QPad OM-75

INTRODUCCIÓN.

Hoy día cualquier usuario que se autodenomine “gamer” siempre buscar tener los mejores periféricos a su alcance, ya sea un teclado, auriculares o un buen ratón con el que poder afinar la precisión a la hora de jugar con el ordenador. Ganar debe ser la prioridad ante todo y tener un ratón que esté altura es un factor determinante.

En HardZone os presentamos el análisis del QPad OM-75 Pro, un ratón especialmente diseñado para los jugadores más exigentes que requieran movimientos precisos y a su vez comodidad durante las largas sesiones de juego. QPad es especialista en periféricos gamer, siendo una marca muy galardonada por sus productos de calidad.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

  • Sensor: Sensor de motor óptico AVAGO
  • Sensibilidad:  IPC 400 o 1600
  • Aceleración máxima: 15 G
  • Velocidad máxima: 40 cm / seg | 1m/sec
  • Procesamiento de imágenes: 5,8 MPS (megapíxeles / segundo)
  • USB ratio de Hz: 125, 250, 500, 1000 Hz
  • Botones: 7 (5 programables)
  • Píxeles de detección: 30×30 píxeles
  • Frecuencia de muestreo: 6469 FPS (Frames por segundo)
  • Cable: cable trenzado de 2 metros
  • Conexión USB: USB chapado en oro
  • Tiempo de respuesta: 1 ms
  • Garantía: 2 años

Entre sus caracteristicas se puede destacar su sensor óptico, el cual puede ser configurado a 400DPI y 1.600DPI como máximo, hubiera estado bien que el salto de resolución no fuese tan grande, por ejemplo de 400DPI se podría haber pasado a 800DPI y de ahí a las 1.600DPI, para disponer de más variedad de configuración.

Aunque Qpad se ha centrado más en dotar al OM-75 Pro de un buen procesamiento de imágenes por segundo y detección de píxeles, que son aspectos muy importantes en un ratón gamer. También se puede ver que incorpora el conector USB chapado en oro para asegurar que no se produzca ningún problema en cuanto a tiempos de respuesta. No se indica en la características pero este ratón esta diseñado únicamente para usuarios diestros.

ANÁLISIS EXTERNO.

El QPad OM-75 Pro se nos presenta en una caja de cartón donde predomina el color negro con los textos en color blanco para que resalten. En su parte frontal ya se puede ver directamente el ratón bajo un plástico protector, a la izquierda de la imagen se muestran algunas de sus principales características como su conector chapado en oro, su resolución o aceleración máxima.

 

En la esquina superior derecha nos indica los sistemas operativos Windows compatibles: Windows 200, XP, Vista y 7.

 

Por el lateral derecho simplemente nos muestra el modelo del ratón.

 

En la parte inferior tenemos los requisitos mínimos para su instalación, es decir un sistema operativo Windows, un puerto USB, 35MB de espacio disponible en el disco duro y algo que me sorprendió, una dirección de Internet para descargar los drivers, ya sabemos de antemano que no vienen incluidos.

 

Si le damos la vuelta a la caja nos encontramos con las especificaciones técnicas completas en seis idiomas diferentes, entre los cuales se encuentra el Castellano.

 

 

Finalmente vamos a irnos a la parte más importante, el otro lateral donde tenemos la pestaña para abrir la caja y sacar el ratón de una vez.

 

¿La abrimos no?. Bien, una vez abierta lo primero que salta a la vista es la simplicidad de la presentación, pues únicamente aparece el ratón y una nota que se resalta en un cartel amarillo. ¿Qué pondrá ahí?.

 

¡¡Sorpresa!!. Aunque esto ya lo sabíamos desde hace tiempo, se nos vuelve a indicar que vayamos a la página oficial de QPad para descargar los controladores, vale, para mi no es un problema porque tengo conexión a Internet pero…siendo un producto gamer y de calidad que menos que incluir un CD con los controladores ¿no?.

 

 

En un compartimento se encuentra el cable USB y la típica bolsita del gel de sílice para evitar problemas que pueden aparecer con una humedad alta.

 

Una vez sacado ya podemos ver el OM-75 de una manera más cómoda, como ya vimos antes tiene un plástico protector que cubre todo el ratón para evitar posibles daños. A primera vista destaca su color blanco piano, el cual le da un toque muy original a la vez que único, pues muy pocos ratones se venden en este color.

