Crea tu propio Smart Mirror con una Raspberry Pi gastando lo mínimo

El «espejo mágico del futuro» no es un concepto de las películas de ciencia ficción, sino que es algo real y que además puedes fabricar tú mismo por bastante poco dinero. En este artículo te lo vamos a demostrar y te vamos a contar qué es lo que necesitas para realizar un proyecto de Smart Mirror utilizando una Raspberry Pi y el mínimo dinero indispensable para los materiales y el montaje.

Un Smart Mirror es, como su nombre en inglés indica, un espejo inteligente que es capaz de mostrarte la hora, la fecha, el clima exterior, las próximas citas en tu calendario y mucho más al mismo tiempo que, por supuesto, te muestra tu propio reflejo. Si te sientes con ganas y tienes el tiempo y la habilidad suficiente, incluso puedes integrarle un asistente de voz e introducirle tantos componentes como quieras, pero eso ya dependerá de ti.

¿Qué se necesita para crear un Smart Mirror?

Smart Mirror

Crear un proyecto de Smart Mirror te saldrá por en torno a unos 300 euros si pretendes partir desde cero, pero si aprovechas una Raspberry Pi que tuvieras en un cajón muerta de asco sin usar y un espejo que ya tuvieras por casa, el precio de la factura se puede reducir bastante y por menos de 100 euros podrías llegar a tenerlo. Obviamente también puedes gastar más dinero, dependiendo de si quieres comprar un espejo nuevo, si quieres integrarle micrófono y altavoces para que también sea un asistente virtual, etc.

Como te hemos indicado al principio, el componente primordial para este proyecto es una Raspberry Pi, ya que en esencia un Smart Mirror no es sino un espejo con una pantalla por detrás que tiene que estar controlada por «algo», y ese algo es la Raspberry, un pequeño mini PC que apenas ocupa espacio y que es capaz de ejecutar sistemas operativos basados en Linux que cuenta con un enorme apoyo por parte de la comunidad de desarrolladores. En general, cualquier modelo debería valerte pero se recomienda usar una Raspberry Pi 4 por su mayor potencia.

Raspberry Pi Model B plus

Sea cual sea el tipo de Smart Mirror que pretendas construir, necesitarás una serie de elementos que son comunes a todos los proyectos de esta índole, así que a continuación vamos a listar los componentes mínimos que te harán falta.

Lo que tenemos entre manos es un espejo inteligente, así que obviamente necesitarás un espejo (¡sorpresa!), pero no te vale un espejo normal sino uno de los llamados de dos vías (por un lado refleja la imagen pero por el otro se ve lo que hay al otro lado), ya que necesitaremos que se vea la imagen del monitor que colocaremos por detrás. Lo ideal es que vayas a una ferretería o similar a encargarlo porque lo suyo es que tenga las mismas dimensiones que la pantalla que coloques por detrás, y es lo siguiente que vamos a tratar.

Como te hemos mencionado, es necesario colocar una pantalla por detrás del espejo de dos vías, que será la encargada de mostrar la información; lo suyo es poner una pantalla LCD de un monitor viejo que ya tuvieras (siempre pantalla plana, claro), y del tamaño de esta pantalla dependerá el tamaño del espejo de dos vías que debes encargar. El tamaño que quieras utilizar depende de ti, y de hecho puedes usar hasta una tablet Android vieja si quieres.

Monitores Xiaomi 1C

Otro elemento común que te hará falta es un marco, preferiblemente de madera porque si fuera metálico no podrías personalizarlo para el cableado que necesitarás meter. El marco es necesario tanto por estética como para meter los componentes «escondidos», así como para poder colgar el espejo en una pared. Obviamente también necesitarás herramientas básicas como destornillador, tornillos, lija, herramientas para trabajar la madera, etc.

¿Cómo se fabrica un espejo inteligente con una Raspberry Pi?

Tal y como te hemos mencionado al principio, son muchas las maneras y las opciones que tienes a la hora de fabricar un Smart Mirror basado en Raspberry Pi, así que lo que vamos a hacer es listar los proyectos ya hechos que nos parecen más interesantes para que puedas coger las ideas que necesitas según el tipo que pretendas hacer.

Comenzamos con el Smart Mirror original, creado por Michael Teeuw y que se llama MagicMirror². Como fue uno de los primeros Smart Mirrors jamás creados, está todo muy bien documentado en una serie de tutoriales escritos por el autor, así que no tendrás problema en hacer tu propio proyecto con tal de que seas un poco «manitas», ya que está todo explicado de manera sencilla. Los módulos predeterminados incluyen un reloj, un calendario, pronóstico del tiempo y un mensaje de cortesía, y viene todo integrado para que ni siquiera tengas que configurar la Raspberry.

Por otro lado, también tenemos el proyecto MirrorMirror hecho por Dylan Pierce, y es considerado por toda la comunidad DIY la mejor guía para crear un Smart Mirror desde cero. Pierce rompió con la norma y configuró Chromium para que se ejecutara al inicio tras instalar Raspbian, pero en todo caso te recomendamos leer la publicación completa que te hemos enlazado antes de lanzarte a construir el tuyo propio porque tiene algunos matices a tener en cuenta.

MirrorMirror

Por otro lado, también tenemos un proyecto que permite interactuar con el Smart Mirror utilizando comandos de voz, en este caso añadiendo un smartphone o tablet Android a la ecuación. El proyecto está realizado por Evan Cohen, quien ha proporcionado una completa documentación sobre cómo construir, instalar y operar su espejo inteligente. Te dejamos a continuación un vídeo donde puedes ver su funcionamiento.

Finalmente, el último proyecto que queremos destacar está construido por Eben Kouao, y no solo es un espejo inteligente con pantalla táctil sino que además cuenta con identificación facial incorporada para identificar a la persona que está frente a él. Construir un Smart Mirror con pantalla táctil no es nada fácil ni barato ya que el grosor del espejo de dos vías hace imposible el usar una pantalla capacitiva estándar, pero Eben incorporó un marco de infrarrojos para esta capacidad táctil, con un LED a un lado y detectores de luz en el otro, pudiendo así saber dónde se ha tocado en el espejo.

Con la inclusión del módulo de cámara para la Raspberry Pi, el espejo puede ver al usuario e identificarlo utilizando un módulo de detección de caras OpenCV. Tienes toda la documentación en esta página web.