Siente el asfalto en casa con los mejores volantes para juegos de simulación

Los juegos de simulación de carreras son un género muy popular, independientemente de si estamos jugando a un juego de Fórmula 1, Rally, Super Turismos e incluso camiones de gran tonelaje. Tener un volante siempre les da valor a esos juegos y es por ello que hemos hecho una selección de los mejores.

Todos los que nos hemos pasado horas echando monedas en recreativas míticas sabemos lo que supone poder conducir con un volante con Force Feedback. De un tiempo a esta parte los juegos de carreras se han vuelto más cercanos a la simulación y la experiencia con un gamepad resulta pobre.

Nuestros criterios de selección

Volante Carreras

Los volantes que vais a ver en la lista no son el súmmum de la simulación, pero sí que los vais a poder encontrar en cualquier superficie sin problemas y ofrecen un salto de calidad para poder disfrutar de una mejor simulación a los juegos de carreras más utilizados en PC y consolas respecto a si jugáis a los juegos desde un mando de control.

Lo más importante a la hora de transmitir el realismo es el traslado de las fuerzas de la conducción real a la simulación. Con un mando de control normal no existen fuerzas en oposición que hagan resistencia al girar, Force Feedback. Tampoco hay complicaciones para frenar en el momento justo. Jugar a cualquier simulador de carreras con el volante y los pedales adecuados transforman cambian por completo la experiencia, los juegos alcanzan una nueva dimensión.

Volante Thrustmaster T300 RS

Volante Thrustmaster T300 RS

Se trata de un volante que dispone de la licencia oficial de Gran Turismo, por lo que es compatible con las consolas PlayStation 3, PlayStation 4 aparte del PC. También es compatible en PS5 de cara a jugar a los juegos de su antecesora que sean compatible con este volante.

En cuanto al volante, este es de 28 cm y se encuentra recubierto en toda su circunferencia con una goma que ayuda a que haya un mayor agarre. Pero, si no nos gusta este volante podemos cambiarlo por otro que sea también compatible con el sistema Thrustmaster Quick Release. En cuanto a la parte central, donde se encuentran los volantes, esta no es de plástico, sino de metal. Dando un aspecto de robustez a este volante para PC.

Thrustmaster R300 RS GT

El sistema de pedales incluidos con este volante recibe el nombre de T3PA GT Edition y sinceramente hemos de confesar que nos han gustado. Tienen un alto grado de sensibilidad y precisión al pisar sobre ellos. El hecho además que sean de metal les dan un toque de calidad adicional y el pedal de freno ofrece una resistencia extra dependiendo de la velocidad en la simulación. Y si su posición en altura te parece incómoda siempre los puedes ajustar.

En cuanto al sistema de Force Feedback, nos encontramos con un volante con una capacidad de giro de 1080º con un doble motor sin escobillas. Lo cual le da un excelente realismo a la hora de transmitir las complicaciones a la hora de conducir un coche a gran velocidad, aumentando así su nivel de realismo.

¿Un punto negativo para este volante? Carece de freno de mano y has de usar un botón para ello.

Volante Logitech G29 /G920

Logitech G29 G920

Nos encontramos ante otro de los volantes con licencia oficial de Gran Turismo, esta vez bajo la marca Logitech. Aunque también hemos decidido tener en cuenta su contrapartida para las consolas Xbox, el G920. Ambos son idénticos en especificaciones y funcionan en el PC. Dado que sus especificaciones son las mismas los vamos a tratar como un mismo volante.

La primera diferencia con el T300 RS de Thrustmaster la podemos encontrar en el hecho de que es imposible reemplazar el volante de la base para utilizar otro. Esto hace que escoger una versión u otra te ate a una plataforma. En cuanto a las calidades del volante de nuevo tenemos la circunferencia del volante en goma y la parte central en metal. La capacidad de giro del volante es de 900 grados, por lo que tiene una menor capacidad de giro que el modelo de Thrustmaster.

Volante Logitech G29

En cuanto a los pedales, tenemos 3 pedales en metal para embrague, freno y acelerador. Al igual que otros volantes tiene la capacidad de ofrecer resistencia en el freno para un mayor realismo. Una función que hemos visto también en el T300 RS GT.

¿Su punto débil? Su motor de Force Feedback es peor debido a que es donde Logitech ha recortado costes en esta función respecto a otros volantes. ¿Las consecuencias? Su sistema de Force Feedback es entregado por un simple motor que no ofrece una versión del todo precisa en comparación con los sistemas de correas y que se queda corta a los ojos de los usuarios más exigentes.

Volante Thrustmaster TMX Force Feedback

Volante Thrustmaster TMX Force Feedback

El volante Thrustmaster TMX esta diseñado para los usuarios con bolsillos más ajustados, pero no por ello estamos ante un producto de mala calidad. Se trata de un volante que solo es compatible con consolas Xbox y con Windows, por lo que no podréis utilizarlo en consolas PlayStation.

Al tratarse de una opción más barata que las anteriores que os hemos mencionado sufre de algunos recortes en su construcción. Por ejemplo su volante es totalmente de plástico en su parte central, siendo el agarre de goma en vez de cuero sintético. Algo que no gustará a los más puristas, pero que cumple de sobras con su función. Curiosamente no todo el volante es de plástico, sino que las levas para el cambio de marcha son de metal. ¿Su ángulo de giro? Entre los 270º y los 900º.

Si no os gusta el volante que viene de serie entonces lo podéis cambiar por otro, ya que también es compatible con el sistema Thrustmaster Quick Release, lo que os permitirá añadir un sistema de mayor calidad a futuro.

El Thrustmaster TMX también ha sufrido recortes de costes en lo que a los pedales se refiere, los 3 pedales de metal de otros modelos se han convertido en 2 pedales de plástico donde el embrague brilla por su ausencia. Esto significa que si os gusta jugar con cambios de marcha manuales en los juegos, entonces este no es vuestro volante. Pero todo tiene solución y es que podemos cambiarlos por otros de mejor calidad.

En cuanto a su sistema de Force Feedback, no hace uso de un sistema de dos correas como el T300 RS, pero sí que incorpora uno mixto de correa que le da un Force Feedback de calidad. Por lo que se puede decir que Thrustmaster no ha ahorrado en este aspecto. Lo cual es de agradecer, aunque lástima de las peores calidades en el volante y que no funcione con PlayStation.