NVIDIA prepara una RTX 40 de 900 W ¿Vuelven las TITAN?

No es ningún secreto que la RTX 3090 no fue otra cosa que una NVIDIA TITAN encubierta, ya que hasta ese momento la nomenclatura más alta en las tarjetas gráficas de la marca de verde no iban más allá de las xx80 Ti. Pues bien, el rumor de que NVIDIA estaría probando una RTX 40 a 900 W ha disparado las sospechas de una GPU más potente que la RTX 4090.

Ayer os hablamos de la potencial gama RTX 40 de NVIDIA a través de una noticia. Donde os explicamos como RTX 4090 se basará en el chip AD102 y vendrá montada en una tarjeta gráfica con un bus de 384 bits GDDR6X y un TGP alrededor de los 600 W. Mientras que las RTX 3080 (Ti) tendrán especificaciones más similares a la actual generación y se basarán en el chip AD103 con especificaciones más similares a la actual generación de tarjetas gráficas.

Sin embargo, una de las informaciones que ha aparecido en las últimas horas habla de un hardware gráfico que iría más allá en consumo energético que 4090. ¿El motivo? Se habla de una RTX 40 con 900 W de consumo. Lo que la transformaría en la tarjeta gráfica con más consumo de un sistema informático. ¿Estamos ante el retorno de las NVIDIA TITAN? ¿Qué sentido tiene sacar una tarjeta gráfica con semejante nivel de consumo?

¿Una NVIDIA RTX 40 de 900 W de consumo?

Por lo visto existe una variante del chip AD102, en concreto el modelo AD102-4000. ¿Su particularidad? No se trata de un modelo que tenga una mayor cantidad de unidades, por lo que sigue teniendo sus 18.432 ALU en FP32, llamadas núcleos CUDA. Repartidos por los 144 SM dentro de la GPU. Eso sí, el cambio es el uso de GDDR6X en modo de bus compartido, de tal manera que en vez de tener 24 GB como la RTX 4090, la supuesta TITAN RTX 40 de 900 W dispone de 48 GB. Por lo que al igual que la RTX 3090 original tendría memoria en ambas caras del PCB.

El hecho de que aparezca una RTX 40 con el doble de capacidad de memoria no es algo que nos deba alarmar. Una de las mayores quejas sobre las RTX 30, en especial desde el mundo de la inteligencia artificial, es la poca memoria de la actual generación para trabajar con grandes volúmenes de datos. En cuanto a su consumo, el hecho de llegar a los 900 W a través de un doble conector PCIe 5.0 de 16 pines (12+4) demuestra que no se trataría de una tarjeta gráfica al uso. Eso sí, su mayor consumo permitiría velocidades de reloj no solo mucho más altas en la GPU, sino también en la VRAM.

Lo que sí que tenemos muy claro es que será un modelo muy escaso. Para empezar muy pocos chips y de gran tamaño llegan a altas velocidades de reloj y, por otro lado, serán necesarios mecanismos de refrigeración avanzados. Como es la utilización de refrigeración líquida e incluso el empleo de nitrógeno líquido para disminuir el consumo. En todo caso no creemos que aparezca para sistemas domésticos, ya las fuentes con el nuevo conector solamente disponen de uno.

¡Sé el primero en comentar!