Roccat Kave

Como persona aficcionada no solo a jugar de vez en cuando sino también a escuchar música o ver películas, uno no siempre puede tener los altavoces del sistema haciendo vibrar los cristales de la casa, aunque consideremos que ese es el volumen que nos gusta. Es en este caso cuando unos buenos cascos entran en acción. Sin embargo, y aunque poseo unos impresionantes Sennheiser HD555, para apreciar el sonido multicanal al ver una película o jugar a un juego se necesitan cascos con configuración de los altavoces internos en formato 5.1. Aunque he tenido previamente cascos con este tipo de características, a todos les he encontrado unos cuantos defectos: En algunos casos, la calidad del sonido era bastante mala; en otros, te obligaban a emplear una tarjeta de sonido externa y no la dedicada que poseo… Y es que, si eres amante de un buen sonido, una tarjeta dedicada es algo que hay que tener. Y en esas estábamos hasta que aparecieron estos cascos.

Roccat es una marca bastante nueva en el universo gamer pero que está teniendo excelentes puntuaciones en los productos que está sacando al mercado. Hoy os traigo el análisis de los Roccat Kave, unos cascos 5.1 destinados a los amantes de los juegos y música en general.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la web de Roccat.

El primer punto positivo es que estos cascos no emplean una tarjeta externa. Por muy buena que sea una de estas tarjetas por software, nunca se podrán comparar al sonido que produce una buena tarjeta dedicada y estos cascos permiten hacer uso de la inversión que representan este tipo de accesorios.

También podemos ver que el tamaño de los conos que emplea es más que decente lo cual permitirá un mejor rango de sonidos. Sin embargo, un tamaño tan grande me hace suponer que necesitarán de alimentación extra dado que la impedancia que tienen es bastante alta.

También son notables los 3.4 m de longitud de cable.

ANÁLISIS EXTERNO.

Los Roccat Kave vienen en una caja de cartón negra con acentos en color azul tremendamente sobria, con fotos y características técnicas distribuidos par su parte lateral y trasera y con una gran ventana a través de la cual podemos ver perfectamente los cascos más el control remoto.

Abriendo la caja, podemos ver que los cascos vienen asegurados para el transporte en un plástico pre formado en cuyo frontal se encuentran los cascos y el remoto y en su trasera, todos los cables más la documentación que viene con los cascos.

Con los cascos fuera de la caja.

La documentación que incluye es:

-Detallado manual de instrucciones donde explica las diferentes funciones y cómo conectarlos a nuestra tarjeta de sonido.

-Panfleto de información viral con una tarjeta para registrar nuestros cascos.

-CD de demostración.

Veamos ahora los cascos.

Lo primero que llama la atención es el enorme tamaño de los cascos laterales. Obviamente, teniendo que albergar 3 altavoces cada casco y dado que éstos tienen un tamaño bastante notable, es necesario un tamaño decente en los cascos para darles cabida. Las muescas que aparecen en la segunda foto, a pesar de dar entrada al interior del casco, son más decorativas que otra cosa dado que la entrada que permiten es muy pequeña.

Los cascos están fabricados usando plástico negro con una textura semi gomosa y muy agradable al tacto. También notamos que están contruidos de manera muy sólida. El acolchado para las orejas está realizado en cuero cosido a mano y presenta una apertura vertical en la cual las orejas encajan sin problemas (a no ser que seas un poco como el príncipe Carlos de Inglaterra, claro).

El acolchado se desmonta con mucha facilidad permitiendo ver la distribución de los altavoces.

Sobre el casco izquierdo se sitúa el micrófono que presenta un diseño muy flexible. El micrófono es demontable si no queremos hacer uso de él, a parte de incorporar un LED azul en su extremo que nos indica cuándo está activo.

La diadema presenta, por su parte exterior, el nombre del fabricante, mientras que por la interior emplea tres almohadillas que impiden que ésta roce directamente con nuestra cabeza.

