Samsung QD-OLED en monitores, ¿cuáles son sus ventajas?

Desde que en plena mitad de los 2000 los llamados televisores de alta definición con sus pantallas LCD empezaran a invadir los hogares la tecnología ha cambiado mucho, o como se suele decir, ha llovido bastante. En todo este tiempo hemos visto una competencia feroz para ver qué tecnología de pantalla es la mejor de todas, aunque todavía no hay una respuesta contundente. Por ello, Samsung ha creado una de las tecnologías más punteras como es QD-OLED. ¿Cómo funciona este tipo de tecnología de panel y que mejoras trae?

Una de las apuesta que tiene Samsung de cara al futuro es apostar todos los huevos en la cesta de las pantalla OLED en contra de las tradicionales LCD. La inversión de su división de pantallas se está centrando, por tanto, en dichas pantallas así como en la tecnología Quantum Dot, la unión de ambos conceptos da como resultado un nuevo tipo de panel llamado QD-OLED, los cuales están empezando ya a salir al mercado.

¿Qué es una pantalla QD-OLED?

QD-OLED General

QD son las siglas de Quantum Dot, cuya particularidad es que pueden representar una gran cantidad de colores distintos. Se trata de una tecnología que Samsung ya había desplegado en sus pantallas LCD y en concreto en la tecnología QLED, pero que ahora cobra una nueva vida al combinarse la tecnología OLED y el resultado de ello ha sido bautizado por la multinacional surcoreana como QD-OLED.

Características de QD-OLED: Quantum Dot

Quantum Dot Samsung

Uno de los puntos más importantes de las futuras pantallas es la capacidad de que cada píxel tenga su propia iluminación, algo que no se puede conseguir con las pantallas LCD convencionales, por eso, una de las claves de las pantallas QD-OLED de Samsung es que funcionan como las MicroLED.

Es decir, si por ejemplo tenemos una pantalla con resolución a 4K y, por tanto, 8,3 millones de píxeles, entonces con la tecnología QD-OLED tenemos 8,3 millones de fuentes de luz que pueden controlarse de manera individual, una por cada uno de los píxeles en pantalla. ¿El resultado? Una representación no solo de los colores extremadamente precisa, sino también de su luminancia, uno de los puntos débiles de las pantallas LCD.

Además, debido a que el panel QD emite luz en todas direcciones esto se traduce en que podemos ver el panel en muchos ángulos de visión más que las pantallas convencionales, por lo que hace este panel ideal para televisores, que es donde primero se va a implementar.

Mejor representación del color

QD-OLED Color

Detrás del panel de Quantum Dots hay un panel OLED, pero que emite solamente luz azul, ya que el cambio de color de cada uno de los píxeles es llevado a cabo por el panel QD. Esto se traduce en una mejor representación de los colores según Samsung. Se trata de uno de las mejoras más importantes de esta tecnología, por el hecho de que logra en este aspecto una mejora incremental en la representación del color, muy por encima de lo que habían ofrecido hasta el momento los diferentes fabricantes, incluyendo los de pantallas OLED.

Beneficios heredados de OLED

QD HDR

El empleo de paneles OLED en vez de los LCD para las QD Display de Samsung trae consigo una serie de ventajas propias de los LEDS orgánicos. La primera tiene que ver con el contraste: si miramos los diferentes paneles del tipo LCD nos encontramos con valores de 1.000:1 para los TN e IPS y 3.000:1 para los VA, donde en el caso de QD-OLED podemos hablar de valores de 1.000.000:1.

Esto hace que estas pantallas tengan una excelente capacidad para reproducir colores en alto rango dinámico o HDR sin los problemas típicos que ocurren al combinarlos con pantallas LCD que tienen un contraste mucho menor. Por lo que la ventana de colores que pueden representar estas pantallas es mucho más alta, lo que las hace ideales para su uso en diseño gráfico y edición de imágenes.

Tampoco nos podemos olvidar del brillo, medido en nits. En la actualidad los paneles OLED pueden llegar a una capacidad de 800 nits, pero la tecnología QD-OLED puede llegar hasta los 1000 nits. Esto supondrá la aparición a futuro de una especificación del estándar Display HDR True Black mucho más alta que la actual para aprovechar las capacidades de esta nueva tecnología.

QD-OLED y tiempos de respuesta

Tiempos Respuesta QD

Una de las desventajas que tienen las pantallas LCD, sean del tipo que sean, a la hora de necesitar retroiluminación es que esto aumenta el tiempo de respuesta afectando con ello la claridad del movimiento de los objetos en pantalla. Una de las ventajas que tienen las pantallas QD-OLED es que la circuitería produce la luz a medida que es necesaria desde el panel OLED que componer la pantalla. ¿La ventaja de ello? No se necesita mucho tiempo para controlar la luz y el resultado son tiempos de respuesta extremadamente rápidos que se mueven por debajo de 1 ms en una transición de gris a gris.

Menor fatiga visual

Fatiga Vista QD-OLED

La llamada luz azul acaba produciendo fatiga de la vista y con ello dolores de cabeza a largo plazo. No se trata de un problema que los usuarios de televisión sufran por la distancia en la que suelen utilizar sus pantallas, no obstante, sí que es importante si trabajamos a diario con nuestro ordenador y es que los que nos pasamos muchas horas delante del PC acabamos con nuestra cabeza saturada.

Una de las ventajas de las pantallas con la tecnología QD-OLED de Samsung es que reduce la cantidad de luz azul perjudicial que llega a nuestros ojos. Lo cual consigue variando el pico de luz azul espectral fuera del área de los 415-455 nm. No será la primera tecnología que esté pensada para reducir este problema que veremos en los próximos años, ya que el resto de fabricantes están trabajando en soluciones similares, pero para los que trabajamos a diario con nuestra pantalla a pocos metros esto es de agradecer.

Tecnología anti-reflejos

QD-OLED Antirreflejos

Uno de los problemas más grandes de muchos televisores es cuando una fuente de luz incide sobre el cristal de la pantalla y esta hace de espejo además de mostrar la imagen en el panel. Samsung ha añadido una capa contra los reflejos a sus QD-OLED, haciendo que la luz exterior no afecte frontalmente a la imagen.

Sin duda estamos hablando de una serie de mejoras que llegarán en breve a los televisores de la marca y que posiblemente se empiecen a implementar en monitores profesionales y gaming en no demasiado tiempo.

¡Sé el primero en comentar!