utilizar el equipo para otros menesteres, por ejemplo para máquinas virtuales o como servidor de base de datos, donde la velocidad de la memoria sí que juega un papel de verdad importante, sobre todo en lo que a tiempos de acceso (latencias) se refiere.

Dicho esto, volvemos a hacer una estimación personal:

  • Uso ofimático, navegación por Internet y multimedia: La velocidad más básica es más que suficiente. 1.333 Mhz en memoria DDR3 es lo más barato y lo que mejor se adecuará a las necesidades.
  • Uso para juegos: El ejemplo que os hemos dicho antes nos demuestra que la velocidad no influye en gran medida, por mucho que los fabricantes nos vendan una memoria como «Gaming». Por ello os diríamos que escogierais una velocidad de memoria adaptada al perfil XMP (en Intel) o AMP (en AMD) para obtener un rendimiento adecuado. Lo habitual son 1.600 Mhz en DDR3.
  • Uso para servidor y otros menesteres: Dependiendo del tipo de servidor será bueno tener más o menos velocidad de memoria. Volvemos a repetir que en este caso es bastante relativo a las necesidades.

Kingston HyperX Predator DDR3-2133Mhz CL11 (10) [800x600]

Asegúrate de que las memorias RAM son compatibles con tu placa base.

No vamos a deciros que lógicamente tenéis que aseguraros de comprar unas memorias RAM DDR3 si vuestra plataforma es DDR3. Pero siempre es recomendable antes de configurar un equipo que las memorias RAM escogidas están en la QVL (Qualified Vendor’s List) de la placa base. Es una lista de memorias RAM probadas por el propio fabricante y con las que aseguran un correcto funcionamiento. La lista QVL la podréis encontrar siempre en la web del fabricante de la placa base; por ejemplo, en el caso de nuestra Asus Sabertooth P67 B3, la encontramos dentro de Soporte -> Soporte para memorias y dispositivos -> QVL List.

Eso sí, a día de hoy prácticamente todas las memorias RAM son compatibles con todas las placas base (siempre respetando, como es lógico, el tipo de memoria. No vas a ponerle memoria DDR4 a un socket 775 de Intel, por ejemplo, porque no es compatible y básicamente porque físicamente no encajarían los módulos de memoria en los zócalos de la placa), por lo que no siempre es necesario que el modelo de memoria específico esté dentro del QVL de la placa. Pero repetimos que es lo recomendable para evitar posibles problemas.

El fabricante y su garantía, otro factor a tener en cuenta.

La mayoría de fabricantes de memorias RAM dan garantía de por vida en sus dispositivos, por lo que a este respecto no es algo de lo que deberíamos preocuparnos, pero sí asegurarnos de que es así antes de comprar. Grandes fabricantes como Kingston, Corsair, Crucial (Micron) o G.Skill dan garantía de por vida en todo su catálogo de memorias RAM.

Conclusión.

Escoger la memoria RAM para nuestro sistema es, como ya os habréis dado cuenta, un factor que puede crear bastantes discrepancias, ya que depende mucho de las necesidades de cada usuario, pero por supuesto también depende del presupuesto a la hora de hacer la compra.

Esperamos que este pequeño artículo os haya resultado de utilidad y que os ayude a escoger la memoria RAM adecuada para vuestras necesidades. Y si os quedan dudas, estaremos encantados de ayudaros en los comentarios.

Por supuesto, y por último, os recomendamos echar un vistazo a nuestro artículo para comprobar el estado de la memoria RAM de vuestros ordenadores.