Como es habitual, la diadema permite el regulado en altura de los Kave mediante dos guías laterales que también admiten un cierto giro lateral para que los cascos se ajusten mejor a nuestra  cabeza.La verdad es que el rango de extensión de las guías es bastante grande, así que no creo que nadie vaya a tener problemas a ese respecto.

Para facilitar su transporte o almacenaje, ambos cascos laterales se pueden doblar hacia el interior.

Algo que claramente diferencia a los Roccat Kave es que incorporan una unidad remota a los propios cascos. Este remoto, rectangular y fabricado en el mismo componente de los cascos, incorpora a primera vista un control circular para regular el volumen de los Kave que, presionando el botón central, activa la función de “mute” de audio en el sistema. También lleva en el lateral derecho un LED azul que se ilumina cuando los cascos están activos.

En el lateral derecho encontramos un botón para activar la función de “mute” sobre el micrófono de la unidad.

Abriendo la tapa superior del remoto nos encontramos un completo conjunto de controles que permiten configurar el volumen de los altavoces de manera independiente para ajustarlos mejor a nuestras preferencias. Así mismo encontramos un control que permite cambiar entre los modos de “música” y “Juegos” dado que ambos modos incorporan un tipo de ecualización diferente.

La inclusión de este tipo de controles me parece todo un acierto dado que ya no tendremos que recurrir a ningún tipo de software en el sistema operativo para variar parámetros, pudiendo hacerlo completamente al vuelo en función de lo que estemos escuchando.

Los Roccat Kave se conectan a nuestro sistema mediante 4 conectores tipo mini jack de 3.5 mm cada uno identificado con un color diferente para que sea más sencilla su conexión a la entrada correspondiente de la tarjeta, más un conector USB. Este último conector es inusual en cascos y se emplea en este modelo para dar potencia extra a los mismos dado que los subwoofers tienen incorporada una función de vibración. Algo también de lo más inusual es que todas las puntas de los conectores vienen protegidas con fundas de plástico para evitar daños a las mismas, lo que viene a demostrar el tremendo esfuerzo que pone Roccat en que todo llegue en perfectas condiciones a nuestras manos.

El cable que va desde los cascos hasta el control remoto y desde éste hasta las propias cavijas de conexión tiene unas dimensiones más que respetables y nos permitirá emplear los cascos sin problemas o incomodidades.

Creo que ya es el momento de saber cómo funcionan estos cascos.

TESTEO.

Por supuesto, el testeo de unos cascos es algo muy subjetivo en cuanto a la calidad del sonido que producen dado que es algo que es unicamente percibible por nuestras oidos. Sin embargo, creo que puedo asegurar que estos cascos van a ser de los mejores que nunca tengáis.

En uso, no son pesados, distribuyéndose todo su peso de manera comfortable sobre la cabeza. Las orejas se insertan en los cascos laterales sin que lleguen en ningún momento a hacer contacto con la tela que recubre los conos de sonido. Las almohadillas que las recubren son tremendamente cómodas de emplear durante periodos de tiempo prolongados y no recalientan las orejas, excepto en verano en que la naturaleza cerrada de los mismos hace que esa zona sude profusamente.

El uso del remoto es muy sencillo y podremos notar los cambios en tiempo real a medida que los realizamos. El control de volumen interactúa de manera predeterminada con el del S.O. al igual que los controles de “mute”. Los dos modos que incorporan los cascos también me parecen interesantes; el modo de juegos da preferencia a los agudos y medios, mientras que elmodo de música la da a los bajos especialmente.

Como ya he comentado con anterioridad, es necesario conectar el puerto USB al ordenador para poder usar los Kave. Si no se conectan, los cascos no suenan ni un poquito.

El micrófono tiene muy buena calidad en la recepción del sonido. El hecho de ser tan flexible permite no solo posicionarlo perfectamente cerca de nuestra boca sino también apartarlo de ella cuando no lo estamos usando.

