Razer BlackWidow Tournament Edition Chroma V2

Durante el verano de este año, Razer presentó por fin su primer teclado TKL (TenKeyLess, sin teclado numérico), el BlackWidow Tournament Edition Chroma V2, y como siempre en el día de hoy os presentamos nuestro particular análisis para mostraros de primera mano cómo es este nuevo periférico de la marca y, por supuesto, para contaros qué tal funciona.

Bajo el abrazo del nombre BlackWidow, éste nuevo teclado de Razer es básicamente una versión TKL del BlackWidow Chroma V2 que analizamos hace poco, o en otras palabras, recortado para eliminar el pad numérico y así hacerlo más corto y cómodo a la hora de ser utilizado para jugar, tal y como os explicamos en nuestro artículo sobre los teclados TKL.

El nuevo teclado de Razer incorpora los interruptores que han llamado ITT (que traducido viene a significar de disparador instantáneo), que vienen a emular a los Cherry MX Speed (Silver) que tienen un rango de actuación muy bajo y que, a día de hoy, son los mecanismos más rápidos del mercado. No obstante, Razer venderá éste teclado equipado también con interruptores Green, Orange y Yellow, siendo éstos últimos de los que os hablábamos en primera instancia y que tienen un punto de activación de tan solo 1.2 mm.

El BlackWidow TE Chroma V2 viene con el característico reposa muñecas del teclado completo y que ya os enseñamos cuando analizamos el modelo completo, con anclaje magnético para mayor comodidad del usuario. Por supuesto, como teclado Chroma tiene iluminación RGB configurable en 16,8 millones de colores, con diferentes efectos, perfiles y posibilidad de configurar macros.

El nuevo teclado TKL de Razer ya está disponible en su tienda online a un precio de 149,99 euros, pero no llegará a las tiendas habituales hasta, seguramente, Navidades de este año.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tomadas de la web del fabricante.

Tal y como el fabricante nos indica en las características técnicas, estamos ante un modelo de teclado compacto TKL con interruptores mecánicos que, en este caso, son los Razer Yellow, y como os contamos antes son los equivalentes a los Cherry MX Speed. El teclado cuenta con iluminación Chroma independiente por tecla, 10 Key Rollover anti ghosting y una frecuencia de muestreo de 1000 Hz, que equivale a 1ms de tiempo de respuesta. Básicamente es una copia del Blackwidow V2 completo pero sin el pad numérico, incluyendo el reposa muñecas blando que desde que lo incluyeron en el Ornata Chroma hace un tiempo, ahora el fabricante incluye en todos sus nuevos modelos de teclado.

ANÁLISIS EXTERNO

El dispositivo viene embalado en la caja de cartón duro de color negro y verde habitual que Razer utiliza en todos sus productos. En la cara principal podemos ver una imagen del teclado con su reposa muñecas y destacado el tipo de interruptores que monta.

Por detrás, encontramos un resumen de sus principales características incluyendo una tabla comparativa con los tres tipos de interruptores que utiliza la marca.

En los laterales y sobre fondo verde, tenemos únicamente la marca y el modelo con un pequeño dibujo del producto.

En uno de los laterales largos encontramos el contenido del paquete, requisitos de sistema, y dimensiones y peso del producto. Además, mediante una etiqueta en la parte derecha tenemos especificado que se trata de un teclado con la disposición en español.

La caja se abre en forma de cofre, y a primera vista ya podemos ver el teclado bajo un plástico transparente protector. En la parte de arriba, en una especie de sobre, tenemos el manual y demás panfletos habituales.

Aquí los tenéis: manual de instrucciones, carta del CEO y las pegatinas de siempre.

También vienen en sendas bolsas antiestáticas, tanto el reposa muñecas como el cable, que en este caso es de quita y pon.

El reposa muñecas no es sino una versión acortada del que ya hemos visto en anteriores teclados de la marca. De superficie suave y blanda y muy agradable al tacto por arriba, y por debajo con sendas patas de goma anti deslizantes. El anclaje al teclado es magnético, por lo que es muy sencillo de poner y quitar cuando queramos.

Por su parte, tenemos también el cable, de 1,8 metros de longitud y mallado con hilo de nailon.

Por un lado tenemos un conector USB Type-A para el PC, y por el otro un micro USB para el propio teclado.

Y finalmente aquí tenéis el Razer Blackwidow Chroma Tournament Edition V2.

Como siempre, en la parte central inferior tenemos el logo de la marca bajo una zona de color negro brillante.

Las teclas, tal y como decíamos, están sobre interruptores Razer Yellow.

En la parte inferior no encontramos nada salvo la habitual etiqueta identificativa y una generosa dotación de patas de goma anti deslizantes. Además, cosa que me gusta y considero necesaria, los elevadores también tienen inserciones de goma. Punto para Razer.

El teclado, a decir verdad, parece bastante tosco a pesar de ser compacto puesto que es bastante grueso en su parte posterior para darle cierta inclinación ya incluso sin las patas elevadoras.

En el centro de la parte trasera encontramos el conector micro USB para el cable. No hay HUB USB en éste teclado, y de hecho ya os habréis fijado que por ello solo necesita un puerto USB y no dos como es habitual hoy en día.

