Análisis: SSD Kingston UV500 480 GB

Hoy os traemos el análisis del Kingston UV500 (también llamado SUV500), un SSD SATA III de 2,5 pulgadas que nos ofrece todo el mejor rendimiento que podemos conseguir a través de esta interfaz, junto con un precio muy reducido y características extra relacionadas con el cifrado de archivos. El modelo que vamos a analizar es el de 480 GB.

Índice

Características técnicas del Kingston UV500

Esta gama de SSD UV500 de Kingston está disponible en tres factores de forma distintos de 2,5 pulgadas (la muestra analizada), M.2 o mSATA. La compañía ofrece cinco opciones de almacenamiento: 120 GB, 240 GB, 480 GB, 960 GB y 1920 GB. En su interior encontramos memoria Flash 3D NAND de 64 capas TLC de Toshiba, con un controlador Marvel 88SS1074.

Las velocidades máximas de lectura secuencial son de 520 MB/s, mientras que las de escritura son de 500 MB/s. Como veremos más adelante en nuestras pruebas, las cifras son casi calcadas a las que la compañía promete, e incluso algo más elevadas en ocasiones. En concreto, las velocidades garantizadas para cada una de las unidades de la gama son las siguientes:

Lectura y escritura secuencial:

  • 120 GB – Hasta 520/320 MB/s
  • 240 GB – Hasta 520/500MB/s
  • 480 GB – Hasta 520/500 MB/s
  • 960 GB – Hasta 520/500 MB/s
  • 1,92 ТB – Hasta 520/500 MB/s

Lectura/escritura máxima 4k:

  • 120 GB – Hasta 79.000/18.000 IOPS
  • 240 GB – Hasta 79.000/25.000 IOPS
  • 480 GB – Hasta 79.000/35.000 IOPS
  • 960 GB – Hasta 79.000/45.000 IOPS
  • 1,92 ТB – Hasta 79.000/50.000 IOPS

El consumo en reposo de las unidades es de 0,195 vatios (no tiene modo deep sleep), con un promedio de 0,5 vatios y un máximo de 1,17 vatios en lectura y 2,32 vatios en escritura. Las dimensiones son las siguientes para los tres tipos de unidades:

  • 100,1 mm x 69,85 mm x 7,0 mm (2.5”)
  • 80,0 mm x 22,0 mm x 3,5 mm (M.2)
  • 50,8 mm x 29,85 mm x 4,5 mm (mSATA)

La temperatura de operación puede ser de entre 0 y 70ºC, mientras que la temperatura para la que está garantizado el almacenamiento va desde los -40ºC hasta los 85 ºC. El peso de cada unidad varía dependiendo de la capacidad o el factor de forma. Los pesos son los siguientes:

  • 120 GB–480 GB – 41,0 g (2.5”)
  • 960 GB – 57,0 g (2.5”)
  • 1,92 ТB – 52,0 g (2.5”)
  • 120 GB – 6,6 g (M.2)
  • 240 GB – 6,7 g (M.2)
  • 480 GB – 7,7 g (M.2)
  • 960GB — 7,8g (M.2)
  • 120 GB – 6,2 g (mSATA)
  • 240 GB–480 GB – 6,7 g (mSATA)

La vida útil prevista de las unidades es de un millón de horas MTBF. Los terabytes escritos (TBW) máximos de cada unidad son los siguientes:

  • 120 GB — 60 TBW
  • 240 GB — 100 TBW
  • 480GB — 200 TBW
  • 960 GB — 480 TBW
  • 1,92 ТB — 800 TBW

Como vemos, en la unidad de 480 GB eso equivale a 109,6 GB escritos al día durante los 5 años de garantía de la unidad.

La capacidad de la cache SLC no evoluciona linealmente entre las unidades:

  • 120 GB — 1,78 GB
  • 240 GB — 3,56 GB
  • 480GB — 7,12 GB
  • 960 GB — 25,25 GB
  • 1,92 ТB — 39,75 GB

Kingston no se queda en ofrecernos cosas que incluyen otras marcas, sino que va más allá con tres características diferenciales.

