Así puedes saber si un ventilador es de alta presión estática

Así puedes saber si un ventilador es de alta presión estática

Javier López

En refrigeración hay ciertos factores que marcan la diferencia. Posiblemente el mayor de ellos no sea ni el número de aletas, heat pipes o densidad y grosor del cuerpo del radiador o bloque en cuestión, si no los ventiladores usados. Muchos usuarios saben de la importancia de ellos y por eso pasan muchas horas informándose sobre rendimientos y especificaciones, pero, ¿cómo saber a simple vista si un ventilador está enfocado a alta presión estática?

En otros artículos hemos tratado precisamente los datos a tener en cuenta para valorar qué es una alta presión estática y cuántos mmH2O se necesitan para que así se considere. Ahora vamos a tratar de discernir ciertos valores con solo mirar un ventilador, en un rango más o menos aceptable de acierto y sobre todo, cómo evitar que nos den gato por liebre a la hora de comprar un modelo u otro.

Los fabricantes muchas veces ofrecen valores irreales para los ventiladores de alta presión estática

Ventiladores

No nos podemos fiar de los valores exactos de los fabricantes, esa es la realidad. Muchos dan niveles de presión estática que son medidos en peak, mientras que otros dan valores sostenidos y por último otros dan la media ponderada.

Como no hay manera de saber en qué tipo de medición se están basando, lo ideal sería tener a mano la P/Q de cada uno de ellos, algo realmente complicado pese a los tiempos que corren. Así que solo nos queda nuestra pericia y conocimientos para discernir, sin mirar una comparativa, qué ventilador puede empujar más aire a través de una restricción como un disipador o simplemente un radiador denso.

En primer lugar hemos de elegir ventiladores de 12 cm. Los motivos son simples y tampoco entraremos en desgranarlos a fondo puesto que ya los comentamos en otros artículos:

  • Diámetro perfecto.
  • Posibilidad de alcanzar mayores RPM.
  • Coste ajustado en materiales.
  • Mejor balance de motores.
  • Aspas con suficiente longitud.

Con esto claro, vamos a centrarnos en los detalles, puesto que estos marcarán la diferencia. Desde dentro hacia fuera, tendremos que tener en cuenta el tamaño del motor que incluyen, ya que el diámetro del mismo implica un diseño de aspas completamente diferente.

Mayor motor implica por norma mayor número de aspas, y con ello un ángulo más agresivo de las mismas, lo cual es importante de cara a «empujar el aire» y la sonoridad general. Para comparar más o menos a igualdad de condiciones y RPM pondremos como ejemplo al Corsair ML120 Pro y al Vardar 120 Evo.

Como se puede ver a simple vista y aunque en este caso concreto tenemos el mismo número de aspas, el diámetro del motor es mucho mayor en el Vardar que en el Corsair, debido principalmente a la diferencia de tecnología que hay entre ellos.

El motor es clave para el diseño de las aspas

Esto produce que el Vardar necesite unas aspas con un ángulo de giro más amplio, donde desde el motor central se va ganando anchura hasta llegar a la parte final del marco, por lo que genera un vórtice de mayor calado en esta zona. El Corsair al tener un motor más pequeño puede permitirse palas más anchas desde su base que arrastrarán más aire en la zona central.

Además, el ángulo de ataque es menor y el diámetro de las aspas en la zona final junto al marco es mucho mayor que en el Vardar. Huelga decir viendo sus especificaciones que el ventilador de EK logra 3,16 mmH2O a 2.200 RPM, mientras que el ventilador de los americanos gira a 2.400 RPM y consigue en teoría 4,2 mmH2O de presión estática.

Todo lo dicho hasta ahora cobra sentido si miramos un ventilador de gama alta, pero enfocado a mover aire y por lo tanto nada enfocado a la presión estática.

Corsair-AF120-LED-005

La imagen superior muestra un Corsair AF120, un ventilador de bajas RPM, bajo ruido y que busca mover la máxima cantidad de aire sin apenas restricción. Como vemos, su motor está en un término medio entre los dos ventiladores nombrados, pero sus aspas delatan su funcionalidad: planas, poco ángulo de ataque, mucha separación desde la parte final de las mismas hasta el borde del marco, muy poca anchura y mucha separación entre ellas en cuanto a ángulo de giro.

Altura, inclinación o distancia, claves para comprender su funcionamiento

Otro de los aspectos clave será la altura e inclinación de las mismas si queremos saber el tipo de ventilador que estamos viendo.

Corsair H115i RGB PRO XT (25)

Aquí vemos perfectamente cómo las aspas salen de la parte más baja del motor y se sitúan hasta la mitad del mismo, donde el ángulo de ataque está pensado para arrastrar la máxima cantidad de aire y mediante el giro y forma del aspas introducirlo de forma perpendicular.

Noctua-A12x25

Otros fabricantes y modelos optan por un mayor número de aspas, más curvas y con ángulos de caída más agresivos en su parte final, donde pretenden aprovechar su desventaja en términos de tamaño de motor con mayor altura de las mismas.

Este tipo de ventilador normalmente es muy óptimo en cuanto a presión y sonido, ya que la curvatura que se consigue es más abrupta, pero permite menos escapatoria de aire al haber poco espacio entre aspas. Además la distancia con el marco suele ser realmente ínfima debido a que apenas deforman las aspas con el giro.

Fijándonos en estos detalles podremos discenir entre ventiladores para presión estática y para mover aire sin tener que ver sus especificaciones e incluso con el tiempo podremos llegar a intuir más o menos que diseño es más eficaz.