NVIDIA podría renunciar a comprar ARM, ¿superará la fecha límite?

La compra de NVIDIA hacia ARM está obteniendo cada día que pasa tintes más oscuros, y es que tras la negativa de empresas de su propio país ahora se informa de nuevos contratiempos que podrían hacer que los de Huang dejaran atrás dicha compra con Softbank. Aunque no lo parezca, estos movimientos tienen una fecha límite y ahora la conocemos. ¿Podrá NVIDIA ir hacia delante con la adquisición de ARM?

Hay varias maneras de tumbar un acuerdo, una compra o simplemente un negocio para dos empresas. Pero lo de NVIDIA y ARM puede tornarse en una nueva manera de frenar todo lo hecho, ya que un nuevo factor entra en juego a partir de ahora: la demora.

NVIDIA en serio riesgo para comprar ARM por los reguladores

Nvidia ARM

Que la adquisición de una hacia la otra no ha hecho nada de gracia en ninguna parte del mundo no es un secreto. Google o Microsoft por ejemplo ven con malos ojos este movimiento y los propios gobiernos no lo tienen nada claro. El mejor ejemplo es el propio Reino Unido, sede de ARM y donde están surgiendo los mayores problemas debido a que los reguladores ahora están dando nuevas fechas de resolución del caso: otoño de este mismo año.

Según se informa, desde la Comisión Europea se han deslizado unas declaraciones bastante interesantes:

NVIDIA aún no ha presentado una solicitud para cerrar el trato con la Comisión Europea porque los funcionarios le han dejado en claro a la compañía que necesitan hasta septiembre para recopilar suficiente información para aceptar la solicitud formal para su aprobación.

Es decir, NVIDIA se enfrenta a retrasos considerables, pero ni mucho menos estamos ante el peor de los casos, ya que en otros mercados la situación está muy tensa. Concretamente en China, NVIDIA ha presentado formalmente la aprobación de los reguladores de dicho país en un movimiento muy inteligente.

Y lo es porque según las fuentes, es poco probable que China dicte sentencia antes de la fecha límite para el acuerdo: marzo de 2022.

Extensión del periodo hasta septiembre de 2022,  ¿y después?

nvidia-arm-2

Como todo acuerdo el que rige la adquisición NVIDIA-ARM tiene una extensión de la fecha, en concreto hasta septiembre de 2022, pero y después ¿qué pasará? Si los reguladores no dan su visto bueno se va a producir un movimiento poco visto: se cancelaría la adquisición. Pero NVIDIA tiene fe como deslizan sus declaraciones:

Muchas jurisdicciones tienen un período de pre-notificación, donde las partes tienen un diálogo detallado y continuo con los reguladores. Nuestras conversaciones con los reguladores han sido exhaustivas y constructivas. Continuaremos trabajando durante todo el verano, como habíamos anticipado todo el tiempo, y esperamos cerrar a principios de 2022.

Los mercados y analistas no parecen tenerlo tan claro, puesto que muchos afirman que esta adquisición no se producirá finalmente, otros dan porcentajes inferiores al 10%, varios informes independientes sugieren que los inversores se mantienen escépticos y que NVIDIA tendrá que pagar la tarifa de ruptura que asciende a nada menos que 1,25 mil millones.

Todo está en contra de NVIDIA, así que será interesante ver cómo se desarrolla el acuerdo, porque hablamos del dominio mundial de chips de bajo rendimiento para todo tipo de dispositivos e industrias y los países y empresas están totalmente en contra de dicha compra por motivos obvios.