Mionix Castor

Mionix Castor

Rodrigo Alonso

Mionix Logo

Pocas veces hemos hablado del fabricante sueco Mionix, pero a partir de ahora vamos a hacerlo más frecuentemente puesto que han comenzado hace poco a vender sus productos en tiendas de España, productos orientados al Gaming y que presentan diseños y funcionalidades muy atractivos. En el día de hoy os vamos a mostrar nuestro particular análisis del último periférico que han incorporado a su catálogo, el Mionix Castor, un ratón Gaming en el que han orientado todos sus esfuerzos para proporcionar al usuario el mejor balance entre ergonomía, estética y funcionalidad.

El Castor (que toma su nombre de una de las estrellas más brillantes del cielo nocturno, no del animal (se pronuncia «cástor»)) ha entrado directamente a la familia de productos Premium de la marca pues se trata de un ratón con el que no han escatimado en calidad. Su diseño está pensado ergonómicamente para diestros, así que tiene los botones de navegación únicamente en el lado izquierdo, pero está pensado para resultar cómodo para los tres tipos de agarre más comunes en los ratones (palma, garra y fingertip).

Tipos de agarre

Ahora bien, la mejor carta de presentación de este Mionix Castor es sin duda su hardware interno, pues el fabricante ha integrado en su interior literalmente un pequeño ordenador para procesar todos los movimientos y clics que hagamos con el ratón con el fin de anular cualquier posible retraso en la comunicación con el PC. Por ello incorpora un procesador interno ARM de 32 bit y por supuesto memoria interna para almacenar todas las configuraciones que queramos; por este motivo, el Castor es un ratón totalmente plug and play preparado para ir con nosotros a cualquier parte sin necesidad de instalar drivers (son necesarios solo para configurar el ratón, una vez hecho todo queda almacenado en la memoria de éste).

Procesador Mionix Castor

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Tomadas de la web del fabricante.

Especificaciones 1Especificaciones 2

Como podéis ver el conjunto de características que aporta el Mionix Castor es impresionante. Además de lo que ya os hemos explicado, destaca por un montón de facultades más. Por ejemplo, esa cobertura de cuatro capas con acabado suave en toda la superficie, el lateral de goma para mejorar el agarre, o ese sensor óptico de infrarrojos PMW-3310 que alcanza hasta las 10.000 DPI con 1ms de tiempo de respuesta y 1000 Hz de polling rate y que se puede configurar hasta la altura de elevación del ratón, perfecto para Gaming.

El resto de características son más o menos las mismas que nos encontramos en ratones Gaming de alta gama, pero hay una cosa que me ha llamado la atención y es que pesa tan solo 93.8 gramos sin el cable, es decir, se trata de un ratón bastante más ligero de lo que es habitual en un ratón de estas características. Lamentablemente no cuenta con sistema de gestión de peso mediante pesas, así que es algo con lo que habrá que lidiar y podría resultar «raro» para usuarios acostumbrados a ratones más pesados.

ANÁLISIS EXTERNO.

El Mionix Castor viene embalado en una caja de cartón duro sorprendentemente pequeña y ligera, en cuya cara principal lo único que vemos es una imagen desde arriba del ratón y el logo y el modelo del dispositivo en la parte superior.

Mionix Castor -001

En la parte trasera encontramos las principales características del ratón en 18 idiomas, dejando para los laterales simples adornos como el anagrama del fabricante y una imagen lateral del Castor.

La caja se abre en forma de libro de tres partes, quedando en la parte izquierda la «huella» del ratón que hace que éste no se mueva durante el transporte del embalaje, el ratón en la parte derecha y en el centro el logotipo de Mionix junto con una frase firmada por el CEO de la compañía que reza «¡Enhorabuena! Has comprado una fina pieza de artesanía».

Mionix Castor -005

Debajo del ratón está escondido su cable y por supuesto un pequeño manual de instrucciones en unos cuantos idiomas, junto con un montón de pegatinas de Mionix y su logo.

Mionix Castor -007

Aquí podéis ver el ratón ya fuera de la caja. La verdad es que se siente muy ligero en las manos, pero esto no quiere decir que no sea un ratón robusto. De hecho antes de sacarle las demás fotos lo estuve mirando de cerca y realmente tiene una construcción muy robusta y sólida: no es un ratón de los que «crujen» cuando los aprietas un poco con las manos, a pesar de estar fabricado evidentemente con plástico.

