Tu PC tuvo un problema y necesita reiniciarse, ¿cómo solucionarlo?

Tu PC tuvo un problema y necesita reiniciarse, ¿cómo solucionarlo?

Rodrigo Alonso

«Tu PC tuvo un problema y necesita reiniciarse» (Your PC ran into a problem and needs to restart en inglés) es uno de los pantallazos azules (BSOD) más comunes que podemos sufrir los usuarios de PC que utilizamos sistema operativo Windows. Las causas son variadas, y en este artículo vamos a tratar todos los posibles escenarios que causan este problema y qué puedes hacer al respecto para solucionarlo.

Desde luego, recibir un pantallazo azul sin venir a cuento es algo que nadie quiere, pero también es una poderosa herramienta para ayudarnos a descubrir qué es lo que está pasando. Por este motivo, es importante fijarte ya no solo en el hecho de que has recibido un BSOD, sino que deberías fijarte en qué estabas haciendo cuando sucedió y, sobre todo, qué es lo que pone en el propio pantallazo azul para buscar información al respecto.

 

¿Qué es un error BSOD en Windows?

La pantalla azul de la muerte, Blue Screen of Death o BSOD en inglés, es un mensaje que aparece cuando el sistema operativo Windows falla y le comunica al usuario que no puede seguir funcionando. Uno de las más molestas es la que ocurre al iniciar el ordenador, ya que nos impide hacer uso de este.

BSOD Tu PC tuvo un problema

Habitualmente, cuando ocurre este error, Windows dice que reiniciará el PC automáticamente, pero en ocasiones el mismo error dice que el sistema está recolectando información sobre el problema, y que cuando termine se reiniciará el equipo. En todo caso y tal y como hemos mencionado hace un momento, estate atento a la información que te aporta el propio pantallazo azul… en el ejemplo de arriba nos dice «Bad system config info», y esta es la información sobre la que deberemos buscar para poder diagnosticar el error.

 

Diagnosticando el BSOD en el arranque

Este BSOD suele aparecer cuando el PC se apaga de manera incorrecta por un corte de luz o similar, no obstante, hay veces en las que este problema sucede de repente y sin motivo aparente. Lamentablemente, si has tenido un corte de luz en el momento de arrancar o durante el proceso de apagado del equipo, hay bastantes papeletas de que se haya corrompido el sistema de archivos. Lo mismo sucede si el corte de luz te pilla precisamente instalando actualizaciones o actualizando el firmware de un dispositivo concreto: puede suponer la muerte del mismo.

Lo primero que deberías hacer es fijarte qué es lo que te dice el pantallazo azul y anotar el error concreto, por ejemplo en la imagen de arriba podemos leer el siguiente mensaje: Stop Code: BAD SYSTEM CONFIG INFO, pero son muchos los códigos de error que podemos sufrir en este mismo BSOD, tales como:

  • CRITICAL_PROCESS_DIED
  • SYSTEM_THREAD_EXCEPTION_NOT_HANDLED
  • IRQL_NOT_LESS_OR_EQUAL
  • VIDEO_TDR_TIMEOUT_DETECTED
  • PAGE_FAULT_IN_NONPAGED_AREA
  • SYSTEM_SERVICE_EXCEPTION
  • DPC_WATCHDOG_VIOLATION

Lo mejor que puedes hacer en estos casos es acceder a la página web de soporte de Microsoft y buscas el Stop Code que te ha salido, pues ahí encontrarás instrucciones específicas sobre lo que debes hacer. En todo caso, a continuación vamos a contarte las posibles soluciones a este problema.

 

¿Cuáles son las causas?

Pues pueden ser varias distintas y la mayoría de veces no es una sola al mismo tiempo, aunque claro está, un motivo prevalecerá sobre otro, ya que será el que generará el código de error provocando la parada en seco del sistema. Es por ello que hemos de saber que es lo que provoca el BSOD en el arranque del sistema. Veamos, por tanto, cuales son.

 

Cambios en el hardware

Lo primero que deberías comprobar es si justo antes de comenzar a recibir este error has realizado algún cambio de hardware en tu equipo. Si es así, prueba a desconectar tu nuevo hardware para verificar si sigues recibiendo el error.

Conectar USB

Si es un componente interno, entonces todo se complica, ya que hablamos de múltiples buses y voltajes. Si es una CPU puede que tengas problemas con el IMC y la RAM, puede que tengas un defecto de voltaje en alguno de los parámetros porque la BIOS/UEFI no lo compense y corrija, puedes tener incluso polvo dentro del socket y casi ni verlo, pero está haciendo contacto, por poner algunos ejemplos.

Si fuese la tarjeta gráfica hablaríamos desde un mal montaje del conector con el slot PCIe (puede darse que creas que ha entrado totalmente y no es así), hasta problemas de voltaje en la propia GPU que al mismo tiempo podrían ser causa de una inoperativa de estabilidad en el amperaje por parte de la PSU, o quizás un mal anclaje de los conectores PCIe de 6, 8 o 16 pines.

 

¿Cómo puedes arreglarlo?

