Análisis: teclado gaming RGB barato ACGAM AG-109R

Hace poco analizamos el ratón gaming ACGAM G402, que nos dejó muy buen sabor de boca, y hoy le llega el turno a su teclado mecánico ACGAM AG-109R que, aunque tiene un nombre complicado de recordar en lugar de algo rimbombante, promete proporcionar lo mismo que los teclados mecánicos de más alta gama pero con la misma premisa que el ratón: se trata de un teclado gaming RGB barato.

Índice

ACGAM AG-109R, características técnicas

Continuamos con los periféricos cedidos por ACGAM y esta vez lo hacemos con un teclado mecánico. De él no queremos decir mucho que ya sepáis pues para eso tenéis su propia web, así que vamos a ir sin más dilaciones al propio producto.

Como podéis ver estamos ante un teclado mecánico con cable hecho de aluminio y plástico ABS y de 104 teclas. Por supuesto, gracias a su iluminación y características podemos enmarcarlo dentro de los teclados gaming de los muchos que hoy podemos encontrar en el mercado.

Embalaje y aspecto externo

El embalaje ya os resultará familiar para aquellos que hayáis visto el análisis del ACGAM G402. Una caja de cartón neutra con el logo del fabricante. La verdad es que si fuera por el embalaje, no venderían nada. Aunque sí es cierto que yo particularmente prefiero embalajes sencillos con productos de calidad.

Abrimos la caja y más de lo mismo. Sencillez absoluta. el teclado va dentro de una bolsa de fieltro y en la parte superior, tapado por un cartón, el cable del propio teclado.

Igualmente, ACGAM es bastante parca en accesorios dejando evidencia una vez más en este caso en la que solo incluye:

  • CD con el software de gestión del teclado
  • Un manual de usuario
  • Una pinza para extraer las teclas

Pasamos al aspecto externo del teclado. Según las especificaciones del fabricante, el teclado puede venir con 104 (versión en inglés) o 105 teclas (las demás). En cuanto a tamaño se nota que no tiene reposa muñecas y el tamaño es bastante reducido en comparación con otros modelos de teclado gaming del mercado (44,3 x 13,5 x 3,5 cm) pesando 907 gramos en total.

Según el fabricante, el teclado tiene un PCB dual, lo cual dota al teclado de una mayor estabilidad y durabilidad a la vez que las teclas se asientan mucho mejor y la pulsación es más consistente y confiable. El teclado está fabricado en plástico ABS y aluminio en la parte superior con lo que le da una sensación al teclado de una mayor elegancia. Además, para corroborar nuestra afirmación, el marco del teclado tiene un acabado en aluminio cepillado para realzar un diseño bastante discreto pero también bastante elegante.

 

 

Nos vamos a la parte trasera del teclado donde encontramos una canalización a lo largo de toda la parte superior para facilitar la gestión del cable. Gracias a dicha canalización podemos facilitar el paso del cable sin ningún problema o bien por la propia parte de donde sale el cable o bien por cualquiera de los laterales del teclado. Otro detalle es que la salida del cable se mete dentro de un hueco tapado habilitado a tal efecto, con lo que de esta forma se preserva la integridad de dicha salida. Son detalles que, a priori, pueden parecer que no tienen importancia pero debemos tenerlos en cuenta.

En la segunda foto podéis ver un detalle de las pestañas que posee el propio teclado para darle esa inclinación necesaria y facilitar su ergonomía.

Junto con las pestañas para inclinar el teclado, podemos apreciar cuatro piezas de goma que mantienen el teclado en su posición eliminando la posibilidad de que se pueda deslizar mientras estamos trabajando con él. En la foto de abajo podéis ver un detalle de dos de dichas gomas y su disposición, una en vertical y la otra en horizontal.

El cable del ACGAM AG-109R mide poco menos de 2 metros (1,8 metros para ser exactos), una medida más que suficiente para un periférico hoy en día. El conector USB del teclado está chapado en oro, con lo que, a priori, debería mejorar la conectividad del periférico.

Las teclas que utiliza el ACGAM AG-109R no son muy fáciles de extraer debido a la propia distribución del teclado por lo que las pinzas que incluye el fabricante se convierten en un accesorio muy útil para poder extraerlas. Eso sí, al no estar cogidas por la parte inferior de la propia superficie de aluminio se puede apreciar que quedan bastante elevadas desde la propia superficie.

