¿Merece la pena pagar más por un Mac con mayor capacidad de SSD?

¿Merece la pena pagar más por un Mac con mayor capacidad de SSD?

Rodrigo Alonso

Si los ordenadores Mac de Apple ya son bastante caros de por si, cuando quieres ir a por un SSD de mayor capacidad de origen -algo que ahora es obligatorio ya que vienen soldados- el precio se dispara todavía más, por lo que es importante tener claro qué capacidad de SSD necesitas antes de comprar un nuevo Mac. En este artículo vamos a tratar de ayudarte para que puedas comprar tu nuevo Mac con la capacidad de SSD adecuada para tus necesidades.

Antaño las opciones eran muy sencillas: comprabas el Mac más barato que hubiera y luego ya le ampliarías por tu cuenta el almacenamiento y la memoria RAM. Conscientes y para nada de acuerdo con ello, Apple ahora ha soldado tanto la RAM como el SSD en la mayoría de sus equipos, haciendo que sea prácticamente imposible ampliarlos por nuestra cuenta. Por este motivo, si pretendes comprar un Mac es importante tener clara la capacidad del SSD del equipo antes de hacerlo.

El precio de la capacidad al comprar un Mac

Pongamos un ejemplo con los últimos modelos de Mac Mini de la compañía. Inicialmente tenemos dos opciones: con SSD PCIe de 256 GB por 929 euros o con SSD de 512 GB por 1279 euros (esta opción también cambia de procesador, pero veamos los incrementos). Si en el primer modelo quisiéramos un SSD de 512 GB de capacidad, tendríamos que sumar nada menos que 250 euros al precio. La versión de 1 TB incrementa el precio en 500 euros, y la de 2 TB en 1.000 euros. Descabellado, ¿verdad?

En la segunda opción del Mac mini la cosa cambia pero tampoco demasiado. Como decíamos el equipo viene con un SSD PCIe de 512 GB en su configuración básica, y si queremos doblar esa capacidad a 1 TB deberemos pagar un suplemento de 250 euros, mientras que si queremos un SSD de 2 TB, el incremento es de 750 euros.

Capacidad SSD Mac Mini

Está muy claro que Apple abusa y mucho con estos incrementos de precio, ya que literalmente no hay ningún SSD PCIe NVMe de 2 TB en el mercado que cueste 1.000 euros, y de hecho esta práctica ha sido realizada con alevosía al soldar el SSD a la placa del equipo y así impedir que el usuario pueda cambiarlo.

Estos mismos incrementos de precio los sufrirán los usuarios que quieran comprar un MacBook Pro o cualquier otro equipo de Apple. Por ejemplo el MacBook Pro de 16 pulgadas viene con un SSD de 1 TB de capacidad, pero si quieres que sea de 2 TB hay que sumar 500 euros a su precio, 1.250 euros más por un SSD de 4 TB y ya si quieres un SSD de 8 TB, agárrate porque tendrás que pagar un incremento de 2.750 euros.

En definitiva, lo que queramos deciros con esto es que hay que elegir muy bien la capacidad del SSD que quieres para tu nuevo Mac, ya que si estás dispuesto a pagar lo que Apple pide por estos equipos, como veis el incremento de precio a mayor capacidad de los SSD es estratosférica.

¿Cuánta capacidad necesitas?

Como siempre decimos, dependerá del tipo de equipo que vayas a comprar y del uso que vayas a darle, si bien al fin y al cabo le puedes dar casi el mismo uso a un MacBook que a un Mac Mini o a un iMac, simplemente cambia la situación en la que lo vas a utilizar.

De entrada, las capacidades de 128 GB las descartaríamos salvo para equipos que vayan a ser utilizados mayormente para trabajar en la nube, y aun así ten cuidado con servicios de almacenamiento en la nube como Dropbox porque guardan una copia en local (salvo que los configures para lo contrario) y se comen la capacidad del SSD casi sin que te des cuenta.

Capacidad SSD Mac

256 GB es ya una capacidad razonable para una utilización normal del equipo, siempre y cuando no almacenes demasiado contenido multimedia en él. Un SSD de 512 GB o más es lo ideal para casi cualquier situación y usuario normal, ya que tendrás espacio más que de sobra para hacer prácticamente todo lo que necesites en tu día a día. 1 TB o más ya es recomendable solo para usuarios profesionales que tengan que lidiar con edición de audio y vídeo y necesiten almacenamiento extra de gran velocidad.

Recuerda, no obstante, que siempre tienes la posibilidad de utilizar un disco duro externo para añadir almacenamiento al equipo, aunque Apple también parece que se ha empeñado en limitar esta posibilidad reduciendo cada vez más las opciones de conectividad de sus equipos, especialmente los portátiles. En cualquier caso, ésta siempre va a ser una opción mucho más económica que comprar un Mac con más capacidad de la cuenta.