La tarjeta gráfica que integra tu procesador, ¿qué VRAM usa en tu PC?

Es bastante bien conocido que las iGPU que actualmente están en el mercado son un gran salto adelante frente a lo que vimos hace solo unos años, pero esto está trayendo una consecuencia muy interesante a tratar: el rendimiento de su «supuesta» VRAM. ¿Cómo hace el procesador para asignar memoria gráfica a la iGPU? Y sobre todo, ¿cuánto depende el rendimiento de este tipo de memoria?

Desde siempre las tarjetas gráficas integradas tanto en placas base como en procesadores han dependido de memoria externa para poder ser usada como memoria RAM de vídeo o VRAM, pero de un tiempo a esta parte las asignaciones son distintas y conviene entender el por qué.

Tu iGPU sigue usando RAM del sistema como VRAM

Y lo hace por un motivo muy simple: el ratio beneficio/coste. Los procesadores que tienen iGPU y que no son llamados como tal APU porque prima la parte de la CPU sobre su contraria normalmente disponen de una tarjeta gráfica de bajo nivel, competente para ciertas tareas sí, pero no para gaming como tal. Por ello y aunque este tipo de dispositivo podría tener memoria HBM en su haber y lograr disparar el rendimiento debido a los costes finales para el precio del procesador esto no se hace.

AMD-HSA2

Pero es que tampoco se hace para las APU como tal y por los mismos motivos. La tecnología está, es madura, pero es cara de implementar y nadie en su sano juicio pagaría el sobrecoste, por lo que terminaría muriendo la gama de procesadores frente a la del rival. ¿La solución para tener VRAM? La de siempre, la de toda la vida: usar RAM del sistema, es decir, memoria DDR como intercambiadora de información.

La diferencia es la forma de asignar la misma por parte de tu PC, ya que antiguamente se reservaba una parte muy pequeña para VRAM, solo unos MB, hasta que el potencial de las iGPU despegó, los juegos demandaban más memoria de vídeo y se tuvo que cambiar el sistema.

Las API gráficas y la importancia de la velocidad

Algunas APU todavía permiten asignación máxima desde la BIOS/UEFI, pero como tal esto está tendiendo a desaparecer porque la memoria compartida o Shared Memory está haciendo un mejor trabajo actualmente gracias a DX12 y los drivers de AMD e Intel.

Normalmente el parámetro que define la VRAM en BIOS es el DVMT Pre-Allocated VRAM, donde por norma deja hasta 4.096 MB asignados. Windows y DX12 mediante lo que se conoce como hUMA (sobre todo en AMD) o Arquitectura de Memoria Unificada. Este sistema comparte la memoria RAM del PC con la iGPU y si nuestro procesador y plataforma lo permite este debería estar en AUTO, ya que será como decimos el sistema el que gestione aumentar o reducir el tamaño del búfer de fotogramas mediante un modelo de memoria coherente y bidireccional (HSA en AMD).

UMA

La proporción que se use de RAM viene determinada en parte por la asignación como memoria compartida, que al mismo tiempo se solapa con la Memoria Virtual de Windows si se diese el caso de falta de RAM en el sistema. Lo que hay que comprender aquí es que la API y el driver oscilarán la cantidad de VRAM asignada en una proporción entre 1:4 y 1:2, dependiendo del caso.

Es decir, si el sistema requiere 1 GB de VRAM para la iGPU nuestro PC debería tener 4 GB en el mejor de los casos y 2 GB en el peor. No es ni mucho menos una regla exacta, como decimos es gestionada de forma totalmente abierta y libre (si así lo indicamos en AUTO), por lo que la VRAM de tu iGPU sigue siendo y seguirá siendo en PC la RAM del sistema.

1 Comentario