Mionix Castor -008

Aquí tenéis una imagen más de cerca solo del ratón.

Mionix Castor -009

Vamos a ver todas sus partes. En esta vista desde la parte de arriba podéis observar los dos botones mas la rueda, y un botón adicional en el centro que sirve en primera instancia para cambiar la resolución del sensor en cualquier momento.

Mionix Castor -010

En esta vista trasera se puede observar tanto el logo de Mionix que más tarde se iluminará cuando el ratón esté conectado, como la forma ergonómica del dispositivo, especialmente en su parte derecha.

Mionix Castor -011

En la vista frontal podéis ver con detalle los botones principales.

Mionix Castor -012

Éste es el lateral izquierdo del Mionix Castor. Como os anunciábamos antes es un ratón pensado para usuarios diestros y por lo tanto ésta es la zona donde están colocados los botones habituales de navegación, acompañados en este caso por una zona de goma para mejorar el agarre del ratón.

Mionix Castor -013

El lado derecho, por contra, está completamente vacío y solo podemos ver una ligera forma pensada para colocar los dedos meñique y anular.

Mionix Castor -014

Si giramos el ratón podemos ver la zona inferior, dominada por el sensor óptico IR en el centro y dos enormes patas de teflón que cubren casi todo el perímetro del ratón, asegurando el mejor deslizamiento en cualquier superficie.

Mionix Castor -016

Del centro de la parte frontal del Castor sale el cable, que como veis está protegido en su salida por una pieza de plástico flexible para evitar que se estropee con el movimiento del ratón. El cable es muy flexible (gracias, estoy harto de lo incómodos que son los periféricos con cables demasiado tiesos) y está protegido por una malla de tela para asegurar que no se dañará con el desgaste por rozamiento. Casi al final del cable encontramos un filtro EMI para evitar interferencias electromagnéticas, y termina en un conector USB 2.0 de pequeño tamaño pero que está bañado en oro para maximizar su conductividad.

TESTEO.

Visto el ratón por fuera es la hora de conectarlo a nuestro equipo de pruebas y comenzar a probarlo. Nada más conectarlo a un puerto USB del PC el ratón se ilumina en color amarillo y comienza a funcionar a la perfección sin necesidad de instalar software adicional.

Ergonomía

Los que leéis con asiduidad nuestros análisis ya sabréis que soy un usuario de manos grandes, y por lo tanto los ratones pequeños me resultan incómodos. El Mionix Castor tiene, digamos, un tamaño medio a este respecto, y aunque cogiendo el ratón a modo palma mi mano ocupa casi todo el ratón desde el principio me he sentido muy cómodo utilizándolo. Prácticamente no he tenido periodo de adaptación a pesar de que mi ratón habitual es un Razer Deathadder, un poco más grande y pesado que este Castor.

En definitiva, un ratón muy cómodo; Mionix ha logrado crear un balance perfecto en su Castor para usuarios de manos grandes y pequeñas, puesto que su tamaño medio hará que incluso usuarios de manos pequeñas se sientan cómodos con él.

El software

Aunque el ratón funciona perfectamente sin software, si queremos configurarlo es necesario descargarlo desde la página web del fabricante. No obstante, ya os explicamos antes que el Castor tiene un pequeño ordenador en su interior y por ello ni siquiera es necesario instalar el software, podemos descomprimir el archivo que nos descargamos en cualquier parte y ejecutarlo sin necesidad de instalación. Desde luego hasta ahora todo son ventajas.

De hecho, una vez que descomprimimos el archivo descargado desde la web de Mionix aparecen dos directorios: uno contiene el software de configuración que os vamos a mostrar a continuación, y otro contiene una herramienta de actualización de firmware para poder aplicarle un nuevo firmware a nuestro ratón directamente desde ahí. En nuestro caso, y como el Castor ni siquiera ha salido a la venta todavía (llegará a las tiendas en Septiembre) tenemos el último firmware ya instalado.

0.- Firmware update

Vamos ahora sí a ver el software. La pantalla principal nos permite escoger y configurar hasta un máximo de cinco perfiles, en los cuales podemos escoger qué hace cada botón (todos son configurables), la velocidad de doble clic, velocidad de scroll y aceleración del puntero, amén de escoger la velocidad del polling rate (que a mi parecer siempre debe estar al máximo para Gaming).

