¿Te parecen caras las GPU? Pues subirán bastante de precio por la VRAM

Si la memoria RAM está por las nubes y tal y como vimos la semana pasada la tendencia va a ser alcista, ahora resulta que las VRAM no se van a quedar atrás y van a contribuir a una escalada de precios en las GPUs que más de un usuario va a tornar los ojos al blanco del cabreo o la desesperación. Según informa TrendForce, el precio de los contratos de este componente se va a disparar y con ello los precios finales de las GPU. ¿No son ya suficientemente caras?

Como seguro sabemos a estas alturas y a poco que nos hayas leído, el mercado de las NAND Flash donde se engloba a VRAM y RAM tiene una curiosa forma de operar debido al propio mercado y a la volatilidad de los acontecimientos. Tenemos el llamado «contract market» y el «sport market«, básicamente porque nadie quiere perder dinero y el precio se ajusta cada poco tiempo, así que lo firmado se cumple en volumen de chips y poco más realmente. Por ello, los últimos informes apuntan a que la memoria de las GPUs va a cambiar sus precios y subirán incluso en cifras de dos números.

Los contratos subirán e impulsarán una subida no concretada para los spot

precios-VRAM-2021

Lo que sí sabemos, al menos por el informe facilitado, es que en los contratos para el precio de la VRAM más solicitada como son las GDDR6 y GDDR6X subirán. Es decir, los acuerdos por volumen y precio van a ser revisados en el llamado mercado de contratos principalmente por dos razones de calado: el volumen de suministro ha sido un paupérrimo 30% y por otro lado la escasez de oferta persistirá al menos un trimestre más.

Por ello, los precios serán revisados al alza entre un 8 y un 13%, lo que significa que al menos tendremos esta subida para como mucho mediados de este mes y una estimación real en el spot market que seguramente será superior.

Estas dos cifras evidencian que, como mínimo, esa será la subida, pero no fijan lógicamente un máximo, sino que se deja al mercado fluctuar para ganar con ello más dinero con un aumento mayor de estos valores.

Cuatro factores para explicar el precio de las VRAM

TrendForce enumera hasta cuatro factores para todo lo comentado hasta ahora. El primero es que la demanda del mercado de PC sigue y seguirá siendo alta (algo normal si tenemos en cuenta que no hay GPUs en stock), mientras que en segundo lugar tenemos el hecho de que los proveedores de RAM han priorizado la asignación de la producción a NVIDIA porque esta última no entiende sus GPUs si no hay VRAM disponible, es decir, van de la mano.

En tercer lugar y según se informa, la industria tiene que elegir entre producir chips de 8 GB o de 16 GB, porque comparten procesos de fabricación, por lo que el volumen de Xbox Series X y PS5 decanta la balanza para satisfacer las necesidades de los usuarios con estas consolas.

Por último, los servidores se han vuelto hambrientos de RAM por las necesidades crecientes del sector y se estipula que con las nuevas plataformas de AMD e Intel y sus CPUs el sector tenga una demanda mucho más alta y creciente al menos hasta 2023.

Ya fuera de estos puntos, está el descenso y casi nula producción de GDDR5 y otras VRAM minoritarias, ya que el mercado se ha movido en su totalidad a GDDR6, por lo que aunque pueda parecer lo contrario en el estado actual del mercado eso significa que los precios de la primera bajan, mientras que los de la memoria que interesa ahora suben ante la falta de opciones y la demanda descomunal.

¿De cuánta subida del precio de las VRAM estamos hablando realmente? Contando con que la GDDR6 es uno de los componentes más caros de cualquier GPU (no digamos GDDR6X), la subida en las GPUs se va a dejar notar en bastantes euros, así que aunque haya stock en unos meses, el precio seguirá alto.