 

Y aquí lo tenemos en un plano superior, fijaos en la forma que tiene, algunos ya estaréis pensando que será incomodo porque a primera vista el aspecto es cuanto menos raro, pues todo lo contrario. Pero tendréis que esperaros un poco para saber que tal es este aspecto, vamos a centrarnos ahora en verlo detalladamente. En la parte superior se pueden ver dos botones y la rueda de desplazamiento.

 

Detalle del logo de QPad pintado en color negro

 

En la parte izquierda del ratón se sitúan dos de los siete botones de los que dispone, mirad el detalle de poner el primer botón mas largo que el segundo, esto es algo que me ha gustado mucho porque eleva la comodidad al usarlo. Ambos botones son perfectamente accionables con el pulgar sin tener que levantar la mano del ratón.

 

 

El lado derecho es el que más me llamó la atención con este diseño que presenta, como dije al principio es un ratón especialmente diseñado para diestros. Cuando lo vi por primer vez antes de sacarlo de la caja pensaba que esta forma me iba a resultar incomoda, pues al contrario, una vez que pones la mano sobre él los dedos anular y meñique se acoplan perfectamente con el ratón.

 

 

En detalle.

 

 

Si continuamos con la vista en 360 grados llegamos a la parte frontal, aquí tenemos la rueda de desplazamiento la cual esta fabricada en goma, además dispone de hendiduras para hacer más cómodo y preciso su uso. También los clásicos botones izquierdo y derecho, los cuales según Qpad están diseñados para aguantar más de cinco millones de pulsaciones.

 

 

Detalle de la rueda, la cual se ilumina en color azul claro una vez que el ratón está en marcha.

 

Ya en la parte superior lo primero que me llamó la atención fue los dos indicadores luminosos que incorpora, su función es la de indicarnos con que resolución está trabajando el QPad OM-75 mediante dos colores; azul para 400DPI y rojo para 1.600DPI, luego lo veremos encendido.

 

 

Y para terminar con la vista detallada, los dos botones superiores. Con el más cercano a la rueda el ratón se configura a 1.600DPI, con el otro se pone a 400DPI, aunque esto lo podemos cambiar sin problemas desde el software correspondiente que veremos más adelante.

 

Vamos a darle la vuelta, como es habitual en los ratones de cierta calidad, incorpora laminas de teflón para mejorar su capacidad de desplazamiento, en este caso son cuatro en total.

 

 

El cable USB esta recubierto de tela trenzada para garantizar su durabilidad y resistencia; me parece un buen detalle por parte de QPad dado que este aspecto es sinónimo de calidad. Su longitud es de dos metros por lo que no habrá problemas para aquellos que tengan la caja del PC alejada del lugar donde tienen el teclado y ratón, en mi caso sobra bastante cable.

 

 

El conector USB chapado en oro en detalle.

 

 

Unión del cable USB con la base del ratón.

 


Ha llegado la hora de instalarlo en nuestro sistema. Aunque este modelo de ratón permita la función Plug&Play, recomiendo usar el software que previamente hay que descargar para tener acceso a todas las funciones de configuración y personalización, como por ejemplo las macros.

Para descargar el controlador debéis ir al siguiente ENLACE. La instalación es tremendamente simple, únicamente tenéis que darle a siguiente y finalizar, no necesita reiniciar el sistema. En el apartado SOFTWARE veremos en detalle como es el panel de control del programa.

Bien, pues una vez conectado a un puerto USB de nuestro PC comienza encenderse toda la iluminación del QPad OM-75.

 

La rueda de desplazamiento en color azul claro, realmente bonita una vez iluminada.

 

Los indicadores de estado para la configuración de resolución; rojo y azul.

 

 

Y el sensor óptico con el clásico color rojo.

 

TESTEO.

Dado que llevo unos cuantos meses con un ratón gamer Roccat Kova[+], prácticamente no ha habido periodo de adaptación al QPad OM-75, pues ya estaba acostumbrado a las prestaciones de un periférico de gama alta. No obstante las primeras horas si fueron algo extrañas por el tema de tener que recolocar mis dedos anular y meñique para el diseño que tiene este modelo, una vez ya adaptado no aprecie nada que se pueda destacar.

Aquí podéis ver la diferencia de tamaño entre ambos.

 

 

Mi primera impresión al tacto es que faltaba algo de agarre a la mano, la causa es que todo el ratón esta hecho del mismo tipo de plástico lacado, a diferencia de mi actual Kova[+], el cual su superficie es de material antideslizante. Otro aspecto clave es su tamaño, es un ratón que abulta bastante en comparación con otros, así que para los que tengan las manos grandes les vendrá bien.

