Cuáles son los tamaños de ventilador que puedes usar en tu PC

Cuáles son los tamaños de ventilador que puedes usar en tu PC

Juan Diego de Usera

Desde los 40 hasta los 230 mm de diámetro, la variedad de tamaños de ventilador para PC es enorme. Sin embargo, la gran mayoría de ellos no se suelen usar en nuestros sistemas. Al menos, no de manera actual. Hay modelos, como los de 80 mm, que se usaron con profusión en el pasado, pero que ahora ya no tienen espacio en nuestros sistemas. Vamos a ver cuáles son los tamaños de ventilador que más se usan en nuestros equipos.

Desde los comienzos de la informática de consumo el ventilador ha sido una parte integral de esta. Ya sea en el disipador para el procesador, para la tarjeta gráfica o en las propias cajas. De hecho, salvo en ciertos modelos, es normal que haya al menos algún ventilador en el interior de nuestro PC. Y es que su función para refrigerar los componentes todavía es necesaria.

Ahora bien, de todos los modelos de ventiladores disponibles en el mercado, ¿cuáles son los más habituales?

Clasificación de uso de los tamaños de ventilador por diámetro

En un ventilador hay dos dimensiones a tener en cuenta: el diámetro y la anchura. Es normal que cuando hablemos de los tamaños de ventilador, las dimensiones se den como 120 x 25 mm. Esto significa que el ventilador tiene 120 mm de diámetro, y un ancho de 25 mm.

Sabiendo esto y para abreviar, los ventiladores como tal se denominan por la primera de las métricas y no por el grosor.

Ventiladores de 80 mm

Estos modelos eran muy usados hace más de 10 años. Tanto para refrigerar las cajas de ordenador, como para refrigerar los componentes. Se caracterizaban por ser modelos que giraban a bastantes revoluciones por minuto (entre las 5.000 y las 7.000 rpm). Y por ser notablemente sonoros. Actualmente se siguen usando en cajas muy pequeñas, tipo ITX y debido a todo lo anterior han sufrido diferentes revoluciones para ganar flujo de aire y rebajar su sonoridad, así como PWM, por ejemplo.

Como ya hemos dicho, este tipo de ventilador era el más usado hace muchos años. Sin embargo, a fecha de hoy ya quedan pocas cajas o disipadores que necesiten de este tipo de ventilador fuera de los nombrados ITX.

Ventiladores de 92 mm

Lanzados como mejora de los anteriores modelos de 80 mm. Este modelo de ventilador nunca llegó a usarse más allá de algunos disipadores de gama baja.

Si bien es correcto que funcionan a menores rpm, no deja de ser cierto que, excepto los modelos de algunas marcas, siguen siendo más sonoros que la media. Sin embargo, modelos con este diámetro sí se suelen usar bastante en los disipadores de algunas tarjetas gráficas.

En los chasis apenas se han usado como tal, excepto en modelos concretos, ya que no terminaron de cuajar en el mercado gaming.

Ventiladores de 120 mm

Este diámetro de ventilador es el que se ha convertido en el estándar de facto, sobre todo una vez se decidió sustituir a los antiguos ventiladores de 80 mm. La realidad es que los ventiladores de 120 mm son mucho más flexibles que los anteriores modelos, ya que tendremos desde modelos que giran a pocas rpm, para usuarios que buscan baja sonoridad, hasta modelos que giran a 3.000 rpm, para los que buscan las máximas prestaciones.

La gran ventaja de estos ventiladores es que mueven bastante caudal de aire. Y su sonoridad no tiene porqué ser elevada. Pero, más que el volumen sonoro que desprendan, es el tono de este sonido. Así, mientras que los modelos de menor tamaño suelen tener un tono muy agudo, los modelos de 120 mm y superiores lo suelen tener bastante más grave.

Además, son los más indicados para radiadores o disipadores debido a su mayor presión estática, muy por encima del resto de tipos de ventiladores, así que son de todos los tamaños de ventilador más usado de la industria.

Ventiladores de 140 mm

Estos modelos abundan en las ventajas del anterior modelo de 120 mm. Sin embargo, no han acabado por sustituirlos, ni en cajas ni en disipadores. De hecho, es más habitual verlos instalados (o con posibilidad de ser instalados) en cajas que en disipadores.

Mueven más flujo de aire que los de 120 mm, pero pecan de menor presión estática que estos por norma general. Se necesitan ventiladores de alta gama para lograr una presión estática igual o similar a un ventilador de gama media de 120 mm.

Ventiladores de 180 mm

Estos modelos solo han salido para cajas de PC. Y, de hecho, tan solo SilverStone fabrica cajas que son compatibles con estos modelos de ventiladores.

En general, suelen ser modelos que tienen un gran caudal de aire, girando a relativamente bajas rpm (1.200 rpm es lo habitual), en cambio, su presión estática es bastante baja.

Ventiladores de 220 mm

Este tipo de ventiladores solo se han desarrollado para ser usados en cajas de ordenador por razones más que obvias, cuando se ve el enorme tamaño que tienen.

Como ventiladores, son modelos que destacan por el gran caudal de aire que mueven. Especialmente, dado que giran a unas rpm bastante bajas (unas 800 rpm de media). Esto propicia que generalmente sean bastante silenciosos en funcionamiento.

En resumen, en nuestros ordenadores los tamaños de ventilador que es más probable que encontremos, son los de 120 o los de 140 mm.