¿Problemas con el mando DualSense de PS5? Así se desmonta y repara

¿Problemas con el mando DualSense de PS5? Así se desmonta y repara

Rodrigo Alonso

El mando DualSense de PS5 ha demostrado ser uno de los mejores mandos para videojuegos jamás creados, pero también está siendo bastante problemático por los problemas que da el drifting que se produce en sus sticks. En este artículo te vamos a contar cómo desmontar y reparar los distintos componentes internos del mando de la PS5, en el caso de que te esté dando problemas y decidas aventurarte a intentar arreglarlo por ti mismo.

Índice

Ten en cuenta que desmontar el mando DualSense de PS5 anulará automáticamente su garantía, por lo que nuestro consejo es que si te está dando problemas, primero intentes gestionar la garantía si es que todavía la posee. Además, si decides desmontar para reparar el mando por ti mismo debes saber que corres el riesgo de que algo se estropee por una mala manipulación y que se quede inutilizable, así que hazlo bajo tu entera responsabilidad.

 

Cómo abrir el mando DualSense de PS5

Si eres un manitas y quieres modificar o simplemente reparar tu mando DualSense te vamos a decir paso por paso como acceder a su interior. Lo cual será necesario para poder hacer el reemplazo de ciertas piezas o simplemente comprobar su estado.

 

Primero de todo, retira los tornillos

El mando de la PS5 no tiene tornillos visibles para simplemente desatornillar y poder acceder a su interior, así que necesitarás una herramienta plana y a ser posible de plástico para introducirla entre la carcasa y la tapa trasera del mismo y hacer palanca, tal y como podéis ver en la imagen de abajo

Abrir mando PS5

 

En segundo lugar, quita la cubierta

El siguiente paso es retirar la cubierta en negro del mando, retirarla significará que veremos los primeros tornillos que podremos retirar para acceder a la circuitería del mando.

Reparar mando PS5

 

Tercer paso, quita los botones L1 y R1

  1. Para poder acceder al interior de nuestro DualSense vamos a necesitar retirar los botones L1 y R1, estos son los que se ven en la imagen, por lo que necesitarás algo que haga palanca.
  2. Eso sí, ves con cuidado de no romperlos Tras hacerlo verás como aparecerán dos tornillos adicionales en esa zona a dada uno de los lados del mando.
  3. Retira ambos y vuelve a hacer palanca en la parte posterior de la carcasa para desmontarla.
 

Ya tenemos acceso a la batería del DualSense

Si hay algo en lo que destaca el DualSense, para mal, es el hecho que su batería es de solo 1500 mAh y dura un suspiro por carga, por desgracia no se encuentra directamente accesible. Sin embargo, si habéis seguido los pasos de la sección anterior veréis a la batería en todo su esplendor.

¿Lo bueno? Pues el hecho de que la batería no está pegada a la placa y usa un conector estándar para batería, por lo que de cara a cuando aparezca una versión del DualSense con batería intercambiable por mandado de la UE no les costará mucho adaptar el diseño actual. El mismo tiempo no te costará nada buscar un reemplazo compatible para la batería del mando de la PS5.

Cambiar batería mando PS5

 

Cómo acceder a la circuitería

El siguiente paso es retirar la pieza de plástico sobre la que se asienta la batería de 5,7 Wh que lleva el mando de la PS5, y para ello tras retirarla podrás ver que hay simplemente un tornillo que retirar.

Antes de retirar la pieza de plástico negro debes desconectar, con la ayuda de unas pinzas planas, el conector de los puertos inferiores del mando.

Ahora sí, retira la pieza de plástico negro y ya tendrás acceso al PCB del mando, que también podrás sacar hacia arriba simplemente con las manos, pero debes tener cuidado porque como verás los dos joysticks están anclados al PCB y además sale un cable hacia cada lado, a los agarres del mando.

 

Aprovecha para reparar la iluminación LED

Si lo que necesitabas era reparar la iluminación LED del mando de la PS5, ahora llega el momento.

  1. Una vez retirado el PCB verás que tienes acceso a la pieza en la parte superior, la cual podrás retirar quitando dos tornillos y podrás desmontar toda la pieza incluyendo el plástico transparente que difumina la iluminación LED del mando.
  2. Ahora, desatornillando un tornillo más en cada uno de los laterales podremos separar el mando de la pieza de plástico blanco frontal y, por fin, sacarlo completamente de su carcasa.
 

Ahora ya puedes reparar la botonera y el panel táctil del DualSense

Hecho esto ya podrás quitar la cubierta superior, y tendrás acceso a cambiar tanto la botonera como D-Pad e incluso el panel táctil si es este el elemento del mando de PS5 que no funcionaba bien y necesitabas reparar. Ahora también podrás quitar los tornillos de la zona de las botoneras y D-Pad por si necesitabas cambiar esta pieza.

Desmontar mando PS5

 

Puedes aprovechar para reemplazar los gatillos y sus motores

Cuando quites estos tornillos verás que al mismo tiempo se sueltan los gatillos y sus motores, los cuales también podrás desmontar o directamente cambiar si has logrado hacerte con las piezas de repuesto adecuadas.

Si el componente del mando de PS5 que necesitabas reparar son los vibradores hápticos, ahora también puedes sacarlos y en este caso no van con tornillos sino encajados en la pieza de plástico, así que podrás ayudarte simplemente de la herramienta de plástico plana del principio para sacarlos de su sitio y poder cambiarlos por unos nuevos.

Eso sí, los motores de vibración van unidos por cable al PCB y no mediante conectores, así que en este caso tendrás que desoldarlos y volverlos a soldar si pretendes cambiarlos.

 

Y para terminar de desmontar el mando de PS5, los sticks analógicos

Finalmente, para terminar de «destripar» el mando DualSense de la PS5 nos queda desmontar los joysticks, que van soldados al PCB.

Las piezas de plástico engomadas las puedes cambiar fácilmente porque se quitan simplemente tirando de ellas hacia arriba, dándote acceso al mecanismo. Eso sí, si quisieras reparar el mecanismo en sí mismo tendrías un buen problema porque va soldado al PCB, y en iFixit recomiendan que si te está fallando este componente ni te molestes en intentar una reparación, lo mejor es comprar un mando nuevo.

Eso sí, si simplemente las piezas de plástico engomado estaban demasiado desgastadas y pretendías cambiarlas, ahora ya sabes cómo hacerlo.

 

Conclusión

En definitiva, el mando DualSense de PS5 no es excesivamente complicado de desmontar y reparar, pero algunos de los componentes sí que tienen bastante dificultad como los joysticks o los motores hápticos de vibración, ya que en ese supuesto tendremos que andar soldando y desoldando. Sin embargo, cambiar el trackpad, los botones o las cubiertas de los joysticks es algo que casi cualquier usuario podría hacer, con especial mención a la batería que se puede cambiar de manera bastante sencilla y sin tener que desmontar completamente el mando para acceder a ella.