La primera es que el SSD cuenta con un cifrado automático (SED, o self-encrypted drives) mediante hardware, pudiendo proteger nuestros archivos bajo cifrado AES de 256 bits. Además, es compatible con el protocolo de cifrado TCG Opal 2.0; una especificación que nos asegura que ninguna persona que se haga con nuestro SSD va a ser capaz de acceder a los datos que hay en él. Junto con ello, también puede usarse con software de prevención de pérdida de datos.

En segundo lugar, y gracias a lo expuesto en el punto anterior, esta unidad cumple con las normas que exige la RGPD en cuanto a protección de datos se refiere. En tercer y último lugar, encontramos 5 años de garantía, lo cual concuerda con una elevada cifra de TBW y una cantidad de horas para la cual está garantizado que no habrá ni un solo fallo.

Unboxing y aspecto externo

El empaquetado del SSD es muy sencillo y compacto, con un protector de plástico rígido para el SSD. Al abrirlo, nos encontramos con un SSD con una carcasa de metal con un acabado en gris, con el logo de Kingston cubriendo todo el frontal.

En la parte trasera del SSD encontramos una etiqueta que contiene información muy importante. Entre ellas, encontramos el Physical Secure ID, o PSID. Este número de 32 dígitos es único para cada dispositivo, y es el que necesitarás si quieres resetear una unidad SSD que esté completamente cifrada y no puedes volver a acceder a ella porque perdiste la clave o ha habido cualquier tipo de problema con el sistema.

Cualquier persona que tenga acceso físico a la unidad podrá obtenerla, pero no hay ninguna manera digital de hacerlo. Si se daña la etiqueta y no tienes apuntada la clave, se perderá para siempre. En el caso de que tengas que introducir la clave para eliminar el cifrado de la unidad, todo el contenido almacenado en ella se perderá.

El kit que recibimos es el más básico, el cual incluye la unidad SSD sin tornillos, brackets o cables, ya que normalmente todo lo necesario suele venir incorporado en la caja del PC. En el caso de que vayáis a instalarlo en un portátil sí es probable que necesitéis tornillos. El kit de actualización lleva una carcasa USB externa, soporte de montaje, tornillos, cable de datos y cable de alimentación MOLEX a SATA, adaptador de 7 mm a 9,5 mm, y software para clonar discos duros. El precio extra del kit supone pagar entre 15 y 20 euros más dependiendo de la capacidad que elijamos.

Prueba

Al conectar el SSD al ordenador y darle su formato correspondiente, nos encontramos con 447 GB utilizables. En las pruebas de rendimiento hemos utilizado un Intel Core i7-4770K, una placa base ASRock Fatal1ty Z87 Killer, junto con 16 GB de RAM DDR3 2400 MHz.

CrystalDiskInfo 7.5.0

En CrystalDiskInfo podemos obtener toda la información sobre el estado de la unidad, al igual que en el programa oficial de la compañía que más adelante veremos.

CrystalDiskMark 6.0

Esta prueba es de las más importantes que podemos hacer a un SSD. En lectura obtuvimos 517,3 MB/s; muy cerca de los 520 que la marca establece como máximo, y 507,7 MB/s de escritura, por encima de lo que la marca promete como máximo. El rendimiento en Random 4K es realmente bueno gracias a su capacidad de 480 GB.

ATTO Disk Benchmark 3.05

A pesar de su antigüedad, este programa se sigue utilizando hoy en día para medir el rendimiento de unidades SSD. En las pruebas vemos que incluso con archivos pequeños el rendimiento se mantiene bastante elevado en comparación con otras unidades SSD gracias a sus 480 GB, alcanzando los 100 MB/s ya en 2 KB; antes que otras unidades del mercado. A partir de ahí, la unidad empieza a alcanzar su máximo rendimiento en torno a los 64 KB. En tamaños grandes de archivos vemos que se alcanza incluso más de lo que la marca promete en 2 MB, con 521 MB/s de escritura y 536 MB/s de lectura.

