Todos tenemos un HDD, pero ¿sabes de qué partes está formado?

Todos tenemos un HDD, pero ¿sabes de qué partes está formado?

Javier López

Los HDD llevan con nosotros desde el inicio de los tiempos y como tal, han ido evolucionando hacia una serie de mejoras que han repercutido en dos parámetros clásicos: mayor capacidad y mayor velocidad. Al mismo tiempo se ha incrementado la seguridad de los mismos, pero da la casualidad de que su estructura básica, sus componentes, en su amplísima mayoría siguen siendo los mismos que hace 50 años. Hoy entraremos de lleno en conocer los principales protagonistas de tan larga carrera.

No vamos a entrar lógicamente en explicar lo que es un disco duro, ya que forma parte de la cultura popular y todos en algún momento hemos visto o tenido en las manos uno de ellos. Lo principal de esto es que debemos saber que su arquitectura ha sufrido como tal pocos cambios y que ello ha hecho que su industria esté sufriendo mucho contra los SSD.

Por ello, quizás dicha industria debería haber puesto más carne en el asador y optar por nuevos diseños o conceptos, ya que como vamos a ver a continuación, las partes de un HDD siguen siendo en esencia las mismas que hace 5 décadas.

Partes de un HDD: pequeñas mejoras que han marcado mucha diferencia

HDD-01

Desde 1956 el mayor cambio que han sufrido los discos duros a nivel funcional es la reducción de su factor de forma a 3,5 pulgadas y 2,5 pulgadas, así como la interfaz de conexión para adaptarse a las nuevas velocidades y tiempos.

La realidad es que siguen estando por detrás en rendimiento de lo esperado, ya que no han conseguido colapsar ni siquiera SATA 3 y las prestaciones solo van enfocadas a una mayor capacidad como principal prioridad, siendo el rendimiento secundario.

La seguridad se ha mantenido gran parte de estos años como el pilar básico de la industria y en los últimos años ha sufrido un upgrade bastante importante, sobre todo influenciados por los SSD y su tasa de fallos y vida útil.

Por ello y debido a la creciente inversión de las compañías, el concepto de HDD y sus partes sigue siendo prácticamente calcado año tras año, donde las mejoras son pocas, pero marcan diferencias.

Platos

HDD-01

Los platos son una serie de discos de un grosor no superior a los 0,5 mm y son los encargados de guardar la información mediante pistas magnéticas. Obtienen un hueco central que varía en su diámetro y donde se sitúa el motor que los hace girar.

Son rígidos, están apilados unos encima de otros, separados con auténtica precisión para que no se toquen en ningún momento y actualmente son el mayor quebradero de cabeza para la industria, ya que para aumentar la capacidad se requieren técnicas muy sofisticadas y materiales que permitan un menor granulado, para así poder grabar pistas de menor tamaño en las mismas dimensiones.

Todos están compuestos con una capa muy fina magnética que ayuda a la polarización de las pistas y hasta hace pocos años eran de distintos tipos de vidrio o cerámica.

Eje

eje-hdd

El eje tiene una parte vital de importancia en un HDD, ya que en él se fijan los platos como hemos comentado arriba. Este eje los fija de tal forma que no permite ni el más mínimo deslizamiento horizontal de ninguno de ellos, donde además tiene que estar tan bien calibrado y con tal precisión, que en los casos de los HDD de mayor capacidad debe de permitir girar a la misma velocidad constante a un gran número de ellos sin pérdida rotativa alguna.

Al ser la parte de desgaste con mayor factura en la vida útil del HDD, los fabricantes dedican los mejores materiales y rodamientos a este, ya que en los casos más extremos tienen que girar a 15.000 RPM por minuto.

Tal es la fiabilidad que se le otorga, que normalmente fallan antes otras piezas que el motor o eje.

Actuador y brazo

desfragmentacion hdd

Son los encargados de posicionar y escribir en los platos. Se podría decir que hoy en día prácticamente son uno, ya que los nuevos mecanismos integran cada vez menos piezas para terminar con inercias y ser con ello más precisos.

El actuador es un motor que su única función es controlar el movimiento de los brazos. A mayor número de estos, mejor y más preciso tiene que ser el actuador, ya que el peso y las inercias de los movimientos tan rápidos repercuten directamente en el rendimiento y fiabilidad del HDD.

Los brazos en cambio son los encargados de escribir en los platos. Por cada plato hay un brazo y este en su parte final tiene lo que se conoce como «deslizador», el cual es la parte en concreto que «flota» sobre el plato y es el encargado de escribir y realizar las lecturas en el disco.

Para que tengamos una idea de lo que supone en cuanto a precisión esta tecnología, el deslizador flota a una distancia de 40 átomos a una velocidad de 15.000 RPM. Poniendo un símil, es como si un avión vuelta a una velocidad de Mach 800 a menos de un centímetro del suelo