Como por desgracia no todo podía ser perfecto, hay algo que no me gusta nada de nada y es que el cable que va hasta la tarjeta de sonido no está electrónicamente aislado, de manera que los cascos son bastante propensos a las interferencias electromagnéticas de móviles o incluso del cable de vídeo que une el monitor con la tarjeta gráfica, así que cuanto más lejos los coloquemos de estas cosas, mejor para nosostros. Es una pena que Roccat no haya acabado de redondear un trabajo hasta ahora magnífico por este detalle.

Otra cosa que no me gusta es que el remoto, aunque incorpora unas almohadillas en su parte inferior, éstas no son suficinetes para dejarlo fijo en alguna parte, de manera que siempre va a estar colgando del cable que lo une a los cascos y será arrastrado con bastante facilidad.

Lo importante es… Cómo suenan?? Tras un periodo de 100 h reproduciendo ruido blanco para “romper” los conos, estas son mis impresiones:

Música.

Excelente para cualquier tipo de música en la que los medios no sean muy preponderantes. Por ejemplo, no son los cascos más indicados para escuchar música clásica; sin embargo, para escuchar otros tipos de música como rock, metal o electrónica, son unos cascos realmente impresionantes: La reprodución de los agudos es francamente buena y los graves son para quitarse el sombrero. Si vuestra tarjeta tiene capacidad para convertir fuentes estéreo en surround, váis a disfrutar de lo lindo con estos cascos dado que dan una sensación de espacio realmente encomiable.

Películas y conciertos.

Aquí es donde realmente empiezan a brillar estos cascos con luz propia. En películas con un alto contenido multicanal, la experiencia es increible sin duda alguna, pudiendo oir con claridad todo aquello que no se ve en las imágenes en pantalla. Películas como El Señor de los Anillos, Band of Brothers ó 300 presentan una sensación de inmersión magnífica a lo cual hay que añadir la vibración de los subwoofer, acentuando las explosiones o los sonidos muy graves.

Los conciertos también hacen brillar a los Kave, especialmente los grabados en Blu Ray. El “Black Symphony” de Within Temptation (especialmente reproducido en PCM 5.1), “Flight 666” de Iron Maiden o el “Mexico Orgullo y Pasión” de Metallica harán que os paséis el concierto con la boca abierta de lo maravillosamente bien que suenan.

Juegos.

El posicionamiento sonoro es impecable en los juegos, tremendamente preciso. Es más, con estos cascos es más sencillo averiguar que ocurre a tu alrededor y pobre del que intente atacarte por la espalda o el que intente adelantarte porque vas a estar plenamente preparado para contrarrestar su movimiento. Desde luego, donde mejor se defienden estos cascos es en los shooters, pero en juegos de conducción dan también una sensación muy realista, llegando incluso a variar el sonido si el coche que conduces lleva el motor delante o detrás de la posición de conducción.

CONCLUSIÓN.

Estos cascos me han dejado completamente enamorados. Así, no es d extrañar que a pesar que en principio eran de vuelta, decidiera que no salían de mi casa y se los comprara a Coolmod porqque es que merecen hasta el último céntimo que cuestan. Cierto que 90 € no es algo al alcance de todo el mundo pero si realmente quieres lo mejor de lo mejor y aprovechar la tarjeta de sonido que tengas, especialmente si es una de gama alta como las Xonar de Asus o las Creative/Auzentech X-Fi, mi recomendación está clara: Con los Roccat Kave nunca os equivocaréis.

PROS:

-Permite aprovechar la tarjeta de sonido existente.
-Calidad de sonido espectacular a todos los niveles.
-Excelente sensación de espacio del sonido.
-Vibración de los subwoofers.
-Posicionamiento sonoro muy preciso.

CONTRAS:

-Cable no lleva aislamiento EMI.
-No hay manera de dejar fijo el remoto.

Por todo ésto, y porque considero que los Roccat Kave son sin duda alguna los mejores cascos 5.1 del mercado, se les otorga la recomendación de HardZone y nuestro galardón de oro.


 

Queremos dar las gracias a Coolmod por proporcionar el material para nuestro análisis y por poner una sonrisa en los labios de este reviewer cada vez que escucha música, ve películas o masacra a los malos.

Compártelo. ¡Gracias!