Esto es todo lo que nos aporta el nuevo estándar USB 4.0 frente al USB 3.0 actual

El USB Implementers Forum (USB-IF), organismo encargado de gestionar los estándares USB que luego implementa la industria en nuestros dispositivos, publicó hace unos meses la última revisión de este estándar, llamado USB 4.0 o simplemente USB4, con numerosas mejoras bajo el brazo. Los primeros dispositivos que contarán con USB 4.0 llegarán en 2020, así que es un buen momento para ver qué nos aporta frente al actual USB 3.0 y 3.1 para ver si va a merecer o no la pena invertir en esta tecnología.

Más velocidad, pero dependerá del cable

Aunque la compatibilidad con Thunderbolt 3 de este estándar será opcional (por lo que veremos dispositivos compatibles y los habrá que no lo sean), USB 4.0 está basado en su especificación, donada por Intel al USB-IF para que pudieran utilizarlo. Gracias a ello, entre las muchas mejoras que aportará USB 4.0 frente a la generación anterior está el doble de velocidad, que ahora llegará hasta los 40 Gbps.

No obstante, para ello será necesario utilizar cables de doble vía y con varios canales simultáneos de datos y vídeo para sumar su ancho de banda, lo que significa que no todos los cables estarán preparado para ello, y a buen seguro veremos dispositivos limitados a 20 Gbps o incluso a 10 Gbps. En teoría la velocidad nunca será inferior a esos 10 Gbps que son los que actualmente ofrece el estándar USB 3.1 Gen.2, pero la parte mala es que los cables no estarán identificados para saber qué velocidad soportan, y nos veremos obligados a comprobar las especificaciones técnicas de cada dispositivo para saberlo.

Por supuesto, tened en cuenta que al igual que ocurre en la generación actual, no todos los dispositivos USB 4.0 alcanzarán tamañas velocidades dado que dependerá de la controladora y del propio dispositivo en sí mismo.

Conector USB-C, retrocompatible con todo, y carga rápida

Ya conocemos el tipo de conector USB-C reversible, que cada vez más y más dispositivos están implementando hoy en día. USB 4.0 utilizará también este tipo de conector, lo que le facilitará mucho las cosas tanto a fabricantes como a usuarios, y además será retrocompatible con casi todos los estándares anteriores, incluyendo USB 3.2, USB 3.0, USB 2.0 y Thunderbolt 3, si bien como hemos comentado antes este último es opcional. Ya no será compatible con USB 1.0, si bien es cierto que ese estándar está ya, a estas alturas, más que extinto.

añadir usb-c a nuestro ordenador

De igual manera, la funcionalidad de carga rápida será obligatoria en este estándar. Ya algunos dispositivos con USB-C 3.2 soportaban USB Power Delivery para cargar más rápido y de manera inteligente, pero ahora todos los cables y dispositivos estarán obligados a soportarlo, lo cual beneficiará mucho a ordenadores portátiles y smartphones / tablets, ya que ofrecerá potencias de carga de hasta 100 vatios.

Esto se suma a una mejor compatibilidad con dispositivos móviles y portátiles, ya que USB 4.0 permitirá conectar más dispositivos simultáneamente al mismo puerto sin que se vea afectada la potencia, latencia o velocidad. Esto significa que si por ejemplo tenemos conectado al mismo puerto USB-C un monitor y un SSD externo, si el monitor requiere 3 Gbps de ancho de banda el resto de dispositivos podrá utilizar la totalidad del ancho de banda restante.

En resumen, estos son los beneficios que aporta USB 4.0 o USB4 frente a los anteriores estándares:

  • Velocidad máxima de 40 Gbps, lo mismo que Thunderbolt 3.
  • Retrocompatibilidad casi total.
  • Mejor gestión de recursos para vídeo.
  • Función de carga rápida.
  • Mantendrá los conectores USB-C.

¿Cuándo podremos usar dispositivos USB 4.0?

La especificación salió en el mes de septiembre de 2019, y si nos atenemos a los precedentes, cuando se anunció la especificación USB 3.0 los primeros dispositivos comenzaron a llegar al mercado unos seis meses más tarde, lo que significa que si todo va bien, a mediados del año 2020 ya estaremos viendo dispositivos con USB 4.0 en el mercado.

De todos modos, AMD ya está planeando incorporar este nuevo estándar en sus placas base, al menos en la próxima generación de placas para Threadripper con socket sTRX4.