¿El cargador de tu portátil ya no funciona? Esto es lo que debes saber

Cuando compras un ordenador portátil, este siempre viene con su cargador original que es el que nos permitirá recargar su batería. Sin embargo, como elemento de uso externo y de desgaste, el cargador es bastante proclive a sufrir averías y dejar de funcionar en uno u otro momento, por lo que el verse con un portátil al cual no se le puede recargar la batería es bastante habitual. A continuación, te vamos a contar qué es lo que deberías hacer si te ves en esta comprometida situación.

Todos los dispositivos electrónicos que tienen batería necesitan un cargador para poder recargarla, y aunque en los últimos tiempos los smartphones están sufriendo la tendencia de que por ahorrar costes los fabricantes los suministran sin un cargador original, por ahora esto es algo inconcebible en el ecosistema de los ordenadores portátiles. Desde luego, si se te estropea el cargador del portátil puedes verte en la tesitura de que el equipo quede inutilizado, así que vamos a ver qué es lo que deberías tener en cuenta y hacer para remediarlo.

Adquirir un cargador original del fabricante de tu portátil

La mejor forma de asegurarte de que solucionas el problema es desde luego comprar un cargador original directamente desde el fabricante de tu portátil. Todos los fabricantes proporcionan de una u otra manera la posibilidad de adquirir un cargador original, ya sea desde su página web directamente o abriendo un ticket de soporte.

Cargador original HP

El mayor problema de esto es sin lugar a dudas el precio, ya que por norma general el comprar un cargador original es muchísimo más caro que el adquirir uno universal o compatible. Eso sí, al comprar uno original directamente desde el fabricante nos aseguramos que la compatibilidad es total y que tenemos el periodo de garantía correspondiente; en cualquier caso, los precios dependerán de la potencia del cargador y del fabricante, pero pueden oscilar entre los 40 y hasta los 150 euros.

Otro de los inconvenientes de hacer este proceso es el tiempo de espera; cuando compras un cargador en una tienda online muchas veces lo tendrás en tu casa al día siguiente o en 48 horas como mucho, pero cuando lo compras directamente a un fabricante suele tardar bastante más y, de hecho, si viene del extranjero (que es lo más habitual) puedes incluso tener problemas con aduanas, teniendo que pagar tasas adicionales.

Cuidado con los cargadores universales

La otra opción es obviamente el comprar un cargador universal o compatible. Muchos fabricantes, generalmente chinos, venden sus cargadores en tiendas online de renombre como Amazon por ejemplo, indicando los modelos de portátil con los que son compatibles. Si decides ir a por uno de éstos, te aconsejamos que te asegures bien de que el modelo exacto de tu portátil está en la lista de compatibilidad del cargador, ya que al no ser original puede haber variaciones tanto en la tensión (voltaje) y la intensidad (amperaje) de corriente como en el tipo de clavija.

Cargador universal

Como podéis ver en la imagen de ejemplo de arriba, hay cargadores de portátil que vienen con un amplio elenco de clavijas para hacerlos compatible con un amplio abanico de modelos de ordenador portátil, pero con todo debes tener cuidado porque incluso aunque la clavija sea válida para tu equipo, es posible que la potencia o los valores del cargador no sean los que tu portátil necesita.

Además de esto, también debes tener cuidado con los cargadores universales que, como en la imagen de ejemplo de arriba, vienen con varias clavijas diferentes: esto añade una conexión adicional a la ecuación (la del cable a la clavija) y es un potencial punto de fallo, especialmente si esta fuente de alimentación externa no es de buena calidad.

Tensión e intensidad de corriente, ¡mira el cargador original!

Por todo ello, lo primero que debes hacer antes de comprar un cargador universal o compatible (o en resumen, un cargador no original para tu portátil) es fijarte en los valores eléctricos del mismo, de manera que puedas comprar un cargador compatible que tenga exactamente los mismos valores.

Cargador Lenovo

Todos los cargadores originales deben portar una etiqueta que nos indique estos valores; debes fijarte específicamente en los valores de salida (Output) que son los que necesita tu portátil en su entrada, independientemente de la potencia que tenga el cargador (ya que por mucho que el fabricante diga un valor ésta potencia dependerá de estos valores de amperaje y voltaje).

En la imagen de ejemplo que hemos puesto arriba vemos un cargador original de un portátil Lenovo, el cual muestra que la salida es de 20 voltios a 3,25 amperios. Si tuvieras un portátil Lenovo al que se le ha estropeado su cargador original y quieres buscar un reemplazo universal o compatible, deberás fijarte bien que los valores de salida de éste sean exactamente los mismos (20V y 3,25A en el ejemplo).

El tipo de clavija que usa tu portátil

Finalmente, es importante que te fijes en el tipo de clavija que tiene el cargador original de tu portátil, ya que esto no es algo universal y cada fabricante utiliza el que le parece mejor, si bien es cierto que en los últimos tiempos y muy especialmente cuando hablamos de Ultrabooks, se está imponiendo el conector USB-C como estándar. En cualquier caso, debes fijarte qué tipo de clavija tiene el cargador original y cuando busques un cargador universal o compatible, asegurarte de que tiene la misma.

Clavijas portátil

Una vez que te hayas cerciorado de que la clavija es válida para tu equipo y que el cargador tiene los mismos valores de tensión e intensidad de corriente que el cargador original de tu portátil, entonces ya debes pasar a valorar si la calidad y el precio se adecúan a lo que andas buscando. Y si no, o si tienes dudas, siempre tienes la opción de recurrir a un cargador original vendido directamente por el fabricante, si bien como hemos comentado antes este proceso será más largo y sobre todo más caro, ya que el precio de un cargador universal o compatible suele rondar entre los 15 y los 40 euros a lo sumo.