Intel tendrá que pagar 1060 millones de euros por abusar de su posición dominante

Bruselas ha impuesto a Intel la mayor multa de la historia de la UE, 1060 millones de euros. La sanción al grupo informático estadounidense, se debe por abusar de su posición dominante con el objetivo de obstaculizar a sus competidores en el mercado de los microprocesadores. Intel, recurrió a prácticas anticompetitivas como realizar descuentos o pagar comisiones a fabricantes para que utilizaran sus microprocesadores.

Entre las acciones que destaca Bruselas se encuentra el pago de comisiones al distribuidor Media Markt para que vendiera sólo ordenadores equipados con microprocesadores Intel. También aparecen descuentos a fabricantes como Dell, HP o Lenovo.

La sanción de 1.060 millones de euros representa el 4,15% del volumen de negocios de Intel en el pasado año. Se trata por tanto de menos de la mitad del máximo que podía imponer el Ejecutivo comunitario, que es el 10% del volumen de negocios de la empresa multada.

Hasta ahora, la multa más alta que había impuesto la Comisión por abuso de posición dominante era la de Microsoft en 2004, que ascendió a 497 millones de euros. Posteriormente, el Ejecutivo comunitario impuso otras dos sanciones al gigante informático de 280,5 millones y de 899 millones por incumplir las medidas correctoras que había decretado. Telefónica también tuvo que pagar 150 millones de euros por abusar de su posición dominante en el mercado de la banda ancha.

Esperemos que Intel no traslade la cuantía de la multa a la venta de sus microprocesadores.