¿Quieres una RTX 4090 Ti? Más vale que tu caja sea grande

Hace poco, se desvelaron unos supuestos renders de las GPU de próxima generación (Ada Lovelace) de NVIDIA, las GeForce RTX 4090 Ti y RTX 4090, mostrando el enorme disipador renovado del modelo Founders Edition… tan enorme que más vale que quien pretenda comprar una de estas nuevas tarjetas gráficas tenga una caja para PC de grandes dimensiones, y no solo por el largo de la gráfica sino también porque ocupará 3 zócalos PCI de ancho.

Hace ya semanas que las filtraciones sobre la próxima gráfica buque insignia de NVIDIA, la RTX 4090 Ti, se han ido sucediendo unas detrás de otras. En algunas de estas filtraciones ya pudimos ver su disipador, pero realmente con imágenes poco convincentes que mostraban un diseño exactamente igual que las Founders Edition de ediciones pasadas. Eran poco convincentes por el simple hecho de que con estos disipadores, difícilmente se podría gestionar el calor generado por el enorme TDP que portarán estas GPU.

¿Será este el disipador de las RTX 4090 Ti?

Esta nueva filtración nos muestra un conjunto de renders para estas gráficas con chip AD102 desde varios ángulos, lo cual nos ha permitido ver y hacernos una idea de las enormes dimensiones que tendrá esta tarjeta gráfica. Supuestamente, estos renders se han realizado utilizando información reunida desde diferentes fuentes, así que hay que «cogerlo con pinzas» porque no tienen por ahora nada de oficial.

Disipador RTX 4090 Ti

Como se puede ver, el grosor de esta supuesta RTX 4090 Ti es tremendo y ocuparía un poco más de 3 zócalos PCI, convirtiéndose con toda probabilidad en la tarjeta gráfica para consumidor de mayores dimensiones de la historia. Según la fuente, estos disipadores estarían diseñados para gestionar sin problemas GPUs con TDP de 450 a 600W, que es precisamente con lo que nos vamos a topar en la próxima generación de tarjetas gráficas de NVIDIA.

Por otro lado, y según filtraciones anteriores que ya vimos hace un tiempo, la serie GeForce RTX 40 utilizará disipadores similares a los que usa la serie RTX 30 existente pero con algunos cambios internos. En teoría, el disipador Founders Edition de las RTX 4090 Ti y RTX 4090 tendrá un grosor de entre 3 y 3,5 ranuras PCI y contará con más aletas y más superficie para mejorar su eficiencia térmica pero, ¿será esto suficiente para mantener bajo control la temperatura de las GPU Ada Lovelace de próxima generación?

Si tenemos en cuentas que las actuales RTX 3090 y RTX 3090 Ti comparten el mismo disipador a pesar de que el TGP de esta última es un 30% superior (450W frente a 350W) y a pesar de ello las RTX 3090 Ti se mantienen a una temperatura aceptable, podemos afirmar que el diseño actual puede soportar hasta 450W. Por este motivo, no es absurdo pensar que esta versión actualizada, mucho más grande, podrá manejar fácilmente hasta 600W.

Solo las cajas de PC más grandes podrán con la gama alta de NVIDIA

La próxima generación de tarjetas gráficas (y aquí ya no es solo NVIDIA, sino también AMD) parece que va a ser la más potente de la historia, pero a costa de fuerza bruta; con esto nos referimos a que sí, las nuevas gráficas van a elevar las cotas de rendimiento hasta límites insospechados, pero a coste de tener un gran consumo y de generar muchísimo más calor, hasta tal punto que se ha tenido que modificar el diseño de los disipadores para poder darles servicio correctamente.

Gráfica NVIDIA

Ya hemos visto con anterioridad que esto ha supuesto que los usuarios vamos a necesitar actualizar la fuente de alimentación del PC si queremos tener una de las próxima GPUs de la marca, puesto que ya se está hablando de cifras de 1200W para poder tener un funcionamiento adecuado. Por otro lado, y visto el tamaño de los disipadores que, supuestamente, van a utilizar estas gráficas, también va a suponer el preparar una caja de gama alta con mucho espacio interior para poder darles cabida, y ya no solo por su longitud sino también por su grosor.

Otro dato que no muchos medios parecen haber tenido en cuenta es que, con el tamaño y peso de estas gráficas, también se va a correr el riesgo de que se doblen o de que se parta el zócalo PCI-Express. Esto significa que sería más que recomendable el tener una placa base con los zócalos PCIe reforzados, así como utilizar un soporte para colocar en la parte trasera de la gráfica y así obligarla a que se mantenga en posición y que no se doble hacia abajo por el peso.