Si últimamente no has instalado nuevo hardware en tu equipo y sigues con este problema en el PC, entonces prueba a desconectar todo tu hardware externo, especialmente dispositivos USB, y ve probando a conectar uno a uno (primero teclado, luego ratón) y encender el PC para ver si el BSOD sigue apareciendo o no. En el caso de que inicialmente dejes de recibir el pantallazo azul y tras conectar cierto dispositivo externo comienzas a recibirlo primero, seguramente sea ese dispositivo el que lo esté causando

 

BSOD al iniciar por drivers o software

La pantalla azul de la muerte supone un problema especialmente grave cuando esta se muestra nada más encender Windows sin tener la posibilidad de acceder al propio sistema operativo y realizar algunos cambios para tratar de solucionar el problema. La solución a este problema pasa por acceder a Windows en modo seguro. El modo seguro de Windows ejecuta Windows pero sin cargar ninguno de los drivers de los componentes externos e internos de nuestro PC.

Hay diferentes formas de iniciar Windows en modo seguro. En este caso en concreto, cuando el PC no acaba de arrancar y únicamente se muestra la pantalla azul de la muerte, Windows mostrará una pantalla azul con diferentes opciones para solucionar el problema y donde debemos seleccionar Solucionar problemas > Opciones avanzadas. Dentro del menú Opciones avanzadas, pulsamos en Configuración de Inicio y seguidamente en Reiniciar.

Pantalla recuperación de Windows

Si podemos iniciar en modo seguro Windows, significa que el problema no está en uno componente, sino en el driver que lo gestiona o en alguna aplicación que hemos instalado en el PC para sacar el máximo partido a un hardware conectado. Es recomendable comenzar por comprobar cuál es la última aplicación o actualización que se ha instalado en nuestro PC, una información que podemos conocer haciendo clic con el botón derecho sobre el botón de Inicio y selecciona «Aplicaciones y características». En la ventana que se abre, busca el desplegable «Ordenar por» y selecciona Fecha de instalación.

Desinstalar programas problemas PC

Debemos desinstalar la última actualización actualizada / instalada en nuestro PC, especialmente si se trata de controlares de NVIDIA o AMD. Una vez hemos desinstalado todo lo que consideramos como sospechoso de ser el origen del problema, reiniciamos el PC para salir del modo seguro y comprobamos si este vuelve a funcionar con normalidad.

 

Actualizaciones de Windows

Por supuesto, también deberías actualizar el sistema operativo por si hay nuevas actualizaciones, ya que muchas veces esto solucionará el problema.

  1. Haz clic con el botón izquierdo del ratón sobre el botón de inicio.
  2. Selecciona Configuración (el icono de la rueda dentada).
  3. Luego ve a Actualización y Seguridad.
  4. En la pestaña de Windows Update comprueba si hay actualizaciones (de haberlas, instálalas).

Actualizar Windows 10

Esto actualizará el sistema operativo a la versión más nueva en ese momento. Buena parte de los problemas relacionados con el hardware en el arranque vienen cuando este es muy nuevo y Windows no está al día.

El modo seguro de Windows en su arranque nos da una opción para iniciar sin drivers firmados, es otra opción que podemos probar y que en no pocas ocasiones ha salvado a más de un usuario, principalmente porque la validación y firma del mismo mediante WDDM 2.0 falla por culpa del fabricante y se producen BSOD masivos porque Windows no la puede leer.

 

¿Y si todo lo anterior no funciona?

En todo caso, tener un pantallazo azul que genera un problema en el PC no es el fin del mundo y casi siempre tiene solución, salvo en los supuestos que hemos mencionado más arriba, como que por ejemplo se vaya la luz justo en el momento en el que estás actualizando el firmware de un dispositivo, puesto que esto muchas veces sí que puede suponer la muerte prematura del dispositivo

En el caso de que ninguna de las soluciones que os hemos especificado anteriormente no funcionen o no tengáis acceso a ellas, os recomendamos que hagáis lo siguiente y ya os avanzamos que en muchos casos se trata de medidas que pueden parecer drásticas, pero que os van a solucionar buena parte de los problemas.

 

Desmonta y vuelve a montar el PC

Si nada de esto ha solucionado el problema y sigues teniendo el mismo pantallazo azul, lo último que deberías intentar es hacer un «remontaje» de tu PC, desinstalando todo su hardware y volviéndolo a montar por si el problema es que alguno de los componentes está haciendo mal contacto provocando el fallo.

 

Formatea el disco duro y reinstala Windows o Linux

Obviamente, otra potencial solución es formatear el PC e instalar todo de nuevo desde cero, si bien como seguramente ya sabrás, esto es arena de otro costal y de hecho no es del gusto de nadie el tener que hacerlo, pero hay ocasiones en las que no queda más remedio.

Es por ello que es siempre recomendable hacer copias de seguridad periódicas de nuestros datos más sensibles, por si llega el momento en que tenemos que realizar borrón y cuenta nueva por un fallo como el que os estamos explicando.

 

Plantéate usar GNU/Linux

También hay que tener en cuenta que los BSOD son problema de Windows, así que si el error persiste, plantéate probar con una distribución de GNU/Linux, claro está que no lo recomendamos en el caso de que el uso de tu PC dependa de aplicaciones que solo estén en Windows, sin embargo, hay soluciones para ello como Proton o Wine que permiten una compatibilidad parcial con buena parte de ese software, tanto para uso profesional –suites de Office que incluso puedes utilizar online, o apps de diseño, edición, etc.– como personal si lo que te tiran son los juegos.

Steam bajo Linux.

Steam, por ejemplo, ofrece cierta cobertura en ese aspecto para que todas las compras que acumules en tu cliente de PC, lo tengas disponible en un ordenador con ese sistema operativo.

¡Sé el primero en comentar!