¿Por qué ARM está ahora tan de moda? ¿por qué le interesa a NVIDIA?

Aunque ARM parece que es una empresa bastante nueva, la realidad es que tiene una gran trayectoria en lo temporal y aunque está actualmente en boca de todos, su camino no ha sido fácil. NVIDIA ha comprado a la compañía y está intentando cerrar los acuerdos con varios países para que den el visto bueno a dicha adquisición, pero ¿por qué ahora es tan popular? ¿por qué NVIDIA se ha lanzado a por ella?

El impulso de ARM como compañía ha llegado desde hace al menos 15 años, cuando un mercado como el de los móviles no parecía poder despegar hasta donde está hoy, y al mismo tiempo, Intel no entraba en la disputa por considerarlo un mercado residual. Ese error permitió que ARM entrase al mercado generalista con un concepto nuevo: el mejor rendimiento por vatio del mercado en cada diseño, lo cual se ha demostrado que es un camino tan bueno como el de Intel o AMD.

NVIDIA se lanza a la compra para dominar una gran parte del sector

NVIDIA-ARM-Holding

No vamos a hablar del ascenso meteórico de ARM en los últimos años, eso es evidente, pero el estar tan de moda y ser un objetivo estratégico en la industria ha tenido sus consecuencias. Y esto es debido a varios factores totalmente distintos que conviene analizar para entender dónde estamos y hacia dónde vamos a movernos.

En primer lugar, tenemos que hablar del declive de Intel, del alza de AMD y de cómo ambos avanzan a un ritmo más lento del habitual, donde además, las fundiciones de menor calado hasta hace poco, han alcanzado al gigante azul y lo han superado en nodos de alto rendimiento.

El hecho de que las frecuencias estén algo atascadas también implica un parón en la industria, donde se busca mejorar la arquitectura para conseguir más IPC, mientras que el número de núcleos promedio ha aumentado de un tiempo a esta parte, pero ahora mismo está parado.

En segundo lugar, los clientes de AMD e Intel ven como licenciar con ARM es mucho más sencillo y barato, donde los gigantes del sector como AWS son integradores de sus propios sistemas, por lo que incluso diseñan el hardware a su medida, y por lo tanto el software es adaptado a la perfección.

El software está siendo parte fundamental para el cambio

ARM x86

Por último y no menos importante, tenemos el software. Incluso Microsoft está virando hacia un entorno compatible con ARM en Windows 10, por lo que hablamos del mayor sistema operativo dando soporte a la arquitectura de menor calado potencial, pero mayor implementación global. Windows como tal perdió estrepitosamente la batalla contra Android e iOS, pero dado que cada vez más portátiles, Notebook o Chromebook hacen acopio de chips o SoC ARM, el gigante del software tiene que mover ficha.

Tampoco podemos olvidar el hecho de que ARM como ecosistema permite más diseños e interacción de productos que AMD, los cuales o el volumen de ventas del chip en cuestión es enorme (véase los SoC de PS5 o XSX) o no investiga para ofrecer productos personalizados a tan alto calibre.

Esto quiere decir que hay mucho más potencial en ARM que en x86 con Intel y AMD, solo hay que mirar lo conseguido con Apple y su M1. NVIDIA ha sido consciente de esto y quiere hacerse con el negocio al completo, lo que lógicamente suscita recelo entre gobiernos, empresas y países, ya que estamos hablando de poner el mercado más lucrativo y con mayor expansión (Internet de las cosas) en manos de una compañía que encima es un gigante y que podría hacerle frente a sus dos principales rivales en el mercado de inteligencia artificial y servidores.

¡Sé el primero en comentar!