GeForce GTX 660 SLI VS GeForce GTX 680

Escrito por Alex Gálvez

La GeForce GTX 660 llegó al mercado hace unas semanas y desde entonces ha convertido en una tarjeta gráfica con una buena relación precio/rendimiento, siendo una alternativa a las AMD Radeon HD 7800 Series. Hoy es el turno de comprobar el rendimiento de una configuración SLI basada en dos GeForce GTX 660 frente a una GeForce GTX 680 y una Radeon HD 7970 overclokeada a los valores de la versión GHz Edition de AMD.

Anteriormente ya os hemos mostrado bastantes comparativas de tarjetas gráficas donde se valoraba su rendimiento frente a otros modelos, tanto de las actuales generaciones en 28nm como de las pasadas generaciones, incluso también pudimos comprobar el rendimiento de una Radeon HD 7970 y GeForce GTX 680 con distintas versiones de controladores.

Curiosamente, hace unas semanas la propia AMD comentaba el buen rendimiento que ofrecen las Radeon HD 7800 Series en configuración CrossFireX frente a las GeForce GTX 670 y GeForce GTX 6800. De momento lo que vamos a comprobar es una configuración SLI de GTX 660 frente a una GTX 680 y también frente a una Radeon HD 7970 overclokeada a los valores de la versión GHz Edition.

El banco de pruebas usado se compone de un procesador  Core i7-3770K overclokeado a 4.5Ghz, una placa base EVGA Z77 FTW, 8GB de memoria RAM Kingston DDR3-1866Mhz, dos Seagate Barracuda 7200.10 (uno para los test de las gráficas Nvidia y otro para la Radeon), una fuente Thermaltake ToughPower de 775W y como gráficas, un SLI compuesto de una EVGA GTX 660 y una Galaxy GTX 660 (ambas funcionando a las frecuencias de referencia de Nvidia), una GeForce GTX 680, y una PowerColor Radeon HD 7970 overclokeada a los valores de la versión GHz Edition.

Para las pruebas con gráficas Nvidia se han empleado los controladores ForceWare 310.33 WQHL, mientras que para gráfica Radeon los Catalyst 12.11 Beta. También hay que comentar que en este caso se ha dado prioridad a la calidad gráfica, por lo que se han ajustado las opciones correspondientes en los Catalyst. Por contra, esto no es posible hacer en los controladores Nvidia. Los resultados obtenidos en los diferentes test son los siguientes, recomendamos hacer click en la imagen para verla a tamaño completo.

 

Tal y como se puede comprobar en los resultados, una configuración SLI de GeForce GTX 660 ofrece un estupendo rendimiento frente a una GeForce GTX 680 y por supuesto a una sola GTX 660, concretamente ofrece un incremento de un 35% frente a una GTX 680 y un promedio de un 79% frente a una sola GTX 660. Gráficos cortesía de AlienbabelTech.

Continúa leyendo