B.Move Trackball Mini Rev.2 teclado MediaCenter para HTPC

INTRODUCCIÓN.

Los equipos HTPC (Home Theater Personal Computer) están cada vez más de moda, ya que permiten ver nuestras películas y series favoritas directamente en la televisión, siendo equipos que pasan inadvertidos por su diseño y el poco ruido que emiten. Pero cuando montamos un equipo HTPC muchas veces no tenemos en cuenta que no deja de ser un ordenador, y se hace complicado manejarlo y configurarlo con los mandos a distancia multimedia que vienen con ellos. Por ello se introdujeron en el mercado los teclados mediacenter con ratón incluido, facilitando en gran medida estas tareas. Hoy vamos a analizar el teclado Trackball Mini Rev.2 del fabricante B.Move, que promete ser una opción eficaz y asequible para desempeñar esta tarea. Veamos hasta qué punto es esto cierto.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Estas son las especificaciones del fabricante:

A priori, con solo 79 teclas parece un teclado incómodo para escribir. Como punto fuerte viendo las características, vemos que tiene un alcance máximo de 10 metros, distancia más que de sobra para poder manejarlo desde el sofá viendo la televisión. Veremos si estas características dadas por el fabricante son fieles empíricamente.

ANÁLISIS EXTERNO.

B.Move Trackball Mini Rev.2 se presenta en un blister de plástico transparente, que deja ver perfectamente el teclado y su receptor inalámbrico.

En la parte trasera destaca un esquema del teclado, así como sus especificaciones en varios idiomas, entre ellos el castellano. También podemos ver las dos pilas de tamaño AAA necesarias para hacerlo funcionar.

Junto con el mini teclado encontramos un manual de referencia rápida, un mini-cd con drivers, 2 pilas AAA y el receptor inalámbrico Wireless 2,4 Ghz.

A simple vista, el teclado sorprende por su tamaño. Con tan solo 26.1cm de ancho y 11.1cm de alto, recuerda a una PSP un poco más grande.  Esto limita bastante el tamaño de las teclas, por lo que se hace un poco complicado escribir sin estar mirándolo, e incluso puede ser una tarea ardua el utilizarlo para personas con los dedos demasiado gruesos.  Aquí podéis verlo comprado con un iPod Touch.

El peso y tacto hacen que parezca bastante endeble. Sin embargo el teclado es lo suficientemente robusto como para aguantar sesiones de chateo intensivas con el, pero como hemos comentado anteriormente, se haría difícil esta tarea. Hay que recordar que este es un teclado diseñado para hacer de mediacenter, no para uso intensivo de internet o juegos.

En cuanto al trackball, B.Move lo ha incluido con un tacto y movimiento metálicos, que no da la sensación de moverse fluídamente. Sin embargo una vez que te acostumbras a él se hace facil de utilizar. Además, B.Move ha incluido un botón para encenderlo y apagarlo a voluntad, contribuyendo así al ahorro de batería. Además, sin necesidad de instalar drivers, éste se desconecta automáticamente tras un minuto de inactividad. Adicionalmente, una leve luz roja ilumina la zona de la bola cuando lo utilizas, haciendo más fácil localizarla con la luz apagada.

En cuanto a las funcionalidades multimedia, el B.Move Trackball Mini Rev.2 incluye teclas a ambos lados del teclado, así como debajo del trackball y en la parte de arriba. Estas teclas nos permitirán controlar el reproductor multimedia, abrir Word o Excel, e incluso hay accesos directos a copiar, cortar y pegar. Estas teclas están un poco más duras para evitar pulsarlas accidentalmente mientras sujetamos el teclado.

En la parte de arriba, encontramos un botón en cada esquina. Éstos hacen las veces de click izquierdo y click derecho, como si fueran los botones L1 y R1 de una PSP. Éstos tienen también un tacto duro para evitar que sean pulsados accidentalmente al, por ejemplo, dejar el teclado encima de la mesa después de utilizarlo para poner una película. Como vemos, B.Move ha tratado de cuidar hasta el más mínimo detalle.

