La calidad no siempre es cara: los mejores ratones gaming baratos

La calidad no siempre es cara: los mejores ratones gaming baratos

Rodrigo Alonso

Si estás buscando un ratón gaming barato pero que sea de buena calidad y te de un buen rendimiento para ganar en tus partidas, estás de enhorabuena porque a continuación vamos a recopilar los que consideramos que son los mejores ratones gaming baratos del mercado, para poder jugar al máximo de tus posibilidades sin tener que invertir dinero de más.

En esta lista, hemos recopilado los diez modelos que consideramos que son los mejores del mercado, todos ellos de primeras marcas (nada de marchas chinas de dudosa calidad) y la mayoría de ellos, probados por nosotros mismos personalmente. Establecemos un precio límite de 40 euros.

Razer DeathAdder Elite

Poco podemos decir de este ratón gaming que no se sepa ya, y es que es considerado de los mejores del mercado. Además, ahora que ha salido el DeathAdder V2, este DeathAdder Elite ha bajado de precio convirtiéndose sin duda en uno de los mejores ratones gaming baratos del mercado, si no el mejor.

Roccat Kone Pure

 

 

El Kone Pure es un ratón ergonómico para diestros que tiene 7 botones programables y un sensor óptico Pro-Optic R7 de hasta 5000 DPI, por supuesto configurable a través del software unificado Roccat Swarm. Pesa tan solo 88 gramos, así que es ideal para movimientos rápidos, y gracias a su procesador ARM Cortex M0 interno cualquier movimiento y pulsación se registrará instantáneamente.

Krom KAMMO

Si buscas un ratón polivalente, sin duda debes tener en cuenta este Krom KAMMO, con sus laterales intercambiables que le dan un plus de versatilidad, especialmente si juegas a MMO y necesitas una botonera lateral con acciones adicionales. Tiene un sensor óptico PixArt PWM 3325 de hasta 5000 DPI y en total 14 botones programables.

SteelSeries Rival 110

Sencillo y efectivo. Este ratón de SteelSeries proporciona seis botones programables y un sensor óptico de hasta 7200 DPI, con la particularidad de que es capaz de registrar movimientos hasta a 240 pulgadas por segundo. Pesa tan solo 87,5 gramos, así que es ideal para juegos de acción rápida.

Razer DeathAdder Essential

Esta es una versión más sencilla del DeathAdder Elite, al que se le eliminan los dos botones superiores de cambio de sensibilidad y que en lugar de tener el sensor 5G de Razer, incorpora el 4G, de generación anterior, pero que aun así proporciona 6400 DPI de sensibilidad en un ratón de enorme calidad.

Mionix Castor

Que Mionix no sea una marca demasiado conocida en España no quiere decir que no sea de gran calidad, y ya pudimos comprobarlo cuando analizamos precisamente este Mionix Castor en su momento. Cuenta con un sensor PixArt PWM 3310 de hasta 5000 DPI, memoria interna y seis botones programables.

Corsair Harpoon

La versión más básica de la familia de ratones Harpoon de Corsair mantiene la calidad de los demás, pero a un precio más reducido. En este caso, incorpora un sensor óptico de hasta 6000 DPI y por supuesto iluminación RGB.

Logitech G402

Poco o nada podemos deciros de este famosísimo ratón gaming, el Logitech G402. Cuenta con ocho botones programables, un sensor óptico de hasta 4000 DPI y la calidad de siempre de Logitech.

Ozone M10

El fabricante Ozone también tiene ratones gaming baratos, y este M10 no tiene nada que envidiar a otras marcas en términos de calidad. A pesar de su bajo precio, cuenta con un sensor óptico de hasta 2000 DPI, 8 botones configurables con interruptores OMRON, y tan solo pesa 90 gramos.

Cooler Master MasterMouse CM310

Este ratón cuenta con un sensor óptico de 10.000 DPI configurables al vuelo con los botones dedicados para ello, cuenta con iluminación RGB, agarres de goma, cinco modos y efectos predeterminados, 100 gramos de peso y  una forma ergonómica para ambidiestros que lo convierte en una elección acertada para cualquier tipo de usuario.

Logitech G203 Prodigy

Logitech-G203-Prodigy

Terminamos con el ratón gaming más sencillo de Logiotech, el G203. En este caso cuenta con un potente sensor óptico de hasta 8000 DPI, con seis botones programables, iluminación RGB y memoria integrada para almacenar los perfiles y ajustes.