Asus Rampage III Extreme, nueva placa de la serie RoG de Asus.

Escrito por Juan Diego de Usera
Lanzamientos
2

La serie ASUS Republic of Gamers presenta su nueva Rampage III Extreme, una placa base pensada específicamente para romper todos los récords de velocidad y rendimiento. Incluye el chipset X58/ICH10R de Intel® y ofrece soporte para los nuevos procesadores compatibles con el zócalo LGA1366, con hasta 6 núcleos, para disfrutar de lo último en velocidad y capacidad de procesamiento.

Un sueño hecho realidad para los overclockers.

Los overclockers más entusiastas están de enhorabuena; por fin puede afirmarse sin reservas que cuentan con una placa base que les permitirá llevar al máximo nivel el potencial de rendimiento mediante los múltiples ajustes que incorpora, contando además con la estética y calidad que sólo ASUS es capaz de ofrecer.

Las tecnologías ROG Connect y RC Bluetooth (menú de “overclocking” desde cualquier móvil con conexión Bluetooth) otorgan una total sencillez a la ejecución remota de ajustes para disfrutar del auténtico potencial del hardware, pero sus prestaciones no se quedan ahí: la Rampage Extreme III incluye además la herramienta de overclocking Extreme OC Kit, que lleva el concepto de aceleración mucho más allá de los estándares actuales. La tecnología USB BIOS Flashback permite recuperar la BIOS instantáneamente, lo que facilita un modo muy conveniente de conseguir los resultados más espectaculares para configuraciones con múltiples GPU, hasta 4 tarjetas gráficas. La Rampage III Extreme cuenta también con la tecnología de modulación del voltaje Engine Digi+, que posibilita optimizar y estabilizar la alimentación de los componentes.

Este conjunto de tecnologías constata la dedicación de ASUS por innovar ofreciendo en todo momento las funcionalidades más deseadas por los usuarios; el resultado es una placa base que no solo les permitirá superar cualquier límite establecido, sino que además les asegura muchas horas de diversión mientras lo hacen.

La importancia de una buena alimentación.

Cualquier overclocker que se precie sabe que para alcanzar un rendimiento sobresaliente, la alimentación sólida es una condición básica. La tecnología Extreme Engine Digi+, se ocupa precisamente de eso, uniendo las ventajas de los diseños VRM digitales y analógicos para reducir la latencia al tiempo que mejora la fidelidad de la placa. La modulación por ancho de pulsos (PWM por sus siglas en inglés) se beneficia de una mayor exactitud, lo que significa una tolerancia más elevada y permite posibilidades más amplias de exploración para overclocking. La disipación de temperatura se ha mejorado un 30% comparada con los tradicionales diseños MOSFET y la conductividad ha aumentado un 40% gracias a la implantación en el diseño de FET+. Pero además de todas estas mejoras, ASUS ha incluido sugerencias realizadas por los principales campeones de overclocking, como unas nuevas bobinas de choke de señal capaces de manejar hasta 40 amperios.

Este alto nivel de exigencia en la gestión de alimentación permite una experimentación que marca la diferencia con cualquier otro modelo del mercado. Además, para facilitar aún más las cosas a los usuarios, la tecnología BIOS Flashback posibilita compartir y exportar la configuración de la BIOS mediante una memoria USB.

Preparada para batir récords.

Esta placa base permite testear múltiples puntos, como cada gráfica de forma individual (PCIe X16), lo que significa para el usuario más control y capacidad a la hora de conseguir nuevos récords de overclocking.

Continúa leyendo
  • martin

    ¿esta es la mejor placa base que existe ?

    • Javier

      Solo si estás dispuesto a gastarte un dinero y luego tener paciencia si quieres resolver problemas de hadware