Si le damos la vuelta al teclado, podemos observar un hueco para meter el receptor inalámbrico USB, así como el compartimento para meter las pilas de tamaño AAA.

Sobre la calidad de los materiales, el TrackBall Mini Rev.2 está construido totalmente en plástico excepto la bola del trackball, como ya hemos comentado anteriormente. En la parte delantera, el plástico negro ha sido pulido para dar un aspecto suave en lugar del tradicional brillante. Este punto lo aporta la parte plateada, que da la sensación de ser metálica (aunque no lo es). En la parte de debajo cuenta con cuatro patas de goma para evitar que se deslice si lo apoyamos sobre una mesa. Los materiales empleados no son los de la más alta calidad que podrían haber empleado, pero para ser un teclado mediacenter con trackball a un precio muy razonable (33-40 euros dependiendo de la tienda) podemos afirmar que los materiales elegidos son los correctos.

TESTEO Y FUNCIONAMIENTO.

Me sorprendió que desde el momento en el que conecté el receptor inalámbrico y lo sincronicé con el teclado, éste comenzó a funcionar sin necesidad de instalar ningún tipo de drivers (evidentemente para el uso de las teclas multimedia si hace falta instalarlos), por lo que pude incluso entrar en la BIOS en el primer arranque del equipo.

El funcionamiento del teclado se podría decir que es correcto. Debido a su tamaño, se hace complicado escribir de continuo un documento o chatear durante un largo periodo de tiempo. Así mismo el trackball se hace complicado de utilizar al principio, pero con práctica se hace ameno. Sin embargo, el tacto de éste es metálico y se nota el rozamiento con las piezas internas. En cuanto a las teclas tienen un tacto agradable, aunque se hubiera agradecido que las teclas tuvieran la serigrafía con un poco de relieve.

En cuanto a la distancia de funcionamiento he de decir que los 10 metros que especifica el fabricante no se cumplen. Tengo situado el receptor a unos 4 metros del teclado, y a esta distancia funciona bastante bien. Sin embargo si me recuesto en el sillón y pongo las piernas encima de la mesa, quedando entre el teclado y el receptor, el sistema se desincroniza, muchas teclas no hacen caso y el trackball mueve el cursor hacia donde quiere. No obstante, para lo que ha sido fabricado este teclado, cumple su función de una manera aceptable, teniendo en cuenta sobre todo el tamaño que tiene.

Al ser tan pequeño en tamaño, la disposición de algunas teclas ha cambiado de lugar, o te ves obligado a utilizar la tecla “Fn” (como en los portátiles) para ciertos caracteres.

CONCLUSIÓN.

El teclado mediacenter Trackball Mini Rev.2 de B-MOVE es un buen teclado para un equipo HTPC, cómodo y pequeño, por lo que no ocupará mucho espacio entre los mandos a distancia habituales que todos tenemos en el salón. Eso sí, no esperéis poder jugar ni realizar sesiones intensivas de chat con él. Está diseñado para lo que está diseñado: facilitar las tareas multimedia en un equipo de salón, y si acaso renombrar las películas que tengamos guardadas en el disco duro. Al tener las teclas tan pequeñas, se hace complicado incluso utilizar únicamente los cursores y la tecla enter y escape para configurar el equipo en la BIOS.

Pros:

– Tamaño muy reducido.
– Buena sincronización desde el primer momento.
– Buen funcionamiento de las teclas multimedia.
– Funciona sin necesidad de drivers, excepto las teclas multimedia.

Contras:

– Es incómodo para escribir, las teclas son demasiado pequeñas.
– El trackball tiene un movimiento “métalico” un poco desagradable, y no es muy preciso.
– Pierde conectividad en cuanto te alejas más de 4 metros.
– Viene embalado en un blíster de plástico que tienes que romper para sacarlo.

Por todo ello desde HardZone le otorgamos nuestro premio en la categoría de plata.

Compártelo. ¡Gracias!