Intel Thermal Velocity Boost, el secreto de la velocidad de sus CPU

Intel Thermal Velocity Boost, el secreto de la velocidad de sus CPU

Javier López

No han salido a la venta los procesadores Comet Lake-S pero ya se está hablando del increíble aumento de frecuencias que van a volver a suponer dentro de las versiones de escritorio. Sabiendo que el proceso litográfico no ha mejorado, ¿cómo es posible que Intel aumente una vez más las frecuencias si ya estaban al límite? La respuesta llega desde la tecnología Thermal Velocity Boost o TVB, pero ¿qué es y como funciona?

Coffee Lake-S, como arquitectura y en cuanto a velocidad, ha sido ampliamente exprimida por Intel. Sus 14 nm ++ están más que optimizados y CPUs como el Intel Core i9-9900KS demostraron que la cantidad de vatios por núcleo era más que justa para la plataforma, ya que conseguía una velocidad de 5 GHz en todos sus núcleos mediante su Boost.

Entonces, ¿cómo es posible que Intel logre un aumento de +300 MHz a mismo nodo y además teniendo dos núcleos más como pasa con el nuevo i9-10900K?

Thermal Velocity Boost: ahora es Intel la que se inspira en AMD

intel_turbo_velocity_boost

Parece mentira, pero la realidad es que Intel está siguiendo una estrategia muy similar a la que AMD escogió hace años. Hemos hablado largo y tendido sobre tecnologías de sus procesadores, como XFR y XFR 2, las cuales son la base para que Intel se inspire en lo que es capaz de hacer una CPU que no está limitada en algunos parámetros.

Thermal Velocity Boost va muy en la senda de XFR 2 y no es más que una tecnología para procesadores Intel que permite un mayor rendimiento temporal y que se ayuda de Turbo Boost para aumentar de manera oportunista y de forma automática la frecuencia de la CPU.

La única pauta que necesita TVB es que el procesador cuente con una refrigeración premium, donde a mejor refrigeración se entiende que el procesador podrá llegar hasta la frecuencia fijada por Intel, pero no más allá.

Es necesario tener habilitados tanto Turbo Boost como TVB, donde ambas tecnologías lograrán aumentar la frecuencia si el procesador detecta que la Tcase está a una temperatura determinada o inferior. Dicho aumento de frecuencia se mantendrá durante un tiempo determinado, el cual de momento no sabemos cual es en concreto y por supuesto mientras que la temperatura se mantenga igual o inferior a la máxima fijada por Tcase.

Qué aumento de frecuencia podemos esperar

Intel-Core-i9

TVB se introdujo por primera vez en los procesadores Coffee Lake-H para portátiles y aunque no eran la mejor opción para probar la tecnología por su consumo de serie y las limitaciones de los dispositivos en cuanto a refrigeración, Intel afirmó que era posible ver hasta +200 MHz si la temperatura Tcase era inferior a 50ºC o menos.

Para Coffee Lake-R, Whisky Lake-U y Comet Lake-U el aumento de frecuencia por TVB es de +100 MHz si Tcase es inferior a 70ºC, un escenario más realista aunque el incremento sea menor finalmente.

Como vemos, TVB funciona de forma muy similar a XFR de AMD, aunque en este caso no se especifica nada acerca del consumo de la CPU o simplemente el voltaje final VID, por lo que visto como funciona podríamos decir que es menos restrictivo en procesadores Comet Lake que en Ryzen.

Ahora habrá que comprobar si efectivamente Intel es capaz de lograr los 5,3 GHz que ha marcado, supuestamente, con el i9-10900K y sobre todo, durante cuanto tiempo es capaz de habilitarlo. En cualquier caso, es un paso adelante de los de Swan para sus usuarios, tecnología sin intervención del propietario que le puede hacer ganar rendimiento siempre que la CPU se enfríe por debajo de los límites fijados.