El precio de la memoria RAM DDR4 no se reducirá hasta mediados de 2015

Escrito por Rodrigo Alonso

Desde el lanzamiento de la plataforma X99 de Intel ya tenemos la memoria RAM DDR4 entre nosotros. Ya desde hacía bastante se preveía que sería en torno a un 30% más cara que la DDR3, si bien luego se vio que en realidad es un 50% de media más cara. Este sobreprecio se debe a diversos factores que explicaremos ahora, pero la noticia es que según las previsiones, el precio de la memoria DDR4 se mantendrá a este nivel por lo menos hasta mediados del año que viene.

Este vaticinio viene de la mano de DRAMeXchange, quienes afirman que los módulos de memoria (tanto DDR3 como DDR4) fabricados con chips de proceso de fabricación en 20 y 21 nanómetros irán viendo reducido su precio de manera paulatina a partir de mediados del año que viene. El motivo de esta tardanza lo achacan a que los principales fabricantes de chips (Hynix, Samsung, Micron y Elpida) tardarán bastante todavía en realizar la transición completa de sus nudos de producción (actualmente a 25 nanómetros) a los nuevos proceso de fabricación.

Samsung 20nm class DDR4 690x355

¿Cuáles son los factores que hacen que la memoria RAM DDR4 sea tan cara actualmente?

El primer factor, aunque no por ello el más influyente, es la novedad. Ya sabéis que cuando un producto es nuevo en el mercado suele tener un precio con un margen de beneficio bastante alto con el fabricante para aprovecharse de la novedad.

Otro factor a tener en cuenta es la escasez de productos. Como hemos comentado un poco más arriba, los fabricantes están todavía con unos procesos de fabricación que ya deben dejar atrás, y andan en plena fase de transición para adaptarse a los nuevos procesos. Esto produce que no tengan demasiado stock de producto, lo que siempre se traduce en un precio mayor.

Por último cabe destacar la pobre acogida de la plataforma X99 de Intel. Es una plataforma tremendamente potente y con un gran número de novedades, lo que debería hacerla atractiva, pero por contra es bastante cara, y además no es retrocompatible con la anterior generación, es decir, que si un usuario quiere renovar su sistema necesita comprar como mínimo procesador, placa base y memoria RAM, incluso si viene del socket LGA2011 de Intel.

Más información en DRAMeXchange.

Continúa leyendo