Si tu monitor tiene un píxel muerto, así puedes intentar arreglarlo

Si tu monitor tiene un píxel muerto (o más) o bloqueado, pero la garantía del monitor no lo cubre, hay algunos métodos que puedes seguir tú mismo para intentar repararlo. En este artículo te vamos a enseñar de qué maneras puedes intentar arreglar un píxel muerto en tu monitor sin tener que gastar dinero, y así hacer que funcione como se supone que tiene que hacerlo.

Antes de nada, debemos saber si el defecto que tiene el monitor es un píxel muerto o un píxel bloqueado. Los píxeles muertos son normalmente de color negro (dark) o blanco (bright), y son píxeles que no están funcionando adecuadamente y por tanto no cambian con cada refresco de pantalla. Por su parte, un píxel bloqueado es normalmente de color rojo, verde o azul, y es un píxel que sí funciona, pero que se ha quedado bloqueado en ese color y no es capaz de cambiar.

Pixel muerto Pantalla

Pero antes de ver los métodos, y especialmente para los píxeles muertos, debes entender que tienen riesgos asociados y que si no tienes cuidado podrías terminar de estropear la pantalla. Por este motivo, hazlo bajo tu propia responsabilidad, y siempre recomendamos primero intentar tramitar la garantía, ya que es el mejor método para evitar posibles problemas.

Cómo intentar arreglar un píxel muerto

arreglar píxel muerto monitor

Por norma general los píxeles muertos no tienen arreglo, pero existe un método ampliamente conocido, que os vamos a explicar a continuación, que en algunos casos aislados puede funcionar para arreglarlo. No obstante desde ya os decimos que este método funciona pocas veces, solo en aquellos píxeles muertos que están muertos por un mal contacto y por tanto se pueden llegar a recuperar. Aun así, si es tu caso, merece la pena intentarlo.

Estos son los pasos a seguir:

  1. Apaga completamente el ordenador y el monitor.
  2. Con un trapo suave y seco, preferentemente de microfibra, aplica presión justo donde está el píxel muerto. No apliques demasiada presión, solo un poco, y ten cuidado de no presionar zonas donde no haya píxeles muertos.
  3. Sin dejar de aplicar presión, enciende el PC y el monitor.
  4. Una vez que el equipo haya arrancado, deja de hacer presión y retira el trapo.

Si todo ha ido bien y has tenido suerte, el píxel muerto habrá resucitado. La «ciencia» de este método no es otra que hacer que el cristal líquido del interior de la matriz LCD de la pantalla se extienda a este píxel para que vuelva a funcionar, motivo por el que solo funcionará en monitores LCD.

Cómo arreglar un píxel bloqueado

Jscreenfix 1000

Este tipo de defectos son más fáciles de arreglar, por lo que la tasa de éxito al intentarlo es mucho mayor (en torno a un 50% de éxito). En este caso, el píxel se ha quedado bloqueado en un color y no es capaz de cambiar, y la solución más sencilla se realiza mediante software de una manera muy fácil.

Este es el método que tienes que seguir:

  1. Deja el monitor apagado al menos durante dos horas para asegurarnos de que sus componentes están fríos antes de empezar.
  2. Enciende el PC, y en cuanto arranque abre un navegador y accede a JScreenFix.
  3. Pulsa sobre el botón «Launch JScreenFix».
  4. Pulsa F11 para entrar en el modo pantalla completa, y mueve el recuadro de colores a la zona donde está el píxel bloqueado.
  5. Déjalo ahí durante 10-15 minutos. Si es posible, incluso más tiempo (hasta una hora).

Lo que hace este método es obligar a los píxeles de la zona a cambiar entre rojo, verde y azul a una tasa de 60 veces por segundo, lo cual puede ayudar a resucitar los píxeles bloqueados de una manera fácil y rápida.

Si con este método no has logrado que el píxel se desbloquee, puedes probar el mismo método que se utiliza para los píxeles muertos.

¿Por qué se produce este fenómeno?

Fabricación LCD

En primer lugar se ha de tener en cuenta que en la fabricación de los paneles siempre hay un área que puede salir defectuosa, la cual es lo suficientemente pequeña como para que aparezca este fenómeno en uno de cada muchos paneles. Por lo que si te ocurre que tienes un píxel muerto entonces es que has sido uno de los afortunados, aunque normalmente los fabricantes en sus test de calidad comprueban que todos los elementos funcionen.

En realidad un píxel en un panel LCD, LED u OLED no son más que tres bombillas muy pequeñas que generan cada una un luz roja, verde o azul que combinada acaba generando el color de ese píxel. Es más, cuanto más elementos tiene un dispositivo más propenso a fallos es. No en vano, este es el motivo por el cual los paneles de altas resoluciones son extremadamente caros, no solo por el valor que dan en forma de una mayor calidad de imagen por la resolución y por tanto aumentando el número de píxeles, sino también por contraste, espacio de color, brillo, resolución, etc.

En productos altamente profesionales o de gama alta esto no ocurre por un motivo muy sencillo, se realizan pocas unidades en comparación con los productos de masa. En cambio los productos altamente comerciales siempre suelen venir acompañados de alguna noticia de algún píxel muerto y es que la alta velocidad de producción también afecta negativamente a los test de calidad de los diferentes paneles sean para el producto que sean.

¿Se puede hacer algo si estos métodos no funcionan?

Pixeles Muertos

Si ninguno de estos métodos te ha funcionado, es probable que ese píxel esté muerto «de verdad» y que no tenga arreglo, ya que se trate de un problema físico del mismo. En tal caso deberías consultar, como hemos mencionado al principio de este artículo, si la garantía del monitor cubre este problema. De no ser así, lamentablemente poco podrás hacer, pero si este problema te ha surgido en los primeros días desde la compra del monitor (o ya te vino así), recuerda que tienes derecho de desistimiento y podrás devolverlo sin coste para ti siempre y cuando hayas hecho la compra por Internet.

Nuestra recomendación es que cojas la cámara de tu teléfono móvil en modo Zoom y le hagas un barrido a la pantalla cuando la enciendas por primera vez y antes de conectar a cualquier dispositivo que quieras usar como entrada de vídeo. De esta manera podrás asegurarte lo más pronto posible que tu monitor está en las mejores condiciones y en el fallo de que exista algún desperfecto lo podrás cambiar lo más rápido posible.

Recomendamos hacer este proceso si comprar un monitor de segunda mano o uno que ha sido reacondicionado para la venta, ya que pueden contener algunas taras. Eso sí, léete bien la garantía del fabricante para ciertos modelos, ya que muchos no cubren la reparación o el cambio por uno sin píxeles muertos si no hay un mínimo de los mismos.

1 Comentario