Cómo hacer que tus pendrive USB te duren muchos años

Cómo hacer que tus pendrive USB te duren muchos años

Rodrigo Alonso

Los pendrive USB son unos elementos muy útiles porque nos permiten llevar nuestros documentos y datos de un sitio a otro y son compatibles con prácticamente cualquier ordenador del mundo. Ahora bien, también es bastante fácil que tengan una muerte prematura si no tenemos cuidado, así que vamos a daros a continuación una serie de consejos para que os duren el mayor tiempo posible en su plenitud de facultades.

Protege tus pendrive USB contra daños físicos

Esto es lo más evidente: si se te caen al suelo, los golpeas o sufren cualquier otro tipo de daño físico externo, es probable que tus pendrive USB dejen de funcionar antes de tiempo. Para minimizar este riesgo es recomendable guardarlos en una caja de cartón que no se golpee con facilidad, así como alejarlos de fuentes de altas o bajas temperaturas y emisiones magnéticas.

Por otro lado, hay algunos tipos de pendrive que presumen de ser «todoterreno» porque cuentan con una carcasa externa más resistente de lo normal. Por ejemplo, si sueles llevar tu pendrive USB siempre contigo en tu bolso o mochila, merece la pena pagar un extra por este extra de protección. Por experiencia, a este respecto recomendamos el Corsair Survivor, un pendrive con carcasa metálica que además tiene juntas tóricas para ser estanca (es sumergible).

Desconéctalos cuando no los utilices

Hay mucha gente que siempre tiene conectado el pendrive USB al equipo aunque no lo esté utilizando, y al final esto va mermando paulatinamente la vida útil del dispositivo porque el sistema operativo va haciéndole consultas periódicas para comprobar su estado. En resumen, conéctalo cuando vayas a utilizarlo y no te olvides de desconectarlo cuando dejes de hacerlo.

Expulsa el dispositivo USB desde el sistema operativo

Aunque ya en los equipos modernos no suele pasar nada, siempre es mejor expulsar el dispositivo desde el sistema operativo antes de desconectarlo. Nunca se sabe si se está accediendo a él por algún motivo, algo que podría producir fallos y errores, y esta es la mejor manera de asegurarse.

Para ello, simplemente pulsa sobre el icono del USB en la barra de inicio, al lado del reloj, y pulsa sobre Expulsar. En Mac, botón derecho sobre el dispositivo y «Expulsar», igualmente.

No edites archivos directamente en el pendrive

Las operaciones de escritura son la mayor causa de desgaste en las unidades de almacenamiento USB. Al contrario que los discos duros, las unidades flash tienen un número limitado de escrituras, así que si necesitas editar ficheros que estén guardados en tu pendrive es mejor que copies el fichero al PC, lo edites ahí, y luego lo vuelvas a copiar en el pendrive que editarlo directamente en éste.

Pendrives-protegidos-contra-escritura

No desfragmentes un pendrive USB

Las unidades flash no requieren desfragmentación, y al igual que con los SSD, es desaconsejable hacerlo en los pendrives. Y no pienses que por desfragmentarlo simplemente no estás consiguiendo nada, es que estás poco a poco matando a la unidad, por el mismo motivo que hemos explicado antes: estás haciendo operaciones de escritura que poco a poco irán haciendo que se acabe su vida útil.

En resumen, ¡no lo desfragmentes!

Deshabilita el pagefile de Windows

El pagefile o archivo de paginación de Windows es una manera que tiene el sistema operativo de manejar las limitaciones de la memoria RAM y almacenar los informes de errores. Con Windows 10 el archivo de paginación ha comenzado a perder importancia, así que bajo algunas circunstancias podrás deshabilitarlo completamente sin problemas. Sin embargo, si no quieres hacerlo (o si tienes poca RAM y quieres mantener el pagefile para ello), configúralo para que se almacene en el disco duro del PC y no dejes que lo haga en tu pendrive USB.