1.- Menú principal

A continuación podéis ver algunos ejemplos de lo que podemos asignar a cada botón. Por cierto, es de mención especial la velocidad con la que se aplica cualquier cambio al ratón, es casi instantáneo tras darle al botón de aplicar (al contrario que en otros, que tarda hasta 10 segundos en volver a responder el dispositivo).

2.- Asignación de botones

La segunda pestaña nos permite controlar todos los parámetros del sensor, incluyendo por supuesto los tres saltos de DPI, pero también la altura de elevación del ratón (altura a la que el sensor deja de responder cuando levantamos el ratón, para evitar que se vuelva loco cuando lo hacemos).

3.- Sensor performance

Los saltos de DPI en el sensor se pueden configurar como queramos entre 50 y 10.000 DPI, en saltos de tan solo 50 DPI.

4.- Sensor steps

Por otro lado, si os fijáis en la zona inferior izquierda de la pestaña sensor performance encontramos una utilidad llamada Surface Quality Analyzer Tool que nos permite analizar la calidad de nuestra alfombrilla en tres sencillos pasos. A partir de este análisis el ratón podrá adaptar el sensor y actuar en consecuencia, dotándolo de todavía más precisión.

La tercera pestaña nos permite configurar el color del ratón. Básicamente es un ratón RGB (Mionix lo llama «Aurora») así que podemos escoger entre 16.8 millones de colores tanto para la rueda como para el logo. Éstas dos zonas se pueden configurar de manera conjunta o individual, y se incluyen varios efectos como el conocido «respiración».

6.- Color Settings

Algunos ejemplos básicos de iluminación.

La penúltima pestaña es la que nos permitirá crear Macros para después asignarlas a los botones. El software permite hacer básicamente lo que queramos, incluso interactuando entre teclado y ratón.

7.- Macros

Por último, la última pestaña nos da acceso directo al soporte de Mionix, tanto a preguntas frecuentes como a las últimas actualizaciones de firmware o al soporte técnico, así como al registro del producto para activar su garantía directa con el fabricante.

8.- Support

Rendimiento en juegos

La fase final de nuestro testeo concluye con las obligadas pruebas en juegos. Como es habitual hemos probado el Mionix Castor con juegos de todo tipo, desde el Battlefield Hardline donde los movimientos son precisos y los clics escasos hasta el League of Legends, donde los movimientos son frenéticos y se hacen clics sin piedad y de manera constante (la verdad es que el LOL es un juego que pone a prueba la durabilidad de los ratones).

El Mionix Castor se ha comportado a la perfección en todo tipo de juegos y en todas las situaciones en las que lo hemos utilizado. El sensor se ha mostrado extremadamente preciso, y a decir verdad, jugando al Battlefield con un rifle de francotirador he agradecido la mayor precisión que da un ratón ligero; estaba acostumbrado a un ratón más pesado, pero que el Castor sea tan ligero me permite hacer movimientos mucho más leves y precisos para poder apuntar mejor. Me ha sorprendido en este aspecto.

CONCLUSIÓN.

Si estás buscando un ratón muy cómodo, preciso y que te proporcione el mejor rendimiento en cualquier escenario el Mionix Castor debe ser una de las opciones que debes tener en consideración. No solo es muy cómodo y se comporta a la perfección en todo tipo de situaciones, sino que además es tan sencillo que las elevadas opciones de configuración que tiene parecerán un juego de niños. Mionix ha logrado con su software el equilibrio perfecto de funcionalidad y sencillez. Me dan ganas de aplaudir.

Llegará a las tiendas en Septiembre a un precio recomendado de 69.90 euros, un precio que me parece justo por un ratón de esta calidad y que nos proporciona tanta funcionalidad.

PROS:

  • Muy cómodo desde el primer momento.
  • Materiales de primera calidad.
  • Construcción sólida a pesar de que es muy ligero.
  • Sensor extremadamente preciso en cualquier situación.
  • Software muy completo a la vez que sencillo.
  • Seis botones totalmente configurables.
  • Iluminación RGB.
  • Hasta 10.000 DPI en saltos de 50 DPI.

CONTRAS:

  • Quizás le vendría bien un sistema de gestión de peso.
  • Solo tres saltos de sensibilidad configurables.

Mionix Castor puntuación

El Mionix Castor es sin lugar a dudas uno de los mejores ratones Gaming que han pasado por nuestras manos, y sin duda se merece nuestro galardón de Platino y nuestras recomendaciones por su rendimiento y diseño.