AS SSD Benchmark 2.0.6821.41776

Con esta herramienta podemos ver datos muy similares a los que ofrece CrystalDiskMark, pero también podemos conocer la latencia del SSD, algo muy importante en cargas intensas y que nos ayuda a conocer la velocidad de respuesta del SSD. En este caso tenemos unos valores excelentes, asociados a unos IOPS altos. Sin embargo, resulta curioso que la latencia de lectura sea mayor que la de escritura.

Anvil Storage Utilities 1.1.0

Como vemos, el Kingston UV500 de 480 GB obtiene muy buenos resultados en lectura aleatoria gracias a tener una mayor capacidad, lo cual le ayuda a obtener una puntuación que supera los 4.020 puntos.

Kingston SSD Manager

Para gestionar el SSD, Kingston ofrece el SSD Manager, su programa con el que podemos realizar una serie de funciones adicionales, tales como:

  • Conocer el estado del disco y sus estadísticas de uso
  • Ver el número de serie, versión de software, vida útil restante, posibles fallos, etc.
  • Crear informes sobre el estado de la unidad
  • Actualizar el firmware
  • Borrado de datos seguro de manera que no se puedan recuperar
  • Gestionar la protección TCG Opal e ICEEE 1667
  • El software es compatible con Windows 7, 8, 8.1 y 10

Para cifrar el SSD podemos utilizar software de terceros como McAfee Endpoint Protection, Wave Embassy Trust Suite o WinMagic SecureDoc (los tres de pago), ya que pocas placas soportan el poder poner una contraseña ATA a través de la UEFI/BIOS para cifrar la unidad. Kingston lleva un tiempo trabajando en soporte para BitLocker, el cual debería llegar en los próximos meses mediante una actualización de firmware. No obstante, para poder usar BitLocker es necesario tener Windows 10 Pro o Enterprise, además de que tu PC lleve un chip Trusted Platform Module (TPM). Una vez la compañía lo actualice, deberían cumplirse los requisitos del estándar IEEE-1667 requerido para usar cifrado por hardware.

Con software como WinMagic es posible cifrar el SSD en tan sólo 15 segundos, gracias a que el programa reconoce la unidad como un SSD compatible con TCG Opel 2.0. En el caso de que se tuviera que usar cifrado por software en unidades como la generación previa de UV400, sería necesario esperar por lo menos 2 horas para que el cifrado se completase, dependiendo de la potencia de nuestro procesador. En un disco duro, puede llegar a llevar un día entero.

Conclusión

La serie Kingston UV500 ofrece características a nivel de seguridad que no ofrecen otros SSD del mercado, y además lo hace en tres factores de forma distintos para adaptarse al mayor número de ordenadores posible. Esta serie es ideal tanto para el segmento de consumidores que quieran proteger su privacidad, como para empresas que quieran tener datos almacenados de manera segura de manera rápida y que no les haga perder horas de tiempo en configurar.

El rendimiento es el que podemos esperar de una unidad SSD por SATA III con hasta 520 MB/s de lectura y 500 MB/s de escritura, y además lo hace al mismo precio de la competencia con la ventaja extra del cifrado automático en un SSD tan barato. Por ello, no podemos más que recomendar la compra de esta unidad.

Pros

  • Rendimiento aceptable al nivel de otros SSD SATA
  • Cifrado AES de 256 bits, compatible con TCG Opal 2.0
  • Cifrado de la unidad en sólo 15 segundos gracia a soporte de TCG Opal 2.0
  • Bajo consumo energético
  • Soporte de SMART, APM, NCQ y TRIM
  • SSD barato pero con la ventaja añadida del cifrado

Contras

  • No tiene el mejor rendimiento para ser un SSD SATA, y de hecho rinde ligeramente peor que los UV400 anteriores

Por ello, el Kingston SUV500 de 480 GB recibe la medalla de oro, y nuestra recomendación por su relación calidad/precio. Podéis comprar esta unidad en concreto en Amazon por poco más de 90 euros.

Kingston SUV500/480G - Unidad de Disco Duro SSD, 480 GB, SATA3, 2.5" EUR 90,90 EUR
Compártelo. ¡Gracias!