La caída del precio de las GPU se retrasa por culpa de Ethereum

Las criptomonedas y en muy especial atención Ethereum son una fuente de ingresos a un coste «razonable» que usan como principal soporte de minado las tarjetas gráficas. No vamos a contar ni a perder tiempo en enfatizar sobre cómo se ha desarrollado este mercado y cómo ha perjudicado al usuario común, pero tras el anuncio por parte de los desarrolladores sobre el cambio de esta criptomoneda hacia un nuevo modelo de minado las esperanzas llegaban como agua en el desierto, pero… Las cosas no serán tan sencillas.

Hace casi un mes y medio hablamos sobre el cambio que va a experimentar esta criptomoneda, principal impulsora de los problemas de precios y stock de las tarjetas gráficas para gaming, en su modelo proof-of-work. Esto estaba planeado de inicio para final de año, por lo que todo jugador que se ha negado a pagar el sobrecoste de más del 100% del valor real de una tarjeta gráfica tenía los ojos puestos en 2022. Pues sentimos deciros que todo se va a retrasar y por bastante.

«The Merge» se retrasa, Ethereum se seguirá minando con GPU

NVIDIA-GPU-Ethereum-criptomonedas

El primer cambio que realizó Ethereum.org con su hard fork ha traído consecuencias nefastas para los activos basados en Ethereum, ya que se perdieron aproximadamente 2 mil millones de dólares en criptomonedas, pero al mismo tiempo hemos visto como el Hash ha aumentado gracias a los NFT y se recuperó gran parte de lo perdido.

Esto quiere decir que se siguen comprando y usando GPU para minar, así que la catástrofe no se produjo como tal y el mercado ha seguido igual o incluso peor para el usuario gamer común. Esto fue una decepción como tal, pero la esperanza seguía viva para final de este año. El problema es que según se informa hoy la llamada «The Merge» no se producirá hasta al menos la primera mitad de 2022, lo cual implica al menos 8 meses más de espera para que el mercado comience a regularizarse poco a poco.

Solapamiento de arquitecturas y precios

NVIDIA-RTX-4090

¿Qué va a ocurrir con este escenario ahora confirmado? Pues que los precios seguirán o bien subiendo o bien manteniendo el tipo. El stock ha vuelto a las tiendas, por lo que salvo algún modelo en concreto tenemos disponibilidad de modelos para comprar, así que esta excusa para el precio se ha volatilizado.

El escenario igualmente es dantesco, porque se seguirán vendiendo GPUs a precio de oro hasta casi la salida al mercado de las RTX 40 y con ello habrá un solapamiento de arquitecturas y de precios, ya que entonces las tiendas y fabricantes tendrán que bajarlos para poder venderlos, salvo que NVIDIA rompa la balanza aumentando todavía más los MSRP y entonces será la catástrofe total.

El nodo de 5 nm de TSMC no es nada barato, las obleas están por las nubes (+-20.000 dólares y subiendo) así que solo en GPU va a ser difícil contener el gasto sin incrementar precios. ¿Retrasará NVIDIA el lanzamiento? ¿Forzará la caída con la nueva arquitectura Ada LoveLace? Complicado de vaticinar, pero lo que ya es seguro es que mantendremos una situación similar a la actual al menos 7 u 8 meses más.