Thermaltake ToughPower 1200W

INTRODUCCIÓN.

A diferencia de los fabricantes de procesadores como Intel y AMD que con cada nuevo modelo que lanzan al mercado, intentan reducir el consumo del sistema, los fabricantes de tarjetas gráficas parecen estar metidos en una dinámica completamente diferente: Cada nuevo modelo consume más que el anterior (a veces, mucho más como en el caso de la Radeon X2900XT). Si a ésto le sumamos la posibilidad de crear configuraciones multi VGA, ya sean SLI o CrossFire, salta a la vista que la época de las las fuentes de alimentación de 350W genéricas hace mucho tiempo que quedó atrás.

A lo anterior hay que sumar una mayor preocupación por la eficiencia de las fuentes. La eficiencia de una fuente es el coeficiente entre la cantidad de potencia que toma la fuente de la toma de pared y la que es capaz de convertir en potencia real a suministrar a los componentes de nuestro sistema, expresada en %. Como sabréis, no toda la potencia que tome una fuente de la red eléctrica se convierte en energía utilizable por nuestro sistema, hay una parte de la misma que se transforma en calor debido al proceso de transformación que se lleva a acabo dentro de la propia fuente (recordad que la toma de pared suministra corriente alterna y los componentes se alimentan con corriente continua). Por tanto, cuanta mayor sea la eficiencia de una fuente, menor será la potencia desperdiciada en calor (y menor nuestra factura de la luz). Una fuente normal suele tener una eficiencia que ronda el 80%; la Toughpower de 1200W afirma tener una eficiencia del 87%, muy superior a la media de las fuentes del mercado.

Veamos ahora las principales características de esta fuente.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

  • Model W0133
  • Power 1200W
  • Dimension 200mm(L)x160mm(W)x86mm(H)
  • Switches ATX Logic on-off additional power rocker switch
  • PFC Active PFC (PF > 0.9)
  • Cooling System 140mm Fan, 2300RPM ± 10%
  • Noise 16 dBA at 1300 RPM
  • P. G. Signal 100-500 ms
  • Efficiency up to 87%
  • Hold-up Time 16ms

INPUT

  • Input Voltage 115 VAC ~ 230 VAC
  • Input Frequency Range 47 ~ 63 Hz
  • MTBF 120,000 hrs minimum (at 25ºC)
  • Input Current 15A

  • *1. +5Vsb operate at 3.5A max load base on PS-ON mode. If PS-OFF +5Vsb only operate

    at 3A max load.

  • *2. Add 0.1uF and 47uF capacitors across output terminal during ripple & noise test.

ENVIRONMENT

  • Operating Temp. 10ºC to 50ºC
  • Storage Temp. -20ºC to 70ºC
  • Operating Humidity 20% to 90%, non-condensing
  • Storage Humidity 5% to 95%, non-condensing

ANÁLISIS EXTERIOR.

La fuente se nos presenta en una caja de gran tamaño y muy pesada (más de 3Kg en una fuente de alimentación indica que se ha tomado muy en cuenta la refrigeración de los componentes) en la que aparece una foto del modelo con algunas de sus principales características. El modelo que hoy analizamos es el modular, pero también tengamos en cuenta que existe otro modelo similar en el mercado que no lo es (W0155).

A destacar es que esta fuente incorpora los nuevos conectores de potencia de 8 pines, requeridos por las nuevas tarjetas gráficas de AMD/ATI.

Al abrir la caja podemos observar que la fuente viene perfectamente protegida por un bloque de espuma de estireno rígida y una bolsa de burbujas. A su derecha encontramos los cables que nos serviran para dar potencia a los diferentes componentes de nuestro sistema.

La fuente en sí tiene un tamaño nada desdeñable, de manera que antes de su instalación convendrá que nos aseguremos de que nos cabe si nuestra caja es pequeña o bien si emplea algún tipo de ventilador superior. El color de la fuente es similar al gun metal, pero varia en función de cómo le de la luz, como veréis a lo largo de las fotos que le he hecho aesta unidad. En la parte lateral vemos una pegatina de color aluminio que identifica el modelo de fuente; en la parte inferior vemos la rejilla del ventilador de 140 mm que emplea Thermaltake para refrigerar la fuente. Aunque este tipo de ventiladores no tienen muy extendidos su uso en las cajas actuales, siguen el mísmo concepto que llevó a la evolución desde los antiguos ventiladores de 80 mm hasta los actuales de 120 mm: Mayor caudal de aire a menor revoluciones por minuto y, por tanto, menor ruido. También es reseñable que Thermaltake haya decidido troquelar la rejilla en lugar de utilizar una más convencional de alambre de acero, ahorrándose así un problema.