En cuanto a la accesibilidad de todos sus botones, únicamente tengo que criticar la posición de los dos superiores, configurados para cambiar la resolución no hay problemas a la hora de usar el ratón en entornos tranquilos, me refiero a tareas ofimáticas o navegación web, las cuales no requieren digamos prisa, pero para un uso gamer no recomiendo configurarlos para acciones rápidas como por ejemplo en juegos tipo Call OF Duty lanzar una granada. La razón es que para pulsar esos botones tienes que quitar a la fuerza los dedos corazón e indice de los botones izquierdo y derecho, en mi opinión hubiera sido mejor ubicar esos botones en la parte derecha, dado que espacio hay de sobra. Por contra los botones situados en esa parte derecha son perfectamente accionables de una forma muy cómoda.

Pasados ya unos días con el ratón me dispuse a jugar de forma seria para ver si notaba algo diferente respecto al otro ratón, la respuesta es no. En parte porque mi resolución habitual es 1.600DPI, resolución con la que ambos modelos cuentan, con el QPad los movimientos seguían siendo rápidos y precisos sin perder rendimiento. La alfombrilla usada durante los test es mi habitual SteelSeries QcK Mini.

Sobre el tema de si con este ratón sudan las manos la respuesta es no, en ninguna parte del testeo se presentó este problema durante usos muy prolongados, algo que es de agradecer sin duda en un buen ratón gamer.

¿Es cómodo el Qpad OM-75?.

La respuesta es SI, y mucho. Es tremendamente cómodo a la hora de usarlo gracias al diseño que presenta, se adapta perfectamente a mi mano, desde luego es lo que más me ha gustado. No he tenido ningún problema de cansancio en la mano o muñeca tras muchas horas de uso continuado, tanto en navegación web o en juegos.

Pasamos a ver el software que previamente tenemos que descargar.

En la primera pestaña podemos configurar las opciones de todos los botones del ratón, izquierdo, derecho, rueda y botones superiores. También la velocidad del doble click.

 

 

Para todos los botones el programa da la opción de ponerle a todos la misma lista de funciones personalizadas, quiero decir que no hay limitación a la hora de configurar un botón que queramos con cualquiera de las opciones que aparecen en la imagen.

 

 

Seguimos con la pestaña WHEEL, aquí podemos cambiar las opciones de la rueda de desplazamiento, velocidad y apagar la iluminación de la misma.

 

En la siguiente nos da la opción de modificar la velocidad del cursor, aceleración y una opción para mover el mismo automáticamente a un cuadro de dialogo.

 

 

Si pasamos a la pestaña USB Port podemos cambiar el tiempo de respuesta del USB entre 125Mhz, 250Mhz, 500Mhz y 1000Mhz.

 

 

Y una opción que para los jugadores no debe faltar es la de crear macros, tranquilos que la tiene.

 

Y por ultimo la típica pestaña que nos invita a visitar la pagina web de Qpad para más informacion.

 

 

CONCLUSIÓN.

El QPad OM-75 es un muy buen ratón, me ha gustado mucho tanto a nivel de diseño en general con ese color blanco impoluto como a nivel de prestaciones finales, es muy cómodo de usar y no produce ningún tipo de cansancio durante usos prolongados. En juegos se comporta como buen ratón gamer que es, es rápido, preciso y eficaz. Lo único que se puede criticar es que quizá le falte un poquito de agarre debido al material  usado en su parte superior, por lo demás es un señor ratón gamer.

Se puede encontrar a un precio de 49,90€, vale que puede parecer elevado y de hecho barato no es aunque está muy en la línea de ratones similares en el mercado, pero para la gente que verdaderamente aprecie tener un periférico de calidad y con buenas prestaciones, seguro que los paga gustosamente.

PROS.

  • -Buena estética.
  • -Rendimiento a la altura.
  • -Muy cómodo y ergonómico.
  • -Configurable.
  • -Conector USB chapado en oro.

CONTRAS.

  • -Botones superiores mejorables en accesibilidad.
  • -No trae CD con los controladores.

Por todo ello desde HardZone le otorgamos nuestro premio en la categoría de oro.

 

Queremos agradecer a Qpad el envío de esta muestra para su análisis.

Compártelo. ¡Gracias!