¿Necesitas un portátil gaming? Estos son los mejores por 600 euros

¿Necesitas un portátil gaming? Estos son los mejores por 600 euros

Javier López

El teletrabajo, las clases online, la movilidad de los nuevos trabajos y un sin fin de realidades que estamos enfrentando hoy en día nos obligan en muchos casos a adaptarnos a esta «nueva normalidad». Por lo tanto, un portátil se está haciendo imprescindible para poder encajar mejor en el día a día, así que ya que estás dispuesto a gastarte una buena cantidad de euros, ¿por qué no hacerlo con los mejores portátiles gaming por debajo de los 600 euros?

Los mejores portátiles gaming por menos de 600 euros

Lenovo Ideapad 330-15ICH

lenovo-ideapad-330

Es uno de los elegidos en la actualidad, ya que no es fácil encontrar modelos que puedan portar una tarjeta gráfica dedicada por este rango de precios. Hablamos de un Intel Core i5-8300H que llegará hasta los 4 GHz siendo un quadcore y que se verá acompañado de 8 GB de RAM DDR4 a 2400 MHz.

Aunque no porta de serie un SSD de 2,5 pulgadas, Lenovo ha incluido en este Ideapad un HDD de 1 TB al que acompañará un SSD M.2 NVMe de 128 GB, una combinación cada vez más usada en la gama baja que permite obtener las mejores características de los dos mundos sin disparar el precio.

Como tarjeta gráfica, porta una GTX 1050 con 2 GB de VRAM GDDR5 que podrá mover los principales juegos de eSport a una calidad más que decente en su pantalla de 15,6 pulgadas con resolución 1920 x 1080 píxeles. Llega con la particularidad de que obtiene Windows 10 de serie, algo que también se ve reflejado lógicamente en su precio.

Lenovo certifica su batería para una duración de hasta 6 horas, nada mal si contamos con que obtiene una capacidad de 30 Kw. Integra por supuesto Wi-Fi 802.11ac y Bluetooth en su haber.

Acer Nitro 5

Acer-Nitro-5

El segundo equipo dentro de este presupuesto es el Acer Nitro 5, un portátil de gama media puro que está a un precio realmente increíble. Partiendo de la base de que obtiene un i5-9300H (cuatro núcleos con HT) a una mayor velocidad de 4,1 GHz en Boost, estamos ante un equipo que no debe consumir mucho ni tampoco calentarse demasiado, algo que agradecerá su batería.

Incluye 8 GB de DDR4 2133 MHz en un solo módulo, el cual se ve acompañado de un SSD de 256 GB y donde se prescinde del uso de un HDD como almacenamiento auxiliar (no se puede tener todo a este precio).

Lo que sí incluye es una GTX 1050 de 3 GB con GDDR5 que al igual que el portátil de Lenovo tendrá que mover los juegos en una pantalla de 1920 x 1080 píxeles mediante un tamaño total de 15,6 pulgadas, siendo el tamaño medio típico en este sector.

Su batería se eleva hasta los 55W, por lo que deberíamos estar en una durabilidad de la misma de entre 6 y 8 horas aproximadamente según el uso.

Pesa 3,46 Kg, así que estamos ante un portátil bastante importante en este aspecto, sobre todo si contamos con sus dimensiones de 36,3 x 25,5 x 2,6 cm. Por supuesto, integra Wi-Fi 802.11ac y Bluetooth, aunque carece de unidad óptica como viene siendo habitual de un tiempo a esta parte.

Para poder ofrecer este precio, Acer no ha incluido Windows de serie, así que tendremos que instalarlo nosotros mismos, algo que no es mayor problema a día de hoy y menos en este tipo de portátiles gaming.