NVIDIA: «lo que pagas por tu gráfica no tiene que ver con su precio»

Debido a la escasez de componentes y a la falta de stock que estamos viviendo en los últimos meses, comprar una tarjeta gráfica a buen precio puede ser casi una misión imposible. Tras un comentario muy controvertido en el que afirmaban que los jugadores tenían que gastar 300 dólares extra para actualizar a una gráfica Ampere, ahora NVIDIA ha vuelto a salir a la palestra para explicar que lo que los usuarios pagamos por las tarjetas gráficas no tiene por qué coincidir con el precio de venta sugerido por el fabricante.

Tras el lanzamiento de la serie RTX 30 de NVIDIA, el precio oficial recomendado para las tarjetas gráficas se vio ligeramente reducido; sin embargo, el posterior auge de la minería de criptomonedas ha provocado que el precio de las tarjetas gráficas se vaya fuera de control, y según los datos de la propia NVIDIA, de media los usuarios hemos tenido que pagar 300 dólares adicionales para comprar cualquiera de sus GPU (aunque como hemos visto, en España hemos llegado a ver precios en tiendas que eran el doble del precio recomendado por la marca).

¿Qué pasa con el precio de las gráficas de NVIDIA?

Durante la conferencia para inversores de esta semana, el vicepresidente de NVIDIA, Jeff Fisher, habló sobre las ventas de tarjetas gráficas basadas en arquitectura Ampere, la serie RTX 30, y dijo que han vendido millones de unidades, generando unos ingresos de récord a pesar de que lo que la compañía percibe por las ventas de sus productos no tiene que ver con el precio real que pagamos los usuarios.

Precio tarjetas gráficas NVIDIA

Si enfocamos esta declaración desde otro ángulo, lo que podemos concluir de ello es que si por ejemplo NVIDIA le pone un PVPR (precio de venta recomendado) de 699 Euros a una tarjeta gráfica, no importa si luego la tienda la vende a 699 o a 999 Euros, ellos van a ganar el mismo dinero (por lo que da a entender que la diferencia que estamos pagando de más no se la lleva NVIDIA, sino el distribuidor, la tienda, o cualquier otro componente de la cadena).

Fisher también mencionó que hoy en día las tarjetas gráficas ofrecen más valor que nunca, motivo por el que merece más la pena pagar un sobreprecio que antes y así lo han demostrado los gamers, pues las ventas han batido todos los récords. Parece claro que hoy en día a los gamers no les importa pagar más dinero por la tarjeta gráfica mientras esta proporcione el rendimiento que estaban buscando.

Entonces, ¿las gráficas serán ahora más caras?

Lo que NVIDIA nos ha querido decir con todo esto, o al menos esa es la conclusión que sacamos nosotros, es que incluso si dejamos de lado el encarecimiento del precio de las tarjetas gráficas provocado por la alta demanda y la falta de stock, los jugadores parecen muy dispuestos a pagar más por sus tarjetas gráficas, puesto que según los datos de NVIDIA incluso aunque esta última generación ha sido más cara que la anterior (y la siguiente será más cara que esta), el nivel de ventas ha crecido (generándoles más ingresos, claro, como se puede ver en la diapositiva que os pusimos en la sección anterior).

Gráfica NVIDIA

Así pues, y respondiendo a la pregunta del titular de esta sección, efectivamente parece ser que las tarjetas gráficas serán cada vez más caras, y no porque haya especulación o falta de stock, sino porque cada vez ofrecen más y más mejoras, unas mejoras que tienen detrás mucho esfuerzo, tiempo y dinero de desarrollo, que proporcionan grandes beneficios a los jugadores, y por las que merece la pena pagar (o eso dice NVIDIA).

Puede que tras esto lleguemos al punto de que cuesta más comprar una tarjeta gráfica que todos los demás componentes del PC (bueno, en los modelos de alta gama ya es así), pero lo que también tenemos claro es que por muchas mejoras y rendimiento que nos ofrezcan en los modelos tope de gama, al final las gráficas más vendidas siempre son las de gama media.