¿Pensando en comprar una GPU usada? Evita problemas con estos consejos

En plena falta de stock de las diferentes GPUs de AMD y NVIDIA es cuando a muchos se nos viene a la cabeza la idea de comprar una gráfica usada. Pero el hecho de encontrar una es toda una odisea y hay lugares donde literalmente venden chatarra. Para no tener problemas a la hora de comprar, sigue nuestra guía para evitar problemas y errores a la hora de comprar.

Comprar una tarjeta gráfica usada o de segunda mano para muchos puede ser una mala idea, pero para otros puede ser una salvación. Muchas veces es mejor comprar una tarjeta gráfica de segunda mano para obtener un mayor rendimiento que con una nueva, pero no siempre una gráfica usada es una buena compra, ya que hay mucha estafa.

Cosas a mirar antes de comprar una GPU usada

Tarjeta Gráfica Usada

Lo primero de todo es que te encuentras en una tienda de objetos de segunda mano, en ella ves una tarjeta gráfica que te parece una ganga si tenemos en cuenta su precio y su rendimiento y te permiten verla. No has podido probarla, pero ya deberías ser capaz de hacerle un vistazo forense rápido para indicar cuál es el estado de la tarjeta gráfica.

No te dejan probar la tarjeta, pero los problemas que vas a poder ver de entrada solo con ver la placa ya te pueden dar una pista del estado de la tarjeta gráfica por la que te has interesado. De entrada puedes encontrarte que haya partes donde faltan tornillos y por tanto se han perdido, también es importante que la tarjeta gráfica este limpia en cuanto a polvo y suciedad acumulada, especialmente en los lugares donde se suele colocar la pasta térmica y los pads termales. En todo caso si es un problema de suciedad se puede reparar con una limpieza de la tarjeta y los tornillos faltantes se pueden buscar.

Lo que es más problemático es que elementos del circuito eléctrico como los MOSFETS, inductores y capacitadores no estén en buen estado. Así como que el PCB este doblado. Si ves uno de estos problemas huye de entrada. Tampoco te olvides que el BGA donde está la GPU así como la VRAM esté bien colocado y en su sitio, Si ves alguno de estos problemas cuando veas la tarjeta gráfica en una tienda de segunda mano, simplemente huye de ella.

Usa GPU-Z para diagnosticar el rendimiento

GPU-Z Logo

De acuerdo, la tarjeta ha pasado el test visual y externamente parece completamente nueva, es hora de ponerla a prueba para ver cómo funciona y te encuentras que las cosas no van del todo como deberían ir de entrada, aquí es donde entramos en problemas que tienen que ver con el estado de la GPU misma y de la VRAM, los cuales vamos a diagnosticar haciendo uso de herramientas de benchmarking, pero especialmente con GPU-Z.

GPU-Z es una herramienta que nos da la información de la tarjeta gráfica que hemos instalado al completo, esto nos permitirá saber de entrada si existe algún problema interno en la GPU o la VRAM que haya recortado sus capacidades. Además, en el caso de que nuestra tarjeta gráfica traiga ventiladores de serie para refrigerarla nos permitirá conocer cuál es el estado de estos en cada momento. Así como de la temperatura de los diferentes componentes.

Os recomendamos ejecutar GPU-Z en segundo plano mientras ejecutáis en vuestro PC una aplicación que sea gráficamente intensiva, ya que la mayor parte del tiempo las tarjetas gráficas se colocan a velocidades de reloj muy bajas, no vale medirlas renderizando el escritorio de Windows, por lo que os recomendamos darles caña. De paso aprovechamos para daros un consejo, la mayoría de tiendas prueban las tarjetas gráficas de segunda mano que venden en el escritorio de Windows, por lo que cruzad los dedos.

Artefactos gráficos o errores de visualización

Artefactos Visuales

Un artefacto gráfico ocurre cuando la imagen en pantalla no se muestra como es debido, el origen de esto pueden ser muchas partes en el software, pero en común lo podemos localizar en los siguientes dos puntos:

  • Mal estado de las salidas de vídeo: es una de las cosas que deberías miras, algunas veces es posible reparar una salida de vídeo con algo de maña y conocimiento volviendo a soldar las partes afectadas. Pero no recomendamos hacerlos si no tienes la habilidad y los conocimientos para hacerlo.
  • La VRAM tiene problemas: las imágenes una vez renderizadas se almacenan en la memoria de vídeo o VRAM, la cual cuando funciona mal genera errores visuales. Algunas veces hay gente que sube de velocidad sus tarjetas gráficas por encima de lo recomendado y esto genera problemas. Con una herramienta de tuning u overclock os recomendamos bajar la velocidad de reloj para poder eliminar el problema. Si el problema persiste entonces bajad la velocidad un poco más, no conseguiréis el rendimiento esperado inicialmente, pero la tarjeta os funcionará bien.

Limpia bien la tarjeta gráfica usada una vez comprada

limpiar tarjeta gráfica

Una cosa que recomendamos es que limpies la tarjeta gráfica, con ello nos referimos a eliminar la antigua pasta térmica y limpiar los conectores con los productos adecuados para ello. Si es necesario vuelve a colocar pasta térmica y en el caso de que te encuentres una tarjeta gráfica a la que le falta un tornillo o varios, pero que está en perfecto estado no te preocupes por ello, ya que es posible que el anterior propietario haya sido muy cuidadoso con ella y se haya visto obligado a venderla o la ha reemplazado por otra mejor.

Esto os puede parecer una tontería, pero un buen mantenimiento a la tarjeta gráfica es clave para una mayor vida útil y si compráis una de segunda mano entonces será importante que dado al ser una tarjeta usada le prestéis más atención en ese aspecto.

Es recomendable comprar una gráfica usada para minar

Las tarjetas gráficas para minar de manera profesional están pensadas para funcionar de manera estable 24 horas al día y 7 días a la semana de manera estable. Estas tarjetas suelen estar colocadas en sistemas con complejos sistemas de refrigeración que por peso pueden llegar a doblar el PCB de la gráfica. En todo caso, las granjas de minado suelen mantener sus tarjetas gráficas en mejores condiciones.

Lo otro que puede resultar en problemas es en el hecho que habrán subido la velocidad de la VRAM y habrán bajado el de la gráfica, así como su voltaje. Algo que podrás volver a manipular con herramientas de overclock por software. En el caso de que hayan instalado una BIOS para minado lo tendrás tan fácil como actualizarla buscando en la red, ya que la mayoría de fabricantes permiten hacerlo por software sin mayor complicación.

En el caso de que la BIOS haya sido modificada, os recomendamos buscar la de vuestra tarjeta gráfica en la base de datos de BIOS VGA que hay en Techpowerup, donde las podréis encontradas ordenadas por marca y modelo.