En la parte superior vemos una pegatina donde se muestran las características de la fuente. El problema con esta ubicación es que si quisiéramos consultar dichas características, nos veríamos obligados a desmontar la fuente si esta se haya montada en su habitual posición en la parte superior de nuestro sistema (si está en la parte inferior, como permiten algunas cajas, este problema no se nos presentará, obviamente).

En la parte trasera podemos ver la rejilla de ventilación que emplea Thermaltake para la evacuación del calor que se genera en la fuente. También es de destacar el enorme botón de encendido/apagado que emplea.

Este botón es similar al que se emplea en los componentes industriales y se ilumina en rojo cuando está en la posición de “encendido”. Con semejante tamaño no tendremos que estar tanteando la parte trasera de nuestro sistema cuando queramos apagarlo completamente (un sistema solo se encuentra totalmente apagado cuando se desconecta la fuente, si no se queda en stand by).

Esta segunda vista del ventilador de 140 mm y su rejilla nos permite atisbar entre las aspas del mísmo las aletas de refrigeración de los disipadores que se emplean en la fuente.

En la vista del frontal de la fuente podemos apreciar con toda claridad los sockets donde conectaremos los cables. La fuente no es 100% modular, ya que de ella salen tanto el cable de potencia principal de la placa base (20+4 pines), como el de potencia auxiliar (4+4 pines) y un cable de potencia para PCIe (6 pines), lo cual es ciertamente lógico dado que todos esos cables serán empleados como mínimo por la persona que se compre este tipo de fuente de alimentación. Sin embargo, creo que Thermaltake podía haber puesto algún tipo de protección a la salida de los cables directos de la fuente, por muy redondeado que esté el metal en esa zona.

En este esquema podéis ver cual es la distribución y función de los conectores de la fuente. El hecho de tener a nuestra disposición nada más y nada menos que 4 canales de +12V nos indica que podríamos montarnos sin ningún problema un sistema Quad SLI/CrossFire o bien alimentar un sistema SLI basado en 2 Geforce 8800GTX/Ultra.

El resto de cables se nos presenta en una bolsa de plástico, que incluye:

  • 2 cables con conectores molex grandes (4) y pequeños (1):

  • 2 cables con conectores de potencia SATA (4).

  • 3 cables con conectores de potencia PCIe (6 pines).

  • 3 cables con conectores de potencia PCIe (8 pines).

Quiero destacar, como se ve en la foto, que los cables de potencia tienen cada uno una pegatina en sus extremos, indicando cuál es el que se conecta a la fuente de alimentación y cuál a la tarjeta gráfica.

El bulto que veis cerca del final del cable, donde éste se conecta a la tarjeta gráfica, es una resistencia colocada expresamente con la función de reducir el ruido en el canal de +12V, de manera que la potencia llegue sin interferencias. Son estos pequeños detalles los que hacen que Thermaltake se aparte del resto de fabricantes de fuentes.

  • 3 cables adaptadores de conector PCIe de 8 pines a 6 pines, por si en el futuro se ampliara el uso de este tipo de conector.

Quiero que os deis cuenta que todos y cada uno de los cables llevan funda de malla, no sólo hasta el primer conector desde la fuente, si no en todas las extensiones, lo cual es un detalle muy loable por parte de Thermaltake, al igual que finalizar la malla con plástico termo retráctil.

En una bolsa aparte se nos suministra una junta de silicona para evitar que se transmitan las vibraciones de la fuente a la caja, a parte de los 4 tornillos que necesitaremos para fijar la fuente a la caja:

Finalmente, en una caja a parte se nos suministra el cable de potencia que conectaremos a nuestra toma de pared.

INSTALACIÓN.

