Los procesadores Haswell Core i5 no serán demasiado caros

Escrito por Alex Gálvez

Los procesadores Intel Core basados en la próxima arquitectura Haswell, que serán los Intel Core de cuarta generación, no parece que vayan a ver sus precios aumentados en relación a lo que Intel ofrece actualmente con Ivy Bridge. En concreto, la gama de procesadores Haswell Core i5 costarían prácticamente lo mismo que el actual Core i5-3450, unos 185€, por lo que estaríamos ante el modelo de entrada para la gama Core i5 Haswell. Recordamos que el procesador Core i5-3450 es el modelo más básico perteneciente a la gama Core i5 y basado en la arquitectura Ivy Bridge.

Se espera mucho de los procesadores Intel Haswell, pero actualmente son pocos los detalles que tenemos sobre ellos, pues Intel está guardando muy bien sus secretos. Por conocemos que llegarán en el próximo año 2013 en distintas variantes, cada una de ellas orientada a un sector. En concreto habrá procesadores Haswell para ordenadores de escritorio, portátiles y Ultrabooks, dichas variantes se conocen como Haswell-DT, Haswell-MB y Haswell-ULT.

También habrá versiones que estarán orientadas a la gama profesional, como estaciones de trabajo o servidores, son conocidos como Haswell-EN, Haswell-EP y Haswell-EX. Para la gama de procesadores domésticos, habrá modelos con dos y cuatro núcleos, para la gama de procesadores profesionales, el número de núcleos aumenta hasta los doce núcleos.

Intel tiene previsto revelar los detalles de Haswell en el evento IDF que se celebrará en Septiembre, por lo que esperamos conocer más detalles pronto. No obstante, el precio que se está barajando para la gama de procesadores Core i5 basados en Haswell, hace pensar que ocurrirá lo mismo que con Ivy Bridge, es decir, poner a la venta los procesadores de gama alta y media (Core i7 y Core i5) y dejar para varios meses después los procesadores de menor rendimiento (Core i3 y Pentium).

Todavía falta mucho tiempo para que lleguen los procesadores Haswell, aunque es una buena noticia que sus precios no se vean aumentados, al menos no de momento. Pero también hay una mala noticia, y es que con Haswell se producirá otro cambio de socket y utilizarán el denominado LGA1150, por lo que aquellos usuarios que quieran actualizarse a un procesador Haswell, deberán cambiar como mínimo la placa base.

Continúa leyendo