Los interruptores utilizados por el ACGAM AG-109R son Outemu Blue. A propósito de los interruptores de los teclados existen muchas discusiones sobre cuales son mejores y, aunque todos coinciden en que los mejores son los Cherry MX que son los originales y pioneros, después tenemos una serie de marcas como Kailh (que fabrican para Razer), Romer-G (que fabrican para Logitech) y los OUTEMU que a lo mejor son de peor calidad pero aún así los podemos considerar unos interruptores de lo más decentes; prueba de ello es que son los utilizados en la mayoría de los teclados chinos que están desembarcando, gracias a la globalización, en Europa y América aprovechando su ajustadísimo precio. Obviamente ACGAM no busca competir con Corsair, Logitech o Razer por la calidad última de sus componentes pero el precio con el que están en el mercado es un precio muy, muy competitivo para unos periféricos de una gran calidad en general.

Por otro lado, hay una serie de características que conviene destacar de este teclado. Por ejemplo, la vida útil del teclado es de 50 millones de pulsaciones y las teclas implementan la tecnología Anti-Ghosting ¿En qué consiste dicha tecnología? El ghosting de un teclado se pone de manifiesto cuando no puedes llevar a cabo una acción en particular apretando simultáneamente varias teclas a la vez. Esto se debe a que los contactos de las teclas no están conectados individualmente sino que lo hacen mediante una matriz de filas y columnas que las mantienen conectadas entre sí. El efecto ghosting se produce cuando se presionan simultáneamente dos o más teclas que están en el mismo bloque de esa matriz pues el teclado no es capaz de determinar que tecla estamos pulsando. En cambio, el efecto anti-ghosting evita este problema utilizando una matriz más compleja que hace que el teclado identifique correctamente y en todo momento cual es cada cual tecla aún pulsándolas simultáneamente.

Por otro lado, la iluminación RGB podemos decir que está bastante conseguida si tenemos en cuenta que ACGAM utiliza un espectro de 16,8 millones de colores, con lo que la iluminación es bastante rica. Además las diferentes opciones de iluminación son bastante variadas, aunque eso lo podremos ver más adelante cuando entremos a conocer más en detalle el software.

El software

El software que se utiliza para la personalización del teclado tiene el nombre de AG-109R Driver. Si nos ponemos en el modo en línea, podemos realizar todos los cambios en tiempo real y a la izquierda disponemos del menú básico para realizar todos los cambios, que deseamos, al teclado. Por un lado tenemos la pestaña “Funciones de asignación” donde podemos personalizar la asignación de las teclas a diferentes acciones, como el propio nombre indica y podemos realizar diferentes macros dentro de la cual podremos editar, borrar, grabar macros e incluso podemos configurar el tiempo de espera de la grabación.

Dentro de la pestaña “eficacia de la lampara”, podremos obtener diferentes efectos de iluminación (hasta 72 de ellos) de entre los cuales podemos escoger los efectos habituales como arco iris, olas, respiración y otros efectos relacionados con juegos ya famosos como LOL, PUBG, etc.

 

Experiencia de uso

Estamos ante un teclado mecánico que nos ofrece una experiencia bastante fiable en cuanto a la respuesta de sus teclas. Además en las pruebas lo hemos utilizado tanto para juegos como para escribir textos y en general es bastante agradable en cuanto a su uso. La respuesta de sus teclas es bastante rápida y, repito, bastante fiable.

Desde el punto de vista negativo, sin duda, el tema del ruido. Yo soy partidario del uso de teclados silenciosos aunque comprendo que los gustos son algo muy personal y el sonido “clicky” de las teclas de los blue están hechas a propósito para los amantes de ese sonido.

Conclusión

El ACGAM AG-109R deja un sabor de boca ciertamente agridulce si bien es cierto que para el precio al que está en el mercado cumple a la perfección con las expectativas que puede tener un usuario avanzado. En un mercado en el que los grandes fabricantes de periféricos como Corsair, Razer o logitech se desmarcan con periféricos de una calidad extraordinaria pero con precios que superan los 150€, me parece una grandísima idea que surjan proveedores de este tipo de dispositivos que te ofrezcan todo lo que un usuario gamer avanzado demanda pero a un precio muy asequible.

Estamos ante un teclado con un diseño elegante y con un uso de materiales bastante cuidado como el plástico ABS o el aluminio en alguna de las partes del teclado. La iluminación RGB está bastante conseguida aunque echamos de menos una mayor iluminación.

Desde el punto de vista negativo sin duda es la utilización de teclas Outemu Blue que intentan competir con las Cherry MX pero están lejos de éstas. Además el teclado es bastante ruidoso, uno de los defectos de los teclados blue en general. La ventaja de los teclados blue en general es que están especialmente preparados para largas sesiones.

EUR 56,98 EUR

VENTAJAS 

  • Buenos materiales en la construcción
  • Iluminación Led RGB incluso sin necesidad de instalar el software
  • tecnología anti ghosting
  • un precio muy competitivo

INCONVENIENTES

  • Teclas outemu blue en lugar de cherry MX
  • bastante ruidoso

 

 

 

Compártelo. ¡Gracias!