Las APUs AMD Trinity machacan a los Intel Sandy Bridge en 3D Mark

Las APUs AMD Trinity machacan a los Intel Sandy Bridge en 3D Mark

Rodrigo Alonso

AMD ha desvelado los primeros datos de rendimiento en 3DMark de sus próximos lanzamientos, las APUS AMD Trinity A6 ULV (Ultra Low Voltaje) que tienen un consumo de tan solo 17W, y las AMD Trinity A10 LV (Low Voltaje).

Esta segunda generación de APUs AMD Trinity ha sido diseñada especialmente para portátiles y netbooks ultrafinos, y son capaces de proporcionar cuatro núcleos físicos, con un incremento de rendimiento gráfico de más del 50% y con un consumo de tan solo 17W (frente a los 25W de la plataforma Llano), lo que además repercute directamente en la duración de la batería.

En la siguiente imagen podemos ver el diseño de AMD para los portátiles ultrafinos equipados con sus APUs:

Esta nueva generación de APUs AMD Trinity contará con soporte de segunda generación para GPUs DirectX11, ofreciendo un tremendo aumento de potencia gráfica y de cómputo. Se espera que esta generación tenga en torno a un 50% más de potencia gráfica que la anterior generación, Llano, la cual además consumía más del doble que esta, y un 25% más de rendimiento en rendimiento de cómputo gracias a los nuevos cores Piledriver x86.

En la presentación que AMD hizo de su segunda generación de APUs aprovechando el evento en el que también presentaron sus resultados financieros, mostraron el rendimiento en 3DMark Vantage de su APU Trinity A6 de 17W frente a un Intel Core i5-2537M (Sandy Bridge) cuyo consumo también es de 17W.

El procesador de Intel obtuvo un resultado de 1158 3DMarks, mientras que el Trinity A6 logró un resultado de 2355 3DMarks, lo que significa un incremento del 103% (más del doble) con respecto a su competidor. Si tenemos en cuenta que los Ivy-Bridge ULV de Intel tienen un rendimiento gráfico un 30% superior a los Sandy Bridge, esto significa que obtendrían un resultado de 1505 3DMarks. El APU  de AMD todavía obtendría un rendimiento un 56% mayor que el nuevo procesador de Intel…

También, si tenemos en cuenta que el APU A10 (el cual tiene un consumo de 25W) tiene un resultado de 3600 3DMarks, esto supone un 139% de incremento de rendimiento frente a los procesadores Ivy Bridge de Intel.

Poco más que añadir, al parecer el abandono de AMD de los procesadores de escritorio de gama alta para centrarse en las APUs está dando sus frutos.

Fuente: WCCFTech.