Una vez conectado el cable, queda tan ajustado que parece que está fijo.

Así es como queda el teclado con el reposa muñecas puesto. Es bastante ancho, por lo que de nuevo a pesar de ser un teclado TKL compacto queda un poquito tosco.

En esta vista podéis ver cómo queda en el lateral.

TESTEO

A continuación, podéis ver una pequeña muestra de la iluminación del teclado. Como en modelos anteriores, los interruptores tienen un único LED “panorámico” que ilumina la zona serigrafiada con láser de las caperuzas de las teclas, haciendo que se ilumine ésta y, por efecto rebote, también la parte inferior que muy inteligentemente Razer ha dispuesto de color blanco para que la iluminación se vea más. El resultado, podéis verlo a continuación.

Y aquí una foto individual del LED “panorámico” del interruptor. Lo llamo panorámico porque es bastante ancho, no es la típica bombilla individual que suelen tener los teclados mecánicos, incluso los RGB.

Por cierto, una curiosidad es que como Razer no ha dispuesto un LED informativo para cuando tenemos el modo juego activado (me refiero a los de la zona del bloq núm y demás), lo que ha hecho es configurar la tecla F10 (que es la que, junto con Fn, activa y desactiva este modo) se ilumine en color blanco independientemente del resto de la iluminación. Para muestra un botón: la iluminación apagada pero esa tecla luce igualmente.

El Software

Conocemos bastante bien a estas alturas el software Razer Synapse, así que no vamos a entrar mucho en detalle. Comenzamos en la primera pestaña, en la que podremos configurar y seleccionar perfiles y asociarlos a aplicaciones concretas si queremos, con accesos directos para cambiar entre unos y otros. En esta zona es en la que podremos cambiar las asignaciones de teclas.

La segunda pestaña es la de la iluminación, y en la imagen podéis ver los efectos que vienen ya pre configurados. No obstante recordad que el software cuenta con el configurador Chroma mediante el que podremos crear los efectos que queramos.

La tercera pestaña nos permite simplemente configurar qué queremos que se desactive cuando habilitemos el modo juego. Aquí también está la opción de que la tecla F10 no se ilumine cuando está activado.

Finalmente, el habitual editor de macros.

El teclado en uso

El teclado se comporta a la perfección en cualquier tipo de juego o tarea que estemos realizando, con pulsaciones precisas y que responden de manera instantánea. Eso sí, al contar con una distancia de activación tan pequeña es fácil cometer errores al escribir por pulsaciones accidentales, y es que solo con poner el dedo encima de una tecla ésta se pulsa como no tengamos cuidado. Claro que, para juegos, esto es una ventaja muy grande pues nos permite “spammear” teclas sin piedad y el teclado registra todas y cada una de las pulsaciones.

Antes comentaba que el teclado, a pesar de ser compacto, es un poco tosco debido a su peso y grosor, algo que se ve acrecentado por el reposa muñecas que no es precisamente pequeño. Ahora bien, tal y como nos pasó con anteriores teclados de la marca que incorporaban uno similar, es todo un acierto una vez que tenemos el teclado sobre la mesa puesto que hace que sesiones largas de juego no repercutan en molestias ni cansancio en los brazos o muñecas, dado que éstas estarán siempre en la superficie blanda del mismo. La contrapartida es que dado el grosor del reposa muñecas, hace que las manos estén en una posición un poco más elevada de la natural, algo que si bien no molesta, puede no ser del gusto de todos. Pero claro, como el anclaje al teclado es magnético siempre podremos retirarlo cuando queramos sin ningún problema.

CONCLUSIÓN

Ésta versión Tournament Edition del Blackwidow Chroma V2 nos proporciona prácticamente todo lo que nos da su hermano mayor pero en un formato más reducido y, por lo tanto, más cómodo a la hora de jugar ya que se reduce el espacio ocupado en la mesa y evitaremos que el ratón choque contra el teclado. Cuenta con las mismas facultades que el grande, con la iluminación mejorada, el reposa muñecas blando y además con cable de quita y pon, ideal para poder llevarnos el teclado de LAN Party en LAN Party.

Además, la inclusión de los interruptores Razer Yellow (emulación de Cherry MX Speed) hacen que el rendimiento en juegos se vea acrecentado, con pulsaciones más rápidas y la precisión de siempre.

Como puntos negativos he de destacar que me parece un poco grueso y pesado para ser considerado un teclado compacto, y echo de menos la inclusión de un hub USB para poder conectar otros periféricos al propio teclado.

PROS:

  • Excelente rendimiento, especialmente en juegos.
  • Excelente iluminación.
  • Muy cómodo de utilizar.
  • Ahorra espacio en la mesa.
  • Gran respuesta de los interruptores Razer Yellow.
  • Buena calidad de construcción.

CONTRAS:

  • Por su grosor y peso no se puede considerar compacto a pesar de ser TKL.
  • Echo de menos un hub USB.
  • Precio (140 euros en la web de Razer).

Por todo ello, este Razer Blackwidow Chroma Tournament Edition V2 se hace merecedor de nuestro galardón de Oro y de nuestra recomendación por su rendimiento.

Compártelo. ¡Gracias!