La instalación de una fuente de alimentación no puede ser más sencilla: Atornillaremos la fuente a la caja empleando la junta de silicona que nos suministra Thermaltake y conectaremos los cables de potencia que necesitemos para nuestros dispositivos. Es en esta parte donde se aprecia la ventaja de emplear una fuente modular, ya que sólo conectaremos aquellos cables que necesitemos, reduciendo el follón de cables de nuestro sistema de manera apreciable.

Como os comenté antes, la fuente no es precisamente pequeña y en la anterior foto podéis ver a qué me refiero. Si tomáis como referencia el soporte de latón, podréis ver que en longitud ocupa casi las ¾ partes del largo de una placa base FullATX.

Como veis en esta foto, a pesar de la cantidad de componentes que empleo en mi sistema, sólo me han sido necesarios dos de los conectores de periféricos (uno de Molex y otro SATA) y un cable extra PCIe para dar potencia a mi sistema.

Aquí podéis ver una foto de mi sistema tal y como se encuentra actualmente. Quiero destacar los dos cables de potencia de 6 pines que requiere la 8800GTX para su correcto funcionamiento.

TESTEO.

Como ya dije cuando hice la review de la Toughpower de 700W, el testeo de una fuente requiere una serie de instrumentos de laboratorio de los cuales yo carezco. Lo máximo que puedo hacer es cargar mi sistema al 100% y ver cómo se comporta la fuente en dichas circunstancias.

Los componentes empleados en el testeo son:

  • Procesador Intel Core2 Dueo E6600 a 3,4Ghz/1,42V
  • Disipador Tuniq Tower 120
  • Placa base Abit AB9 QuadGT
  • RAM 2x1GB Team Extreem DDR2-800/2,35V
  • VGA XFX Geforce 8800GTX 626Mhz/2,0Ghz
  • Lector DVD.
  • Grabadora DVD.
  • 4 Discos duros SATA.
  • Controlador rpm Thermaltake Hardcano 12.
  • Tarjeta de sonido Creative X-Fi Fatal1ty.
  • 3 ventiladores de 120 mm normales.
  • 1 ventilador de 120 mm Silversotne FM-121/2,400 rpm.
  • 3 ventiladores de 80 mm.

Empleando un calculador de potencia he determinado que mi sistema consume 520W a plena carga, más que suficiente para poner en serios aprietos a más de una fuente de campanillas y pandereta, aunque la realidad es que no llega ni a la mitad de la potencia que esta fuente es capaz de suministrar.

Para conseguir cargar el sistema al 100% he empleado el Orthos para ambos núcleos del procesador, el RTHDIBL 1,2 para la gráfica y comencé una defragmentación de todos los discos duros empleando el Disk Keeper.

Los resultados en idle son:

  • +3,3V: 3,30V
  • +5V: 5,04V
  • +12V: 12,06V

Los resultados en load son… Exactamente los mísmos!!! Es decir, la fuente ni se inmutó con la carga de potencia de todo mi sistema clockeado, siguió funcionando como si no estuviera haciendo absolutamente nada; los canales ni cayeron ni sobre compensaron la potencia que le requería mi sistema, fueron 100% estables.

CONCLUSIÓN.

Está claro que Thermaltake no fabrica esta fuente de alimentación buscando un usuario de PC normal y corriente, busca al entusiasta con un sistema cargado hasta arriba de componentes o bien a aquella persona que tenga un server y, como tal, esté dispuesto a pagar los 300€ que cuesta esta potente fuente de alimentación. Siendo sinceros, la mayoría de usuarios tienen más que suficiente con una fuente de 450W que sea de buena calidad. Sin embargo, Thermaltake ha decidido echar el resto en esta fuente aún a sabiendas de que su mercado potencial es bastante limitado, creando una fuente que es fácilmente, una referencia, en el mercado.

Pros:

  • Más potencia de la que nunca necesitaréis.
  • Railes 100% estables.
  • Capaz de dar casi el 100% de su potencia únicamente con los canales de +12V.
  • Excelente calidad en el acabado.
  • Super silenciosa.
  • Modular.

Contras:

  • Muy grande.
  • Cara.

Creo que los méritos de esta fuente de alimentación son más que obvios y por ello se hace acreedora de la máxima distinción de este foro:

LA BENDICIÓN DEL GURÚ, CATEGORÍA DE ORO.

Agradecimientos: Como siempre, a Thermaltake y a Anika Chen por su apoyo incondicional a este foro.