Así es como Intel competirá en el mercado de tarjetas gráficas

Así es como Intel competirá en el mercado de tarjetas gráficas

Josep Roca

Hay cosas que se hacen rogar, y en el caso de las primeras tarjetas gráficas para gaming de Intel la cosa ha llegado a niveles completamente desesperantes. Con el tour de marketing de las últimas semanas hablando de las bondades del primer intento de la empresa fundada por Gordon Moore de competir contra AMD y NVIDIA, lo único que falta es por fin tenerlas en nuestras manos. Pues bien, parece que nos acercamos a la fecha indicada, ya que después de mucho esperar, por fin ya sabemos cuál será la gama de escritorio de las ARC Alchemist.

Resulta cuanto menos sorprendente que cuando quedan unas semanas para que NVIDIA presente sus RTX 40 y AMD ya haya hecho un adelanto de su próxima generación desde Intel decidan por fin lanzar sus ARC Alchemist. Las cuales llevan un retraso en su lanzamiento de varios meses, motivado en especial por unos problemas con los drivers que prometieron haberse solucionado ya hace tiempo. Esperamos ver el rendimiento final de estas tarjetas gráficas en los juegos, ya que no nos gustaría para nada ver la historia de la i740 repetida de nuevo.

Estas son las primeras ARC Alchemist para escritorio

En total serán cuatro las tarjetas gráficas que lanzará Intel para competir contra sus dos rivales, de las cuales las que más interés nos crean son la ARC A750 y ARC A770, con un rendimiento similar al de la RTX 3060 y las RTX 3060 Ti de NVIDIA. Estas dos tarjetas gráficas disponen de un bus de 256 bits de memoria GDDR6, pero con lo que nos hemos llevado una pequeña decepción es ver una configuración de 8 GB a estas alturas y más cuando existen chips GDDR6 de 2 GB disponibles.

ARC Alchemist escritorio

A Intel no le hubiese costado nada lanzar una ARC A750 con 16 GB de memoria RAM el mercado. Es más, tampoco entendemos la existencia de una A770 de 8 GB. Y lo mismo decimos del resto de fabricantes, usar chips de memoria GDDR6 de 1 GB nos parece un error, venga de quien venga y es una de las cosas con las que tendréis que ir ojo avizor a la hora de comprar una nueva tarjeta gráfica.

Dos GPU distintas para toda una arquitectura

La gama en total se basa en dos chips distintos, siendo el único que utiliza el ACM-G11 de 7200 millones de transistores, la A380, la cual por rendimiento no es una gráfica para gaming.

Intel Arc Alchemist

Los otros tres modelos hacen uso del chip ACM-G10, compuesto por tres veces más transistores y en tres configuraciones distintas.

  • A580 con 24 núcleos y 3027 ALU en FP32,
  • A750 con 28 núcleos y 3584 ALU en FP32
  • A770 con 4096 ALU FP32 en su interior.

Se trata de una arquitectura que soporta DirectX 12 Ultimate al completo, por lo que dispone de sus propios RT Cores para Ray Tracing, las llamadas RTU o Ray Tracing Units, con la cuales además ha demostrado un rendimiento por encima de las RTX 30 con trazado de rayos en los juegos. Y Tampoco nos podemos olvidar de los XMX Engine, las unidades tipo tensor para el algoritmo XeSS, la respuesta al DLSS de NVIDIA y el FSR de AMD. Ya para terminar, no podemos dejarnos  en el camino el hecho de disponer el mejor códec de video de todos los chips gráficos que hay en el mercado. ¿Será suficiente como para llegar a despertar el interés de los consumidores?

¡Sé el primero en comentar!