Juegos físicos vs digitales en PC y consola, ¿qué merece más la pena?

Vivimos en la era digital, en la que casi todo el contenido que consumimos nos llega a través de Internet, y buena prueba de ello es la casi desaparición de las películas en formato DVD y Blu-Ray en pos de los servicios vía streaming. Con los juegos pasa lo mismo, y viene incluso de más atrás gracias a plataformas como Steam, donde podemos comprar juegos digitales y prescindir de los físicos, ya que de hecho las unidades ópticas son cada vez menos frecuentes en PC. En consolas la cosa está exactamente igual, y un claro ejemplo es SONY que con su PS5 ha lanzado una versión solo digital, sin unidad óptica y en la que solo podremos jugar a juegos digitales.

Esta obvia tendencia del mercado hacia lo digital y el contenido de «pago por uso» a través de streaming ha cambiado la forma en la que los desarrolladores y sobre todo los distribuidores de juegos hacen las cosas. Quizá en consolas sigue siendo más habitual el tener una copia física de los juegos que en PC, donde ya apenas hay mercado pero, ¿cuál de las dos opciones es mejor y más conveniente? Vamos a proceder a analizar los pros y los contras de cada uno de los formatos para tratar de discernirlo.

Ventajas y desventajas de los juegos digitales

La primera ventaja de los juegos digitales es sin lugar a dudas la conveniencia: accedes a la plataforma que sea, adquieres el juego y automáticamente se añade a tu biblioteca digital, desde donde podrás descargarlo y jugar cuando quieras. No tienes que hacer un pedido en una tienda online y esperar a que te llegue, ni tampoco esperar a las tediosas instalaciones de los DVD / BR de los juegos, ya que en la mayoría de plataformas online la instalación se produce simultáneamente a la descarga.

Por supuesto, el tener una biblioteca de juegos digitales también te sirve para tenerlo todo organizado en un mismo sitio y que no ocupen espacio físicamente en tu casa. A mucha gente le gusta tener una gran colección de juegos físicos, pero a otros les gusta su «síndrome de Diógenes digital» y ver cientos y cientos de juegos en su biblioteca online.

Otra de las ventajas que proporcionan los juegos digitales con respecto a los físicos es que nunca los vas a perder ni a romper. Ciertamente, te podrían robar tu cuenta de la plataforma online, podrías perder los credenciales o el servicio podría dejar de estar activo en algún momento (cosa que hasta ahora nunca ha pasado pero la posibilidad existe).

Ahora bien, la mayor desventaja que tienen los juegos digitales es que ocupan mucho espacio en el disco duro o unidad de almacenamiento del PC o consola, y por norma general tendrás que estar instalando y desinstalando los juegos según vayas necesitando espacio. Para la mayoría de gente esto no es un problema, ya que al fin y al cabo los juegos físicos también necesitan instalarse.

La segunda desventaja que tienen estos juegos es que no puedes pasártelos y revenderlos en el mercado de segunda mano. Cuando compras un juego queda asociado a tu cuenta para siempre, y dado que el EULA de todos los servicios online prohíbe expresamente vender las cuentas, esto significa que no podrás venderlo tras pasártelo para recuperar algo de dinero.

Ventajas y desventajas de los juegos en formato físico

Juegos físicos

A nuestro parecer, la principal ventaja de los juegos en formato físico es el coleccionismo: a todos nos encanta ver una gran colección de juegos en la estantería, aunque no los utilicemos durante años y aunque estén llenándose de polvo y ocupando espacio. Es mero coleccionismo y es muy importante para mucha gente.

La segunda ventaja obvia es que cuando compras un juego en formato físico, normalmente nada de impide venderlo cuando quieras o prestárselo a un amigo. Hay algunas excepciones y especialmente en juegos de PC, puesto que en algunos casos los juegos se deben asociar por fuerza a una cuenta de Steam por ejemplo, de manera que el efecto tras instalarlo es exactamente el mismo a como si lo tuvieras digital porque aunque tengas el DVD y la caja del juego, en realidad has comprado una licencia del juego. Esto, todo sea dicho, no sucede en ninguna de las consolas que hay en el mercado.

Otras ventajas de los juegos físicos incluyen, por ejemplo, que si no son juegos multijugador no tendrás que preocuparte por tu ancho de banda o velocidad de conexión a Internet, y además dada la decadencia de este formato de juegos, los descuentos para comprarlos más baratos suelen ser más frecuentes y, de hecho, no es raro ver que un juego en formato digital sale más caro que un juego físico.

Las desventajas obvias son que ocupan espacio físico, que se pueden romper, los puedes perder o incluso te los pueden robar.

Juegos digitales vs físicos, ¿qué opción es la mejor?

Como siempre, la respuesta a esta pregunta depende de tus preferencias. Bajo nuestro punto de vista te diríamos que en el caso de los juegos para PC, preferimos los digitales porque en PC no tenemos tan limitado el espacio de almacenamiento ni el ancho de banda de Internet, y la oferta es tan grande que puede llegar a ser abrumadora.

Ahora bien, si eres un usuario de consola entonces nosotros personalmente preferimos el formato físico, más que por coleccionismo porque esos juegos no quedan asociados para ti para siempre, y siempre podrás prestarlos, que te los presten, cambiarlos o revenderlos cuando te aburras de ellos.